Utopía. La unidad de todos los mexicanos

Naturalmente que sin la ejemplar reacción de buena parte de los habitantes de Colima, Jalisco y Nayarit, de los medios de comunicación y otros agentes económicos, no sería dable cosechar los mismos resultados.

En la nota anterior, con su titular de: La reacción ante Patricia, experiencia a repetir, intenté subrayar la respuesta oportuna de los tres niveles de gobierno ante lo que apuntaba a ser un devastador huracán y que gracias a todas la medidas preventivas sólo fueron registrados daños materiales y saldo blanco en cuanto a vidas humanas.

Fue en el terreno de la conducta eficaz de los tres órdenes de gobierno, donde es una experiencia a repetir. Incluso registré el caso del arribo a tierras guerrerenses del ciclón Manuel, mientras las autoridades federales festejaban el Grito de Dolores y las estatales, encabezadas por Ángel Aguirre, bebían abundantes licores.

Naturalmente que sin la ejemplar reacción de buena parte de los habitantes de Colima, Jalisco y Nayarit, de los medios de comunicación y otros agentes económicos, no sería dable cosechar los mismos resultados. Es conocida la reacción generosa y solidaria, mas no exenta de acciones de pillaje, de la población mexicana ante la desgracia, como lo mostró en forma espléndida una parte de los capitalinos ante los sismos de 1985.

Por lo anterior, no pareciera pertinente confundir la convergencia social materializada la semana anterior en tres estados, con la enorme necesidad que tiene Enrique Peña Nieto de ?conformar un frente común en la transformación de México?, a pesar de su inalterable convencimiento de ?que vamos en la ruta correcta?.

?No hay más ruta que la nuestra?, aseguraba el gran muralista David Alfaro Siqueiros a sus críticos y detractores. Décadas después está clarísimo que las rutas en el arte y en el país en que se crea son múltiples, diversas, tanto como las visiones e intereses sociopolíticos en juego.

Y si no se asume tal diversidad de pensamiento y de acción que forma parte de la riqueza nacional, y se intenta con llamados imponer la visión que encarna el proyecto gubernamental y que en esencia es continuidad del rumbo inaugurado por Miguel de la Madrid en 1982, pues quedarán como ?llamados a misa?. O peor aún, en acciones de fuerza ?policiacas y militares? para imponer programas que son presentados como ?transformadores? pero no ganan la voluntad de los gobernados.

El insistente exhorto presidencial a ?reconocer los avances logrados? porque ?muchas veces somos los propios mexicanos los que no reconocemos lo que hemos avanzado?, es parte de la tarea pública y acaso desde su perspectiva no le falte razón, sólo que para reconocer ?los avances? no pareciera suficiente tener la tasa inflacionaria más baja en la historia desde que tal proceso es medido, generar empleos como no sucedía en las últimos cinco sexenios, el repunte del consumo interno a base de un crecimiento de las remesas y del incremento del valor del dólar por la devaluación del peso en una quinta parte en 34 meses. Es preciso que aquellos ?avances?, no la devaluación, constituyan tendencias estables y no una golondrina que no hace verano.

Ante el embate de Patricia que ?convocó a la unidad de todos los mexicanos. Cerramos filas, generando una gran energía positiva. Hubo, para quienes son creyentes, cadena de oración, rezos y llamados. Creo que en buena medida tener un saldo blanco ante el impacto de este huracán se debe, en mucho, a la fe del pueblo de México, a tener fe en sí mismo y haberse unido todos para convocar a esta fuerza que en mucho evitó este desastre.?

Probablemente así sea, pero se logró alrededor de proteger la vida, no de un proyecto de gobierno sellado por claroscuros, hasta hoy más oscuros que claros.

Acuse de recibo

Alejandro Ruiz Robles, corredor público número 22 del Distrito Federal, concluye sobre La reacción ante Patricia, experiencia a repetir (26-X-15): ?¡Es la primera vez que leo una noticia positiva del gobierno!? Le pregunté: ¿En Utopía? Y no hubo respuesta? El petróleo mexicano. Conflicto, esperanza y frustración, nuevo libro de Manuel Aguilera Gómez, fue presentado el viernes 23 al Grupo María Cristina. El volumen consta de 152 páginas y fue publicado por MA Porrúa y la Universidad Nacional Autónoma de México? Jorge Castañeda Gutman insiste en desempeñar el papel de bufón del Canal 4 de Televisa y, al parecer, lo disfruta; pero demerita la exigencia de la legalización de la mariguana? Más textos a consultar en el portal de Forum en Línea: Vienen tiempos interesantes para el DF (Héctor Barragán Valencia). Sanjuana Martínez gana demanda a Proceso. Los negocios de Joaquín López-Dóriga (Raúl Trejo Delarbre). La avenida que debemos transitar (Jorge Meléndez Preciado). De salarios y ?trata de personas? (Jesús Delgado Guerrero). Caos en ?Los Cabos Chaos? (Ramón Ojeda Mestre). Sor Juana Inés vista por una antropóloga (Mayra Pardillo Gómez). Jesusa Palancares (Braulio Peralta). 1965 y un gran proyecto nacional (Lorenzo Meyer). Los ridículos (Teresa Gil). La deshidratación, sus tipos y alcances (Abigail Bello Gallardo). Además de 21 textos de los lectores: http://www.forumenlinea.com/site/

[email protected]       Twitter: @IbarraAguirreEd       www.forumenlinea.com       www.facebook.com/forumenlinea

0
comentarios
Ver comentarios