Columnas

La credibilidad de “los otros datos”

Presidente AMLOInternet

Así, sin datos creíbles, sin medibles, con contradicciones ¿Cómo podemos construir los puentes necesarios para resolver los problemas?

Andrés Manuel y los millones que aún le creen ciegamente, pretenden que su palabra sea creída como en un acto de fe sin datos que la respalden, el problema llega cuando las constantes contradicciones de cifras pierden sustento al manipular el diagnóstico de los retos del país y ahí, simplemente nadie gana. 

Pandemia 

Un ejemplo claro —y absolutamente criticable— ha sido el tema del manejo de la pandemia, AMLO habla de que se “aplanó” la curva y que estamos mejor que la mayoría de los países, y lo sostiene a pesar de que los datos verificados muestran lo contrario. Tan sólo el pasado martes, en su conferencia tanto el secretario de Salud, Jorge Alcocer, como el subsecretario, Hugo López-Gatell, advirtieron sobre un repunte del covid-19 en varios estados y la disminución de la velocidad de descenso de la pandemia.

Sin embargo, apenas unos minutos después, el argumento de las eminencias de la salud fue desmentido por el propio AMLO al asegurar que no hay rebrotes de Covid-19 en el país.

Economía

En temas de economía pasa lo mismo. Por ejemplo, el pasado 30 de enero, después de tres trimestres consecutivos de la caída del PIB, según lo registró el INEGI, AMLO aseguró que la contracción en la economía mexicana "ya se esperaba", y afirmó, como siempre, tener “otros datos” que revelan que, aunque no haya crecimiento, hay desarrollo y bienestar.

Sin embargo, los datos duros lo desmienten, un estudio del FMI, asegura que la economía mundial caerá en promedio 4.9% en el 2020 y la expectativa de México es de una contracción del 10.5% del PIB, más de 5 puntos arriba del promedio mundial, en tanto que la expectativa de recuperación para 2021, se estima en 3.3%, la más baja de todos los países de la región de América Latina.

Deuda

Respecto al endeudamiento nuevamente la realidad lo pone en su lugar. Analistas de BBVA y CitiBanamex prevén que la deuda pública en 2020 crezca el doble que durante toda la administración de Peña Nieto. La deuda podría incrementar casi 15 puntos porcentuales del PIB al pasar de 44.7% en 2019 a 59.2% en 2020.

Corrupción

En materia de corrupción, aunque AMLO diga que cada uno interpreta los datos como los entiende, el INEGI reportó un aumento de la corrupción en dependencias del gobierno durante el primer año de esta administración, pero el camarada presidente asegura que la información que él tiene es que la corrupción está bajando y la gente tiene más confianza.

Seguridad

En seguridad pasa lo mismo, en su segundo informe de gobierno AMLO reportó que los feminicidios y otros delitos de alto impacto habían disminuido. Sin embargo, de acuerdo con cifras del propio gobierno federal, en 2018 se registraron 891 presuntos feminicidios, para 2019 (primer año del actual gobierno) subió a 934, y en siete meses de este 2020 ya se habían registrado 549, más de la mitad respecto del año anterior.

AMLO, con sus “otros datos” aclaró que el aumento o disminución de feminicidios depende de la medición que se realice.

Fideicomisos

Otro tema es el de los fideicomisos y los presuntos actos de corrupción cometidos al amparo de estos instrumentos. Desde el principio de su gestión, AMLO aseguró que eran un “nido de ratas” sin embargo, hasta ahora solamente es su dicho, un acto de fe.

En su conferencia de este miércoles, abordó nuevamente el tema sin aportar datos duros y se concretó a asegurar que había malos manejos y que “vamos a procurar tener toda esta información a más tardar en tres meses y vamos a estar informando a los mexicanos caso por caso”.

Acto de fe

AMLO pretende que la información que maneja sobre sugestión de gobierno sea creída sin cuestionamientos, como un acto de fe hacia su persona. Cree, que por el hecho que decirlo, se convierte en verdad, no toma en cuenta que es imposible tapar el sol con un dedo y que la realidad sean sus deseos.

Un análisis de la firma SPIN Comunicación, según el cual, entre el 3 de diciembre de 2018 al 10 de julio de 2020, el presidente sumaba 29,703 afirmaciones no verdaderas, es decir, un promedio de 73 por conferencia.

Así, sin datos creíbles, sin medibles, con contradicciones ¿Cómo podemos construir los puentes necesarios para resolver los problemas?