Columnas

Mario Delgado se perfila para ser el nuevo dirigente nacional de Morena

Mario DelgadoEspecial

Mario Delgado, mantiene una tendencia de casi 41%

Tras el fallo que emitió el Tribunal Electoral de la Federación, Morena cambiará su dirigencia Nacional para enfrentar uno de los más grandes retos de la historia en 2021 en el que se renovarán gubernaturas, diputaciones, alcaldías y congresos locales dentro todo el territorio. En esa fase, el partido que llevó al presidente a la silla presidencial es altamente favorito y competitivo; de hecho, aventaja en 14 de 15 estados según algunos estudios de opinión pública. A partir de ese enorme reto y con la premisa en el que participó el movimiento regeneración en 2018, el objetivo es ratificar el proyecto alternativo que viene obteniendo y ratificando su enorme poder de convocatoria.

Con ese propósito de conquistar la mayoría de territorios y un epicentro sumamente trascendental como la mayoría en San Lázaro, Morena se alista primero a renovar sus estructuras nacionales para cimentar su fortaleza y consolidar el apoyo de sus bases que, durante este periodo, representaron la columna vertebral del movimiento Lopezobradorista. Por ello, el elemento clave y fundamental es llegar sólidos siendo la principal opción que han considerado los porcentajes altísimos de aceptación. Asimismo, surgió la expresión de varios liderazgos que, desde hace mucho tiempo, pretender guiar los destinos de morena.

En esa dirección hay un abanico de actores y políticos que han levantado la mano; sin embargo, el momento que actualmente vive Mario Delgado, es sumamente medular. De hecho, su apoyo, se ha materializado en los mecanismos de recolección de la información que han reconocido un comportamiento que ha llamado mucho la atención.

Ahí, hay evidencia que sostiene una ventaja de 2 votos a 1 del segundo lugar; es decir, el coordinador de los diputados de morena, Mario Delgado, mantiene una tendencia de casi 41% que han decidido cargarse de su lado según la última encuesta de Massive Caller del mes de septiembre; en esa misma coyuntura de le siguió Yeidckol Polevnsky con 19.5%. Para aquellos especialistas que conocen de estas metodologías, seguramente prevalece que esa amplia ventaja, es prácticamente definitiva e irreversible. Aunque relativamente falte tiempo, Mario cuanta con el apoyo total de su bancada en el congreso de San Lázaro; lo mismo, senadores y liderazgos estatales han manifestado caminar de la mano del referente nacional.

Ese clima inmejorable, viene alimentado de la enorme confianza que posee por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador que en repetidas ocasiones ha insistido en el método de la encuesta como un instrumento democrático y plural que toma el pulso del posicionamiento. Así que, en esa lógica, no hay duda Mario Delgado se convertirá en el máximo exponente de la dirigencia nacional de Morena. Por lo pronto la fase previa inicia así: el coordinador de los diputados de la fracción de movimiento regeneración es apoyado por la inmensa mayoría que simpatiza con la expresión social; de igual manera, de militantes que abiertamente hacen notable su simpatía.

Más allá de que el proceso tiene que pasar por el escrutinio que anunció el Tribunal Electoral de la Federación, los resultados previos han mostrado un paso sobresaliente que llevará a Mario Delgado a conquistar la dirigencia Nacional de Morena; en esa lógica, en sencillo poder predecir que muy pronto habrá líder del CEN. Esa efectividad, hoy por hoy nos lleva a ser esta predicción de esta naturaleza; aunque se anoten muchos contendientes, es notable que la dirección apuntó a un solo hombre.