Pandemia de miedo y corrupción

Coronavirus, ilustración creada por el CDC
Coronavirus, ilustración creada por el CDCCDC de EU

El país ha sido testigo, ya no mudo, de lo que sucede desde el momento mismo que se declara la situación de emergencia en China

“La historia demuestra que pueden aparecer nuevas enfermedades y las antiguas vuelven a presentarse de manera impredecible. El rápido movimiento mundial de personas y productos hace que las infecciones se propaguen por el planeta a una velocidad sin precedentes, lo que plantea un desafío para que los sistemas de salud respondan de manera oportuna. Por lo tanto, reconocer rápidamente y reaccionar de modo apropiado ante estas epidemias o pandemias debe ser una preocupación internacional, con una comunicación y colaboración eficaces entre los países.”
Dr. Fernando Rogelio Espinosa López.

La Secretaria de Salud en nuestro país, como la única responsable de aportar soluciones no sólo a la problemática que a ella atañe, sino también; justo en estos meses a la problemática social y psicológica que va aparejada desde el momento que por cuestiones de salubridad los mexicanos debemos permanecer hacinados en nuestros hogares…

Por ende debe hacer mancuerna no sólo con la Secretaría de Economía y el Poder Ejecutivo, las mismas Cámaras alta y baja tienen Comisiones de Salud que hemos visto brillar por su ausencia… Casi como EL CONSEJO DE SALUBRIDAD GENERAL de nuestro país, el cual parecía no existir y sin temor a equivocarme afirmo: muchos mexicanos ni sabían que existía… Lo mencionamos en un programa especial transmitido precisamente para conocer desde la experiencia de uno de los mejores infectólogos de México y ex Director de Hospitales de Alta Especialidad de PEMEX, el Dr. Fernando Rogelio Espinosa López   lo que podía suceder ante la declaratoria de alerta sanitaria mundial que se avecinaba. 

Curiosamente al jueves siguiente el mencionado consejo se declaró en “sesión permanente” aunque no nos han informado de los resultados obtenidos cada día…

Dado lo importante del caso y que inevitablemente se verá mermada la economía de nuestro país, las fuerzas deben sumarse, con el debilitamiento de la economía, la salud y crecimiento del miedo, se desencadenará una serie de enfermedades psicosociales que pudieran llegar a ser más graves que la pandemia misma… (Inventar pruebas o hacer desfilar hombres vestidos como en películas apocalípticas por las calles no ayuda, te aviso Enrique Alfaro Ramírez, el pueblo de Jalisco no es tonto.)

En ese sentido se debe contemplar todas las vertientes y hacia dónde conducen para visualizar el posible resultado y al mismo tiempo ir, en la hipótesis, previendo escenarios variados que formarán parte de una amplia estrategia para contener y paliar en lo más posible el problema…

La destacada trayectoria de quienes conforman el gabinete de Salud Pública encabezado todas las tardes en el informe rendido por el Dr. Hugo López-Gatell puede convencer a muchos y a otros no tanto, lo cierto es que en números y estadísticas vigiladas desde la ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD dan el visto bueno al trabajo realizado hasta el momento, los detractores nunca satisfechos siempre buscarán el negrito en el arroz en aras de no sabemos qué, o más bien sí lo sabemos, desestabilizar y crear pánico innecesario con la mira puesta en las urnas venideras, lo cual los convierte en carroñeros y mercenarios que a la postre serán perjudicados por su mismo actuar…

Diferentes cadenas noticiosas, así como figuras públicas y hasta desconocidas, se dan a la tarea de compartir las medidas higiénica y las normas conductuales dictadas desde la Secretaría de Salud para tratar dentro de las posibilidades individuales reducir el riesgo de contagio; algunos incluso con regaños. Pero bueno, la hacen desde la placidez, el sosiego que brinda una buena casa y cuenta bancaria tan llena como su alacena…

“¡Así qué chiste!”

Aquí sería bueno hacer una recapitulación de quiénes y desde dónde hacen estas recomendaciones… la clase media y media alta, así como algunos artistas han dado su versión y perspectiva de la situación… es lógico que esta visión difiere mucho del ciudadano de a pie, el cual si no sale a trabajar no come, sumado al miedo y la angustia inoculada desde medios comunicativos que de manera infame utilizan el miedo para causar terror…

El país ha sido testigo, ya no mudo, de lo que sucede desde el momento mismo que se declara la situación de emergencia en China, Wuhan, en ese preciso instante se desbocó la información desde diferentes puntos, esto para el público en general, pues es bien sabido que para un público, el llamado “conspiranoico”, la información desprendida sólo vino a confirmar la que ya se manejaba en la llamada Deep Web… incluso la información alarmante, para algunos, que “Qanon” comenzó a manejar hace tres años…

El colapso económico el “deconstruir” del mundo tal como lo conocemos, sólo somos cobayas en manos de científicos que nos manejan cual marionetas con fines no del todo claros, algunos medios han sacado a la luz lo que en octubre 2019 se llamó “El evento”, una especie de experimento donde se recrearon los escenarios posibles de lo que hoy estamos experimentando…

Mientras son peras o manzanas, los ciudadanos de a pie, esos que son la mano obrera de todo país en desarrollo como el nuestro, es prácticamente imposible se puedan quedar en casa ante la necesidad imperiosa de al menos una comida llevar a casa, desde otro apartado el súbito encarecimiento de productos básicos no ayuda a contrarrestar hambre y necesidad entre la pobreza, despidos o “descansos sin goce de sueldo” a lo que muchos nos vemos obligados.

Para cerrar esta columna y ante los detractores alarmistas que desean la muerte del Presidente en redes sociales; comparto:

 

“En un espíritu corrompido no cabe el HONOR.”Cornelio Tácito.
0
comentarios
Ver comentarios