Entre distractores se olvida la agenda progresista: ¿y la izquierda y la oposición?

billeteros lotería nacional rifa avión presidencial.
AMLO, presidente de México.Galo Cañas/Cuartoscuro.

En el tema del aborto, también ha sido evasivo y niega la oportunidad de abrir la discusión parlamentaria y pública.

Hay temas que podrían considerarse como la “agenda alternativa” entre los que están la legalización de la marihuana, aborto, matrimonios igualitarios, jóvenes innovadores, urbanismo, ecología, Derechos Humanos, INE, etcétera, etcétera, etcétera, sin embargo, parecen no estar en la órbita e interés del jefe del Ejecutivo, por ello nunca son tema central de la mañanera, o bien, son una piedra en el zapato para su proyecto conservador de gobierno y asume decisiones arbitrarias y poco afortunadas.

 

Distractores

Así, se ha visto que evita la discusión sobre estos asuntos y, por el contrario, genera “distractores” como los días de asueto para regresar a los famosos “puentes” que no reafirman la fecha histórica, que usa como pretexto, mientras que permite los paros en las escuelas organizados por la CNTE.

En lo relativo con la agenda alternativa el compañero presidente, y camarada Andrés Manuel López Obrador, parece jugar al “bote pateado” dando evasivas para temas centrales como la legalización de la marihuana, a pesar de que importantes funcionarios y legisladores de Morena como la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, el comisionado nacional contra las adicciones, Gady Zabicky o el líder de la bancada de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, están a favor, pero apenas el pasado 10 de enero, AMLO aseguró que tiene cuatro prioridades antes de la regulación de la marihuana ya que considera que no es momento debido a la situación de Seguridad actual. 

 

Los socios comerciales

Ante la inacción de AMLO para permitir que fluya la discusión democrática sobre este tema, otros países dentro del T-MEC como Estados Unidos y sobre todo Canadá han tomado la delantera en el comercio y desarrollo medicinal y lúdico de la marihuana, obteniendo patentes y apoderándose nuevamente del mercado, lo que deja a México rezagado.

 

Aborto

En el tema del aborto, también ha sido evasivo y niega la oportunidad de abrir la discusión parlamentaria y pública. En su conferencia matutina del 8 marzo de 2019 comentó que no abriría el debate, y reiteró que prefiere no opinar sobre la legalización del aborto porque es un tema polémico, “no hay que abrir esos debates, hay que serenar al país”, a finales del 2019 siguió con su misma posición y prefirió no meterse en esa discusión porque consideró que hay "bastantes asuntos por atender".

Sus declaraciones sirvieron de “línea” para la bancada de Morena en el Congreso de Hidalgo, porque a pesar de que ellos mismos habían llevado la iniciativa para la legalización de la irrupción del embarazo, finalmente la votaron en contra. Siguiendo la línea de AMLO, pero también de los ultraconservadores de Provida que se habían pronunciaron en contra y lo hicieron patente tomando la carretera México-Pachuca por unas horas.

 

Matrimonios igualitarios

Lo mismo sucedió con los matrimonios igualitarios, en su conferencia matutina del 17 de mayo de 2019, AMLO a pregunta expresa de un reportero sobre llevar esta iniciativa al Congreso, consideró que no es necesario ya que “están garantizados los derechos de las personas a ejercer su libertad”.

Al final, al momento de tratar los temas centrales del gobierno de AMLO, se imponen las propuestas y el debate se olvidó. En lo económico se cancelan obras como el NAIM, la reforma energética o temas de telecomunicaciones, mientras que se imponen obras como la refinería de Dos Bocas y el Tren Maya; en seguridad, se impuso una propuesta idealista, poco efectiva, que no da resultados, pero tampoco acepta cuestionamientos y en lo social, se eliminan programas y políticas como el Seguro Popular que es sustituido por el INSABI, lo que ha generado un enorme descontento social por la falta de atención a los servicios básicos de salud y desabasto en medicamentos, entre varios asuntos más.

En los otros temas de la agenda alternativa, se niega la discusión y el debate, ya que AMLO centra toda la atención en sus obsesiones como los días de asueto, la venta del avión presidencial, el “fuchi guácala” o el más reciente el “fuchi caca” y tanto la oposición como la sociedad civil caen en su juego y bailan a su son.

México es un país muy grande, plural y disímbolo y nuestro gobierno debe tener la capacidad de atender esa pluralidad y no solo centrar el quehacer político en sus propios intereses y obsesiones.

0
comentarios
Ver comentarios