Nuevo León: algo falló en el combate a la pandemia

Habitantes de Nuevo León
Habitantes de Nuevo LeónGabriela Pérez/Cuartoscuro

Todo se descompuso en NL a partir de junio, cuando arrancamos la reactivación económica.

Es obvio que con una tasa de transmisión de 1.5% algo falló en el combate al coronavirus en NL. Para ponerlo en perspectiva 1.5% significa una efectividad de combate al virus del 36%, cuando en Wuhan y Corea del Sur, por diferentes vías, llegaron a niveles de efectividad del 90%.

Todo se descompuso en NL a partir de junio cuando arrancamos la reactivación económica.

Mi impresión es que no es una falla del gobierno, sino una falla de toda la sociedad. El coronavirus nos obliga a echar una mirada introspectiva sobre el nivel que tenemos como sociedad comparados con los países asiáticos. Dónde estamos realmente como sociedad?

Hay un mundo distancia entre NL y los países que tuvieron éxito en el combate al coronavirus. Trataré de enumerar algunos factores:

1. En Asia existe una enorme disciplina social producto de anteriores pandemias y de los sistemas de gobierno autoritarios. En NL tuvimos un periodo de aprendizaje en abril y mayo pero no supimos aplicar lo aprendido a partir de junio.

2. Los asiáticos están convencidos que el cubrebocas ayuda a prevenir los contagios y los usan religiosamente. En NL, y en México, tardamos en darnos cuenta.

3. Ellos aplicaron la máxima de pruebas, pruebas y más pruebas. Solo hay una forma efectiva de combatir a este enemigo invisible: detectando quiénes están contagiados. El espíritu científico no es una de nuestras fortalezas.

4. En Asia desarrollaron equipos epidemiológicos que rastrean al virus, identifican los focos de contagios y lo combaten desde la raíz. En NL, y en México, nuestra medicina sigue siendo reactiva: esperamos a que los pacientes lleguen contagiados a los hospitales, cuando en Asía, y otros países exitosos, la mejor defensa es el ataque.

5. En los países exitosos la tecnología jugó un papel de primer orden en la lucha contra el virus. Mediante apps en los smarts phones las autoridades podían dar seguimiento a las personas contagiadas, y los ciudadanos podían saber quiénes de los que estaban en su perímetro de acción eran positivos. Este factor es quizás el más triste para NL: la pandemia nos ubicó en nuestro subdesarrollo tecnológico.

6. A nivel de mentalidades, la nuestra nos hace avergonzarnos de estar contagiados. En los países exitosos decir que uno está contagiado es una responsabilidad social.

7. El sistema de movilidad en los países que enfrentaron con éxito el coronavirus es mucho mejor al de nosotros. El sistema de movilidad pública en NL -tengo la sospecha- es una de los principales focos de contagio.

8. Last but not least: la inequidad en nuestras sociedades condena los segmentos más pobres y marginados a contagiarse en mayor proporción que los segmentos de clases medias y los económicamente privilegiados.

0
comentarios
Ver comentarios