Cosas del México del revés

Dos asuntos de salud pública son los que más publicitan las autoridades mexicanas y nos endosan a cada uno de nosotros con un rigor individual: La obesidad y las otras enfermedades derivadas de la primera que al sector salud le cuestan una fortuna.

 

Las campañas para combatir el sobrepeso de una gran cantidad de la población mexicana no han sido exitosas por distintas causas, en donde se pueden enunciar en primer lugar las dificultades económicas, el acceso a la educación, así como patrones culturales y hasta de ideologías.  Pero también valdría apuntar que desde el ámbito gubernamental no han existido hasta el momento, campañas integrales que ataquen la obesidad --y sus derivados--  de los mexicanos, por la que nos ubicamos en primerísimos lugares a nivel mundial.

 

Desde la óptica global, no se puede aplicar la responsabilidad del sobrepeso a la falta de esquemas exitosos desde la Secretaría de Salud.  Aunque desde esta institución es de donde provienen y se lanzan las campañas mediáticas más importantes de concientización, es del todo cierto que son otras instancias las que también deben hacer el trabajo objetivo en razón de cerrar la pinza positiva en contra del sobrepeso de la población mexicana.

 

La justa olímpica que ahora mismo se desarrolla en Londres, Inglaterra e incluso en algunas otras regiones de la Gran Bretaña, es un reflejo en cuanto al desempeño de los deportistas mexicanos y también en cuanto a las políticas públicas que el Estado Mexicano ha implementado –o no-- para atajar problemas de salud nacional.

 

El deporte como forma de atacar de forma preventiva al inconveniente de la obesidad, debe ir más allá de la famosa activación diaria que todavía se intenta implantar sin regular éxito hasta ahora, en centros escolares y laborales.

 

Si en algún momento lográramos colocar en la lista de competidores olímpicos a centenares de mexicanos con alto rendimiento deportivo, apuesto a que también se habrán conseguido otros aciertos en  políticas gubernamentales de salud, educación y éxitos en muchos otros rubros de la sociedad y economía nacional.

 

En las cosas del México del revés, se premia el desempeño individual desde al ámbito gubernamental pero pocas veces se apoya a la base de la pirámide poblacional, encausando con esto problemas sociales y generacionales, además del conformismo y el deslumbramiento por lo que creemos son logros nacionales, sin reconocer en lo general, que se trata de disciplina y esfuerzo individual.

 

Acta Divina… La Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) incrementó 25% el estímulo que otorgará a los deportistas que ganen una medalla en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. El Gobierno Federal dará 500,000 pesos a quienes obtengan una medalla de oro; 250,000 por la de plata; y 125,000 por el bronce.

 

[email protected]

 

0
comentarios
Ver comentarios