Vergara y el avión de las Chivas para una misión de paz en Irak

Vergara
En la imagen, Vergara y Almeyda.CRISTIAN DE MARCHENA / Mexsport

Produjo una película nominada a un Oscar ('Y tu mama también'); el empresario se negó asistir a la premiación por su rechazo a la política de Bush

(El autor del presente artículo, hombre de izquierda toda su vida, fue secretario de Relaciones Internacionales del mejor PRD. Coordinó en los tiempos de Bush en la presidencia de Estados Unidos, una misión de paz a Irak. Para hacerla posible pidió a Jorge Vergara el avión de las Chivas del Guadalajara. Enseguida la historia)

La muerte del polémico empresario me ha hecho recordar una anécdota. En 2003 le hice una solicitud a Jorge Vergara. Mi petición tenía que ver con la guerra en Irak.

Me atreví a hacerlo a pesar de nuestras diferencias ideológicas y de su innegable cercanía con la familia presidencial de entonces: Vicente Fox, Martita y compañía. Se llevaban tan bien que Vergara vendió el terreno de los Colomos, tradicional lugar del Club Guadalajara, para hacer unos edificios —horribles, por cierto— con los hijos de Bibriesca; este, el apellido del primer marido de la señora Marta, esposa de Vicente…

El hecho es que Vergara, no obstante su amistad con Fox, se opuso públicamente a la guerra, conflicto que aquel presidente de México quería apoyar y en el que deseaba participar.

Un hecho habla de la posición de Vergara en esa época. Produjo una película nominada a un Oscar (Y tu mama también); el empresario se negó asistir a la premiación por su rechazo a la política de Bush.

Iniciado el conflicto en marzo de 2003 trabajamos la posibilidad de promover una misión de pacificación con premios Nobel de la Paz, figuras diplomáticas y personalidades de la jerarquía católica (el Vaticano se opuso siempre a la guerra en Irak).

Para hacer posible la misión recurrí a Jorge Vergara. Le solicité nos facilitará el avión de las Chivas para viajar a Damasco; a partir de ahí, por tierra, seguiría la caravana.

Jorge ofreció solidariamente su avión para tal efecto. Como la guerra en su fase inicial terminó en tres semanas, ya no fue necesario lo del avión. Pero es justo recordar su gesto solidario y anti bélico, a favor de la paz. 

Sobre las Chivas, me reservo para otra ocasión mis comentarios. Ahora solo un buen recuerdo de Jorge Vergara, uno de los compañeros en la prepa. QEPD.

0
comentarios
Ver comentarios