Columnas

Piratería: Negocio redondo en México

Piratería en MéxicoInternet

 

Estimaciones realizadas el pasado año por el Centro de Investigación para el Desarrollo A.C (CIDAC) y la American Chamber of Commerce of Mexico, estimaron que el país perdería aproximadamente 43 mil millones de pesos a consecuencia de la copia y distribución ilegal de copias no autorizadas de productos protegidos por el derecho de propiedad intelectual e industrial, sólo para dimensionar el grave problema que se presenta en México en esta materia basta con decir que el costo de la piratería es equivalente a 28% más que el presupuesto total para el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) e irónicamente 34 veces más que el presupuesto del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, esto sólo durante 2015.

¿Qué estamos haciendo los mexicanos para combatir a la piratería? Muy poco, una estimación realizada por Forbes asegura que 8 de cada 10 mexicanos han comprado un artículo considerado pirata una vez, es importante mencionar que, para el colectivo social, la piratería no es considerada como algo grave, esto a pesar de que saben que es una práctica ilegal pero poco combatida institucional y políticamente, aunado al hecho de que es socialmente aceptada. Grave es el diagnóstico que nos proporciona el CIDAC debido a que año con año el costo económico para México se incrementa considerablemente.

Quizá muchos tengan la idea que la piratería está limitada únicamente a productos audiovisuales, electrónicos o de vestimenta y calzado, sin embargo, la realidad que es son una docena de productos los que son copiados y comercializados de manera ilegal en nuestro país, por ejemplo: los productos farmacéuticos, cosméticos, lociones y perfumes; enseres domésticos, electrodomésticos, bebidas alcohólicas y productos de tabaco; libros, audio y películas. Todos estos productos fueron identificados como elementos susceptibles y vulnerables para la piratería gracias a la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) elaborada por el INEGI en México.

Gracias a la encuesta realizada durante el año 2014 por el CIDAC se pudo determinar que el producto más recurrente de la piratería en México es la música a través de los discos compactos, seguido por las películas en formato DVD y finalmente los relojes, carteras y lentes. Sin embargo, es necesario ir más allá de las cifras para conocer el por qué en México la piratería es un negocio redondo para algunos y una salida para otros; es preciso decir que la principal motivación para comprar piratería entre los mexicanos es el precio del producto que es ofertado, seguido por la facilidad para ser adquirido y aún con menor estima queda el que el producto pirata sea similar al original que pretende imitar; vale decir que atrás queda el atributo de la calidad del producto.

El principal foco de producción y distribución de la piratería en todo el país se encuentra en los mercados y tianguis, en los puestos ambulantes, en domicilios particulares y ahora con un crecimiento considerable en diversas páginas de internet donde más del 50% de los usuarios de internet reconocieron haber descargado música pirata, películas u otro contenido. Para muchos, la piratería puede ser el menor de los males que enfrente México hoy día, sin embargo, es necesario comenzar a producir medidas verdaderamente efectivas en contra de este gigantesco mal que poco a poco devora más el mercado de productos protegidos en donde se imprime el trabajo y el esfuerzo de sus creadores. Asimismo, es necesario incentivar la creación y el fortalecimiento del mercado formal y legal; para tratar de recuperar parte del terreno robado por la piratería y las falsificaciones.