La madurez de Alfonso Ramírez Cuéllar, y también de Morena

alfonso ramirez cuellar
Alfonso Ramírez Cuéllar .Graciela López / Cuartoscuro

Enhorabuena para Morena. Toda la ayuda posible debe ser bien recibida.

Dadas las circunstancias que vive nuestro país, México requiere de la fortaleza, apoyo, coordinación y ayuda de todos los que podamos contribuir para que los efectos del Covid-19, aminoren lo más pronto posible. Algunas expresiones políticas, asociaciones, colectivos, y sectores sociales en general, han impulsado una sinergia que en gran medida depende del funcionamiento que asumamos a través de los lineamientos del sistema de salud Federal, y de la Organización Mundial de Salud.

Aquí se conformó ya un esquema de ayuda de diferentes cuadros para alentar el actual escenario. En el caso específico de los partidos políticos, se había contemplado la propuesta de reducir las prerrogativas al 50%. Morena, fue el primer instituto que impulsó la idea de regresar parte de la partida presupuestal con el propósito de que se ocupara en determinadas situaciones, inclusive, al mismo financiamiento que pudiera favorecer a sectores educativos, culturales, sociales y de salud. Este último, constituye en estos momentos el más indispensable por la situación y el clima que está viviendo el país; ahorita el momento clave predomina en la pandemia del coronavirus.

Por ello, las adversidades van ligadas a los planteamientos que puedan coadyuvar en la coyuntura a fin de contrarrestar lo más pronto posible al Covid-19. Aunado a esto, Morena ya reintegró cerca de 785 millones de pesos para ampliar la capacidad de lucha contra el coronavirus; conviene recordar que el mismo Alfonso Ramírez Cuéllar, había empujado la propuesta desde que asumió la dirigencia Nacional del partido. Ahorita, encauzar esos recursos fortalecerá la campaña de salud, asimismo, podrán adquirir insumos y ayudar a los sectores sociales vulnerables que por años estuvieron a merced de la indiferencia, la segregación, la marginación y el abandono. A ello, es donde hay que poner mayor atención, porque la calidad de vida que llevan, van a asociadas a un riesgo latente, si partimos de que día con día, tienen que exponerse a los diferentes ámbitos laborales.

Enhorabuena para Morena. Toda la ayuda posible debe ser bien recibida.

Por mucho tiempo apreciamos que las prerrogativas evidenciaban un dispendio; las dirigencias nacionales de algunos partidos, lejos de fortalecer su autonomía y el modo de sobrevivencia, se identificaban por las malas prácticas y el mal uso de los recursos. Asimismo, se hacían gastos innecesarios y exorbitantes. Entonces, por qué no poner en marcha un esquema de ayuda ahora que el territorio lo requiere. En términos reales es una fortuna lo que los partidos tiene en temas de operación; ¿por qué no ayudar? México atraviesa por un clima complejo. Ya lo hizo Morena a través de su dirigente Nacional que encabeza Alfonso Ramírez Cuéllar, que ha actuado con sensatez e empatía. Si vamos más allá del discurso del PRI, PAN y PRD, ¿dónde queda la congruencia institucional incluyente?; justo al inicio de esta etapa, se empecinaron en arremeter contra el presidente y sus medidas que inclusive, siempre han sido avaladas por la OMS.

Entendamos que la situación que atraviesa el país, no debe escalar un conflicto político. Ahorita lo indispensable son las acciones que se puedan implementar. Sin embargo, los antecedentes a priori, han mostrado una y otra vez, que el bloque que se hace llamar oposición, en los momentos más críticos saca el lado irracional. No solo el contrapeso desencadenó el menosprecio por la estrategia sanitaria que ha estructurado el presidente; asimismo, criticó el plan de emergencia. Quizá ahí se pueda disentir; hay quienes no estén de acuerdo. Pero, de ahí a no aportar nada al tratarse de una cuestión sanitaria donde todos estamos expuestos al contagio, resulta intransigente e incongruente.

Bien por Morena.

PRD, PRI y PAN, actúan siempre hacia tratar de imponer condiciones. El esquema institucional partidista se ha convertido más en un negocio, que un proyecto político Estatal; la representación de sus liderazgos busca capitalizar solamente eso: el encono para permear en la opinión pública.

Alfonso Ramírez Cuéllar, se condujo con sensatez; al igual que Morena y su dirigencia Nacional.

Asimismo quienes han decidido donar su sueldo completo a la causa del Covid-19, o están trabajando en algunas acciones que beneficien a la sociedad: tienen todo el respeto. Pero, para los que tienen la mala apuesta al simular: la historia cobrará siempre a través del descrédito de su discurso.

Es momento de unidad, no de fingir.

0
comentarios
Ver comentarios