Columnas

Parálisis política. El blindaje del precio del barril de petróleo

Baja en los precios del petroleoInternet

El Gobierno anunció la cancelación de las rondas petroleras

Por una guerra de precios entre Rusia y la OPEP los precios del petróleo se cayeron hasta un 50%, la mezcla mexicana de estarse vendiendo arriba de los 50 dólares, actualmente tiene un precio inferior a los 25 dólares, México no tiene nada que ver en esta crisis, de hecho México está protegido por la cobertura petrolera, el gobierno del presidente López pagó el correspondiente seguro, ese que criticó en los sexenios de los presidentes corruptos, para garantizar un precio de barril en 49 dólares.

No hay problema para México en cuanto al precio de barril de petróleo para 2020, el problema se dará en el 2021, en el presupuesto del próximo año deberán contemplar una reducción en sus ingresos petroleros de 24 dólares y siendo conservadores, el congreso deberá estimar un precio por barril de petróleo para 2021 de 20 dólares si la situación permanece como ahora, es decir de los 49 dólares de cobertura que contrató para 2020, la administración de López Obrador deberá estimar un ingreso por barril petrolero apenas de 25 dólares, 50% de lo estimado en 2020, después de esa cifra, todo será “ganancia”.

Si el precio de petróleo se empieza a vender en 30 dólares para 2021, la estimación tendrá un ingreso adicional de 5 dólares por barril, sin embargo, siguen siendo más de 20 dólares menos por barril del precio de cobertura para 2021, definitivamente todo un caos, partiendo del hecho de que la proyección económica del presidente López está basada en el petróleo.

El asunto es que el presidente López cree que la producción petrolera debe estar a cargo del gobierno, a través de PEMEX, declara que los resultados de las rondas no han sido satisfactorios ya que, de la producción petrolera, el resultado de las rondas arroja una cantidad mínima, según el diario el país, “para justificar la permanencia del veto (de las rondas), el presidente mantiene que la inversión privada es escasa y que los objetivos de producción no se han logrado. “Están incumpliendo con las condiciones de los contratos”, alertó. Las cifras, por ahora, son marginales si se las compara con las de la petrolera estatal. Solo 29 de los 111 contratos están produciendo; el resto se encuentran en fase de exploración”.

Frente a los argumentos del Gobierno, la iniciativa privada afirma que el lento arranque se justifica por la complejidad del sector y que la intención es llegar a los 280.000 barriles diarios en 2024, una meta todavía lejana. “Es una industria a largo plazo. La maduración de los pozos puede tardar entre cinco y 10 años, pero hay suficientes contratos para ver números muy interesantes”, sostiene el consultor Severo López Mestre.

El Gobierno anunció la cancelación de las rondas petroleras, el sistema por el que se han licitado 111 proyectos de exploración y perforación a empresas mexicanas e internacionales desde 2015. Además, se frenó la licitación de siete farmouts, como se conoce a las asociaciones entre Pemex y privados para operar un campo petrolero.

Cree el gobierno que por haber pagado anticipadamente pasivos está saneando PEMEX, más importante que anticipar el pago de pasivos es la producción, pero PEMEX no tiene dinero para invertir, tampoco para producir, es el viejo esquema de la canasta de los huevos de oro, tiene la canasta, tiene los huevos, pero no tiene ni estufa, ni gas, ni aceite, ni cheff que se los prepare, habiendo una buena cantidad de inversionistas que pueden utilizar sus recursos para echar a andar las plataformas que ya producen petróleo e invertir en explorar para encontrar el petróleo y sacarlo, pero no con una pala escarbando en el jardín, con equipos de primer nivel.

Según me explicaba un ingeniero petrolero  que afilié a México Libre, me hizo sus gráficos en un papel que terminó haciendo una cuadrícula refiriéndose a los campos con posibilidades de exploración y posterior producción, me dice, de este espacio (cuadrícula de 32 espacios) todo lo que se ha explotado corresponde a campos explorados de solo dos espacios, todo lo demás está sin explorar, para sacar petróleo primero lo tienes que encontrar, lo encuentras explorando, eso requiere de muchos recursos, PEMEX no los tiene, hasta que no explores no podrás incrementar la producción.

Si se sigue el proceso de rondas, PEMEX no tiene que utilizar recursos, esos los ponen las empresas privadas, en su momento cuando empiece la producción de esos pozos explorado PEMEX comenzará a cobrar lo acordado, que es aproximadamente el 85% de la utilidad, para darnos una idea, producir un barril de petróleo cuesta 7 dólares en números cerrados, a partir de ahí comienza la utilidad, si actualmente se vende en 25 dólares, PEMEX cobraría aproximadamente por cada barril 15.3 dólares sin invertir, por solo administrar contratos.

Si no invierte, no explora, si no explora, no hay producción, si no hay producción no hay petróleo, si no hay petróleo ni esos “pnchs” 15.3 dólares por barril pueden ingresar a las arcas de PEMEX.

Don Julio, hablemos de política