Opinión

AMLO Rascándole los huevos al tigre

AMLO, es un presidente incapaz de respetar acuerdos, la ley o la Constitución.
AMLO
Compartir en
mayo 07, 2021 a las 04:39 CDT

La tragedia de la Línea 12 del Metro ya dio la vuelta al mundo.

El compañero presidente y cámara no podrá salir de los graves problemas en los que está metido y menos si se complican por su soberbia, narcisismo y radicalismo autoritario.

El primero tiene que ver con el derrumbe de la Línea 12 del Metro, una obra llena de corrupción, falta de atención y de mantenimiento, esta vez no puede culpar a los neoliberales ni a sus adversarios o a los conservadores, no hay más responsables que quienes prometieron resolver todo, incluido el corregir los errores del pasado.

Otro problema es que su equivocada y retrograda política energética y medio ambiental, no tiene justificación frente a un problema tan grande como lo es el calentamiento global.

En ambos asuntos no ha sido suficiente su retórica mañanera, la tragedia de la Línea 12 del Metro ya dio la vuelta al mundo y pasan los días sin que AMLO y su gobierno puedan dar una respuesta.

El ridiculous de la cumbre climática

El segundo tema, no tiene que ver sólo contra sus fantasmas “neoliberales” sino contra una realidad que lo avasalla: Hizo el ridículo en la Cubre Climática al presentar una propuesta de carácter migratorio y ser el único mandatario que se pronunció por seguir utilizando combustibles fósiles.

Su estrategia ante problemas reales, es salir como si fuera candidato a gobernar el municipio de Macuspana, inventando historias, victimizándose y buscando responsabilizar a otros, pero, como no le dioresultado, ahora asume una postura más peligrosa en su intento de que no se hable del Metro ni de su política energética y medio ambiental, se envuelve en la bandera y se lanza contra su vecino y aliado Estados Unidos, justo un día antes de la conversación que sostendrá con la vicepresidenta de ese país, Kamala Harris, donde se revisarán la relación bilateral y la región centroamericana.

AMLO reta al imperio

En su conferencia mañanera de ayer, un día antes de su reunión virtual con la vicepresidenta de Estados Unidos Kamala Harris, AMLO en su carpa del Blanquita de Palacio, se atrevió por una apuesta muy peligrosa, coquetear con los enemigos de su aliado y luego lanzarse en contra de Estados Unidos.

Como lo ha venido haciendo durante semanas al hablar de la pandemia y la vacunación contra el Covid-19, AMLO, agradece y reconoce a los gobiernos de Rusia, China, Cuba y Argentina:

“Le agradecemos mucho al embajador de China en México por su apoyo, porque estas vacunas nos van a servir de aplicación de segundas dosis, que ya se estaban esperando…”

AMLO

“… no sólo en el caso de las vacunas, en el caso de los equipos médicos que se necesitaban al inicio de la pandemia, fueron muchísimos aviones que llegaron de China con ropa, con guantes, con cubrebocas, ventiladores, acuérdense de eso”.“Nuestro reconocimiento al gobierno ruso porque contamos con la vacuna Sputnik y va a seguir llegando esa vacuna. Y a muchos otros gobiernos por su apoyo: el gobierno de Argentina, el gobierno de Cuba por las brigadas médicas”.

AMLO.

Después, al continuar la puesta en escena, se va contra Estados Unidos aprovechando la pregunta dictada desde los sótanos de Palacio por Jesús Ramírez, de la reportera de la revista Contralínea en la que acusa sin fundamentos que Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, Alejandro Martí, la fundación de Díez Morodo, la fundación de Del Valle y la de Cinépolis son financiadas por el gobierno de Estados Unidos para ir en contra de AMLO.

Sin el mayor tacto diplomático, con el guion ensayado para hacerse víctima de Estados Unidos y con tal de zafarse de los ataques por el colapso del Metro y de la presión para que México se sume a las acciones contra el cambio climático impulsadas por el vecino del norte, se atrevió a acusar al gobierno de Joe Biden de injerencista:

“Pero si Estados Unidos interviene y el dinero lo dieron en la embajada, vamos a presentar una queja, hoy mismo la vamos a presentar, porque eso no debe de ocurrir. Sí, vamos a revisar bien el asunto. Nos vas a ayudar para tener los originales, los documentos”.

AMLO.

AMLO en sentido contrario

Mientras Estados Unidos dio un giro brutal en términos de medio ambiente y energía respecto a la política de Trump y de que una de las primeras decisiones de Joe Biden fue regresar a su país a la COP, asumir los compromisos y organizar una cumbre con los principales líderes del mundo, AMLO va al revés buscando a su cuate Donald Trump quien, por cierto, ya enfrenta graves problemas.

El Instituto Estadounidense del Petróleo, la principal asociación de la industria del petróleo y gas publicó una carta dirigida al Secretario de Estado, Antony Blinken; la representante comercial, Katherine Tai; la Secretaria de Comercio, Gina Raimondo, y la Secretaria de Energía, Jennifer Granholm, donde se asegura que las reformas de López Obrador violan al menos cinco artículos dentro de 3 capítulos del T-MEC. Aseguran que las reformas impulsadas por AMLO a la Ley de la Industria Eléctrica y a la Ley de Hidrocarburos obstaculizan a los privados, destruyen inversiones y violan compromisos comerciales de México bajo el acuerdo comercial regional de 1993, TLCAN, así como su acuerdo sucesor de 2020 T-MEC.

La realidad es que en la reunión entre AMLO y Kamala Harris y sus respectivos equipos, se tratarán muchos temas de la relación bilateral y no sólo los que AMLO pretenda, como imponer a Estados Unidos su programa de Sembrando Vida para erigirse como “redentor”exigiendo que den visas de trabajo.

Su peligrosa estrategia de ataque para minimizar el colapso del Metro y su errática y contaminante política energética, serán una piedra en su propio zapato. AMLO, es un presidente incapaz de respetar acuerdos, la ley o la Constitución que, encerrado en su visión personal, revanchismo y terquedad, dejará ver la incapacidad de su gobierno para mirar hacia el futuro. Sígale.