Columnas

AMLO viene a la cuna de la IP y en su merienda-cena con empresarios no estará el presidente del CCE

Carlos SalazarEspecial

Exclusiva: AMLO viene a la cuna de la IP y en su merienda-cena con empresarios, NO estará el presidente del CCE, Carlos Salazar Lomelín.

Irreverente

Ahora sí, de plano, no lo entiendo. De todos modos, bienvenido sea a éstas bárbaras y pandémicas tierras del norte.

Les platico: tengo los nombres de 7 de lo que queda del otrora influyente "Grupo de los 10", que hasta ésta hora han confirmado su asistencia a la merienda -porque cena no puede ser a las 7 de la tarde- en la casa hípica de Alfonso Romo, el ex jefe de la oficina de la presidencia del gobierno de la 4T.

Pero no puedo mencionarlos porque capaz de que al leerse aquí, no vayan, por aquello del sacrosanto hermetismo con el que se está llevando la agenda de ésta visita del inquilino de la suite presidencial del Palacio Nacional.

EXCLUSIVA DE SU IRREVERENTE SERVIDOR

Y contrario a lo que muchos medios de comunicación publican hoy, les tengo una exclusiva:

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial; el representante del santo grial del empresariado mexicano; el líder del organismo emblemático de la IP; el que es reconocido internacional y nacionalmente como portavoz de la empresa mexicana; el que representa a las grandes, medianas y pequeñas empresas, CARLOS SALAZAR LOMELÍN, NO ESTARÁ EN DICHA MERIENDA-CENA.

Mil y una conjeturas se van a leer de este acto inusitado.

Sí, inusitado, porque ¿a quién se le ocurre no darle un lugar -y SU lugar- al presidente del CCE, en la suntuosa y opulenta mesa rodeada de relinchos -de caballos, por supuesto- donde Poncho Romo sentará hoy a AMLO en la cabecera norte, con Tatiana Clouthier a su diestra y 7 -si no es que menos- de los mandones o los hijos de los mandones, de los Vitro, los Alfa, los Cemex, los Lamosa, los Soriana, los Xignux, los Value...?

Ups, se me chispotearon los nombres de esas empresas. Qué bueno que no así los nombres de sus dueños o de los juniors de los dueños que ahí estarán...

DATOS Y HECHOS

Poncho Romo ya no es el enlace del presidente AMLO con el empresariado mexicano. Bueno, nunca lo fue, porque de florero no lo bajaban sus propios achichincles en la oficinota que ocupaba en el ala derecha del segundo piso del Palacio Nacional.

Entonces, la que en su caso podría haber fungido como organizadora y anfitriona de esta merienda-cena es Tatiana Clouthier, pero ni cómo, porque apenas está "tomando las riendas" de la Secretaría de Economía y en su casa de la Mirasierra en SPGG, no cabría tanta gente.

Además, no le veo capacidad organizativa para armar un aquelarre como el sucintamente expresado.

Y si no fuera ella, a quien le tocaba por derecho propio y giro del hecho, armar esta reunión, es a Carlos, porque tiene más ascendencia, relación y tablas entre el empresariado regio y nacional, que la hija de Maquío, e incluso que del mismo Poncho, por lo que muchos ya sabemos.

Si el ex jefe de la oficina de la presidencia fue quien diseñó la agenda de la merienda-cena, ya valió madres el asunto.

Porque para poner sobre la mesa los temas de la pandemia y la forma desastrosa en que se está manejando el asunto de las vacunas; la eliminación del outsourcing y la activación de la actividad económica, el evento no ocupa guajes para nadar.

MÁS IMPORTANTE QUE LOS TEMAS, ES EL TONO

Aquí el meollo del asunto está no tanto en los temas, sino en el tono con que se tendrán que tratar los vericuetos de la esgrima verbal, que seguramente se va a dar entre el florete de AMLO y los de los mandones o los de los juniors de los mandones de la IP regia.

Con estos ojos que serán cremados por los hornos de la funeraria a donde me lleve la irreverente de mi Kalifa, vi la agenda.

Es más, vi el menú. Es más, vi el especial que pidió uno de los que estará presente, por aquello de su dieta rigurosa, que no pierde ni aunque fuera a tomarse el té con la Reina Isabel de Inglaterra.

¿Les digo algo? Al final de la merienda-cena van a salir como llegaron: AMLO amarrado en su postura de que las vacunas nomás las puede aplicar el gobierno de la 4T por indicaciones del bufón del Palacio, López-Gatell.

El madrazo a los outsourcing va, porque es una cuna de lavaderos y de evasión al fisco.

El programa de inversión y obra pública está enmarcado dentro del presupuesto que como propuesta envió AMLO a los órganos legislativos y que ya fue palomeado por la mayoría de Morena y sus partidos rémoras.

Así, los "representantes" de la IP regia van a salir de la mentada merienda-cena con el sabor en sus bocas, del camote que les harán degustar y deglutir las huestes culinarias dignas de la Guía Michelin, al servicio de Romo, y de sus caballos.

CAJÓN DE SASTRE

"Valiendo madre llamando al Santo, como diría Blue Demon... y también tu abuela", dice la irreverente de mi Kalifa, todavía desde su reducto en la ciudad mas protegida del mundo...