Columnas

No a los aumentos de impuestos; adiós fuero presidencial: AMLO cumple promesas

AMLOGalo Cañas / Cuartoscuro

Este es el primer paso para que este y los próximos presidentes pierdan ese escudo que los hacía inmunes

A mi papá le gusta mucho el béisbol, en muchas de esas tardes que me sentaba con él a ver un juego con el siempre me decía cuando un bateador dejaba pasar la primera bola de un relevista que la debía de haber bateado pues ya sabía que la primera bola iba a pasar por la zona de strike. Ayer el senado le puso una pelota en la zona de strike y AMLO decidió dejarla pasar a pesar de que esto hubiera significado más ingresos para el gobierno.

 

No aumentos o nuevos impuestos

En la agenda de la 64 Legislatura algunos de los Senadores de Morena ofrecieron aumentar el gravamen en las herencias, subirle los impuestos a los refrescos y comida chatarra y establecer una política fiscal progresiva. AMLO dijo que no.

Dijo López Obrador en su conferencia matutina: “Para que se entienda: se va a aumentar lo que es inflación, pero no hay un aumento en términos reales, no debe de haber aumento”. El presidente considera que el nuevo etiquetado nutrimental ha contribuido para prevenir a la población sobre el consumo de ciertos productos. “Eso lo considero más importante que estar gravando, gravando y gravando esos productos”, comentó AMLO.

El coordinador de Morena en el Senado de la República, Ricardo Monreal, advirtió que la propuesta de aumento de impuestos de refrescos y comida chatarra propuesto por Salomón Jara, no cuenta con el apoyo de la bancada del partido.

No hay una intención de generar nuevos impuestos ni de modificar la Ley de Ingresos para presentar más gravámenes dijo Monreal Ávila.

 

Hasta la vista, Fuero

La Cámara de Diputados aprobó ayer por la tarde el proyecto de dictamen para eliminar el fuero presidencial, este mismo será enviado al Senado para su discusión y análisis.

En el twitter de la Cámara de Diputados @Mx_Diputados se dio la noticia :“Con 420 votos a favor y 15 abstenciones se aprueba, en lo general y lo particular el dictamen que reforma los arts. 108 y 11 de la Constitución Política. Pasa al @senadomexicano para sus efectos constitucionales”.

Con esto, el titular del poder ejecutivo se convierte en un ciudadano común y puede ser juzgado por cualquier delito que comete justo como cualquier persona.

Este es el primer paso para que este y los próximos presidentes pierdan ese escudo que los hacía inmunes a cualquier juicio que pudiera ser presentado contra él.

Falta que el cambio a la Constitución sea ratificado por la Cámara de Senadores y , al menos , 17 legislaturas locales para que esto sea una realidad, pero con la votación que se obtuvo en la Cámara de Diputados parece que este cambio se dará en los próximos meses.

Antes de este cambio el presidente sólo podía ser juzgado por dos causas, traición a la patria y delitos graves del orden común, ahora puede ser juzgado por cualquier delito como le puede pasar a cualquier ciudadano o ciudadana.

 

Las promesas cumplidas pueden causar grandes ardidas

En tiempos como los que estamos viviendo, que AMLO está cumpliendo promesas puede aumentar su popularidad con los que ya es popular y atraer a algunos indecisos. Cumplir las promesas en estos dos temas aumenta la credibilidad y la confianza de muchas personas.

Los capitanes de las grandes refresqueras y los productos industrializados han de haber tomado un gran respiro con la decisión del presidente López Obrador de no aumentar los impuestos, aunque esto difícilmente lo veremos plasmado en muchos medios como si se vio publicada la decisión de un probable aumento de impuestos para los productos de estas industrias.

En lo del fuero, muchos legisladores de oposición saldrán a decir que el cambio constitucional en lo del fuero es inútil y pura propaganda. A mí me parece una buena decisión quitarle el fuero al presidente y seguramente será una decisión que será ampliamente cuestionada. El problema de que deje de existir el fuero no es del presidente actual, sino de los presidentes que vienen pues ellos tendrán que ejercer sin el velo de protección que tenían los presidentes anteriores a López Obrador.

Estas dos decisiones de seguro subirán la popularidad del presidente entre las personas pero no entre los integrantes de la oposición.