Felipe Calderón: de Presidente del empleo a TAPETE de Peña

El lamentable papel del ejecutivo, desde el inicio de su campaña electoral: "presidente del empleo" hasta súbdito de Enrique Peña Nieto

   “Yo voy a ser el Presidente del Empleo” nos decía Felipe Calderón antes de las elecciones presidenciales del 2 de julio del 2006. Tres años después se perderían 735 MIL EMPLEOS FORMALES a lo largo del país (INEGI, 2009). “Sólo es un catarrito” justificaba su gran Secretario de Hacienda, Agustín C. “La CRISIS vino de ajuera” nos recetaba el mismo Felipe.

Y es que Felipe de Jesús Calderón Hinojosa tiene PRETEXTOS para TODO.

Luego del, por decir menos, DUDOSO triunfo de Felipe y de una toma de protesta que requirió de una enorme producción televisiva para evitar mostrar a toda costa la entrada de éste por la puerta de los baños de la cámara de diputados y la protesta que se llevaba a cabo, Felipe, dotado de una personalidad ORGULLOSA, PUERIL y muy FRÁGIL, no se podía quedar con los brazos cruzados ante tales hechos, tenia, debía, necesitaba, “le urgía” sentirse querido, amado, aplaudido y sobre todo legitimado...

Primero reuniría en Palacio Nacional a los “líderes” de México para decirles de voz propia y con una producción teatral digna del DICTADOR de Corea del Norte: “HAIGA SIDO COMO HAIGA SIDO, YO GANÉ”… recibiendo decenas de aplausos.

Luego, y a escasos 25 días de tomar el cargo supremo, y en un arranque de poder, tomó la decisión, él sólo, de iniciar lo que él mismo llamó: LA GUERRA CONTRA EL NARCO. Esa decisión pueril, populista y carente de un análisis profundo provocaría 6 años después: 100MIL MUERTOS, 50MIL DESAPARECIDOS, la etiqueta a México de ser un PAÍS VIOLENTO y MALO con más muertes que IRAK y la condena a su partido, el PAN, a ser el GRAN PERDEDOR del 2012.

Felipe Calderón, como lo hacen todos los candidatos de derecha (Rajoy en España), no solo no cumplió ninguna de sus promesas de campaña sino que hizo todo lo contrario:

Prometió bajar impuestos pero subió el IVA de 15 a 16% e inventó el IETU.

Prometió manejar “en caja de cristal” los impuestos de los ciudadanos pero hoy no sabemos como diablos un muro forrado de cuarzo (La Estela de Luz) pudo alcanzar un costo de mas de MIL MILLONES DE PESOS, la mitad de lo que costó el edificio que tiene enfrente (La Torre Mayor, el rascacielos más alto de Latinoamérica).

Prometió ser el Presidente del Empleo creando mínimo 1 millón de empleos por año (la mitad de los que se necesitan) pero en 6 años solo se crearon NETOS 300 mil empleos formales.

Y podría enumerar muchas…

Felipe Calderón ha autonombrado a su sexenio, LUEGO DEL FIASCO DEL EMPLEO, como el sexenio DE LA INFRAESTRUCTURA, DE LA CALIDAD DE LA EDUCACIÓN, DE LA SALUD, hasta DEL RECORD GUINESS. Pero lo cierto es, que Felipe Calderón ha hecho LO MINIMO que se espera que haga el Presidente de una nación. ¿O no?

3 Secretarios de Gobernación muertos, los 3 por la misma causa. La corrupción imperante en la oficina presidencial que impidió la adecuada revisión y mantenimiento de las aeronaves es algo que a pocos les hace ruido… y es lamentable. Lo bueno es que ya les va a construir sus bustos.

El gran sueño de Felipe siempre ha sido ser recordado como el mejor presidente de la historia, sus SPOTS MILLONARIOS que empiezan a salir y no terminarán hasta el último día de su gobierno me lo confirman, pero desafortunadamente para él, NO SERÁ ASÍ y lo sabe.

Le quedó debiendo mucho a México, lo dividió en 2006 y por NADA.

Hoy a lo único que se dedica, además de AUTOENGRANDECERSE y JUSTIFICARSE por medio de SPOTS de televisión, es a evitar que el gobierno que viene, el del PRI, le valla a querer hacer rendir cuentas de los miles de muertos de su gobierno o como los pseudoperiodistas Ciro y Marin los llamaran en tono burlón: “LOS MUERTOS DE CALDERON”.

Y por eso el último papel al que juega Calderón es a ser el TAPETE de Peña. Y valla que se esta esforzando…

Le va a dejar a Peña un regalito: UN AVIÓN PRESIDENCIAL con un costo de más de 10MIL MILLONES DE PESOS (5 veces más lo que costó La Torre Mayor, repito, el rascacielos más alto de Latinoamérica y 10 veces más costoso de lo que costó el Avión Presidencial de Obama).

Pau Peña y su novio, el que nombró a los votantes de su suegro PENDEJOS, ENVIDIOSOS y del PROLE, se darán unos viajes de ensueño… y gracias a Felipe Calderón.

0
comentarios
Ver comentarios