Peña Nieto, el hombre más odiado de todo México, ¿por qué tanto alboroto?

Y para desayunar, encontrarnos con el  TT “Enrique ChingasATuMadre Peña Nieto” me pregunto: ¿Para qué armar tanto alboroto? ¿Para qué insultar a la gente por más gorda que nos caiga? ¿Por qué seguir insultando a Peña?  Si bien, sé que a la mayoría no le simpatiza, pero de eso a que sigamos contrapunteándonos y emitiendo odio, ya me da flojera. Esta súper padre odiar un rato para sacar el gaznate que se siente cada vez que nos recuerdan quien será nuestro próximo presidente, pero a veces  pienso que odiar tanto al Copetes puede convertirnos en personas amargadas y hacernos viejos más pronto, además de derramar el componente amarillo llamado “la bilis”.

 

Si hablamos de rencores, malas vibras, odio, repudio estoy segura que para Peña Nieto estos serán los 6 años más difíciles de su vida, por lo menos en cuestión de muestras de afecto, ya que son muchos los que lo aluden con tiernas palabras como “Chingas a tu madre”,  analfabeta, bestia, inmunda bazofia, ahijado de Salinas, adefesio, asesino, estiércol, etc.  A otro que también le encanta  usar este trending es al Calderas, Felipe Calderón con #ChingaTuMadreCalderon.

 

Uno de los misterios sin resolver es: ¿Por qué el TT de Enrique ChingasatuMadre Peña Nieto es tan usado este día, si hubo tanto voto por él?

 

¿Qué queremos? ¿Democracia? Ya sabemos que no hay, o ¿pretendemos que  “Enrique Chingasatumadre Peña Nieto sea un Trending Topic todo el sexenio?  Pues sí, lo será.

 

Aunque algunos usen el TT sólo por convivir, otros tantos lo usan para descargar esa ira que les mencioné al inicio de este escrito,  otros le dicen a Peña que lo quieren matar y hasta violar (y eso que aún no toma posesión).

 

Sabemos que si la vida fuera justa Peña Nieto no sería presidente, pero recordemos que estamos  en el desfile de injusticias y equivocaciones donde nuestra única y última alternativa es exigirle al que quede, que no se haga “güey” y que le eche los kilos, que digo kilos… TONELADAS.

 

Con fraude o sin fraude,  Peña ya ganó, y en diciembre lo veremos tomando posesión en los Pinos, se retuerce el estómago de sólo pensarlo, lo sé.  En fin, como dicen por ahí  “pobre Peña Nieto tan cerca de la presidencia y tan lejos de México”.

0
comentarios
Ver comentarios