Once Varas. Terror diplomático

PGR detiene a 3 personas por portación ilegal del armas de fuego en Colima
 Ya se imaginará usted el tamaño del trasiego de sustancias prohibidas, armas, dinero y seres humanos que pasa por Cadereyta.Foto: Archivo

¿Por qué es Cadereyta un bastión para la delincuencia?

Que un evento presidido por el alcalde del municipio de Cadereyta Jiménez, Nuevo León, Ernesto Quintanilla, haya sido interrumpido por una balacera cercana, no habría sido noticia…

El evento habría pasado desapercibido, de no ser porque en el lugar se encontraba el cónsul Comercial de Canadá en Monterrey, Frederick Caldwell, quien a nombre de su gobierno donó una ambulancia al atribulado municipio.

Así, la ceremonia se abortó y todos tuvieron que salir corriendo a buscar refugio.

Cadereyta Jiménez, Nuevo León, es una ciudad de tamaño mediano. Ahí viven poco más de 75 mil personas y su importancia económica se basa en una destartalada refinería de Pemex, que, en los años 80´s del siglo pasado, hizo que el municipio pasara de ser un “rancho grande” a un “rancho grandísimo”.

Y aunque Cadereyta se puede decir que es parte del área metropolitana de Monterrey, sigue siendo administrado como botín de guerra por el partido en turno.

Y aunque ha tenido presidentes malos, el alcalde Quintanilla no ha dado el kilo, francamente y ha salido malísimo.

Dos veces ha tenido que intervenir el estado para mantener la seguridad pública en ese municipio y la policía estatal ahí sigue.

Bueno, tan mal andan las cosas que el pasado 10 de marzo, varios sujetos armados que viajaban en una camioneta abrieron fuego contra la residencia del funcionario, acto que quedó impune.

¿Por qué es Cadereyta un bastión para la delincuencia?

Simple: el municipio representa un gran mercado de drogas y otros actos delictivos que dejan dinero a diferentes bandas, y porque es la salida de Monterrey a la frontera de Reynosa, distante apenas por 185 kilómetros.

Ya se imaginará usted el tamaño del trasiego de sustancias prohibidas, armas, dinero y seres humanos que pasa por Cadereyta.

Pero mientras siga el municipio teniendo alcaldes chiquitos, como Quintanilla, pues todo seguirá igual.

[email protected]

@obedc

0
comentarios
Ver comentarios