Columnas

Parálisis política. Bienestar vs crecimiento

El porvenir es incierto  Internet

El bienestar que está recibiendo la población que tanto presume hoy el presidente López, no ha mejorado

El presidente López es insistente en manejar los otros datos que inventa diferentes a los oficiales, de esos otros datos nunca ha revelado la fuente, desde aquella encuesta que le daba como ganador de la elección presidencial en el año 2012, aunque todas las demás encuestas hayan dicho que cuando no asistió al primer debate, perdió muchos puntos de ventaja que tenía, así como dijeron cuando perdió el segundo debate, pero él tenía otros datos.

Durante años criticó el mediocre crecimiento de los presidentes anteriores, ahora que es presidente, no critica el decrecimiento en el que ha puesto al país, trata de sobresaltar lo que llama bienestar, pero no define qué es bienestar, solo resalta el dinero que reparte entre “los pobres” y quiere hacer creer que ahora sí está recibiendo, no como antes que no recibían, pero no presenta ninguna metodología. La metodología que tenían en administraciones anteriores, ya no se lleva a cabo, la llamada CONEVAL Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social.

A partir de la administración de López ya no se actualiza esta información, en el CONEVAL se informaba por ejemplo que la población en pobreza pasó de 44% a 41% de la población del año 2008 al año 2018; también señala que en el mismo periodo la población en pobreza extrema se redujo de 12.3 millones a 9.3 millones, que el rezago educativo se redujo de 21.9% a 16.9%, que en el año 2008, 42.8 millones de personas no tenían acceso a los servicios de salud, pero en 2018 se redujo al 50% es decir que 20.2 millones de personas no contaban con servicios de salud, si bien eran resultados “mediocres se estaba avanzando.

El bienestar que está recibiendo la población que tanto presume hoy el presidente López, no ha mejorado, solo tendríamos que analizar los servicios de salud, que se vinieron abajo a simple vista, sin necesidad de mostrar estadísticas. Bien dice el lema de CONEVAL, “lo que se puede medir, se puede mejorar”, en la actualidad se dejó de medir, no se sabe si la pobreza extrema creció, o los servicios de salud se dan a menos población, aunque es evidente que así está sucediendo.

Ahora bien, el punto crítico del no crecimiento económico y del “aumento” del “bienestar”, es que el bienestar depende de lo que el gobierno le pueda dar a la población y eso dependerá de los recursos que logre captar el gobierno para poderlos repartir. El gobierno capta recursos a través de los derechos y de la recaudación de impuestos, pero hay tres actividades económicas que demeritan los ingresos del gobierno, una es la caída estrepitosa de la producción petrolera, el gobierno dice que está rescatando PEMEX, probablemente sea verdad, pero aunque lo rescate, ya no hay petróleo, cuando México estaba en la abundancia petrolera tenía más de 50 MMB en reservas petroleras, en la actualidad con trabajos sobrepasa los 13 MMB, para establecer un punto de comparación Venezuela cuenta con más de 490 MMB de reservas.

Otra de las fuentes de ingresos son las concesiones que otorga el gobierno para que puedan ser explotadas las riquezas de la nación, como las minas, por la razón que sea, el punto es que si nadie está explotando esas minas el gobierno deja de recibir ingresos de pago de las concesiones. Por otro lado la inversión se ha visto afectada por la incertidumbre que ha generado el rumbo de la 4T y sigue generando, veamos nuevamente la fórmula, menos inversiones, menos empresas, menos empleos, genera crisis social, el gobierno recibe menos recursos por el pago de impuestos tanto de las empresas como de los trabajadores, si sus recursos se reducen no contaran con recursos para atender el “bienestar” de la que habla el presidente, entonces el pueblo bueno y sabio no solo habrá dejado de recibir servicios de salud, además dejará de recibir sus becas, o las seguirá recibiendo a través de créditos que el gobierno solicite y los utilice en gastos social, lo que crea una terrible fórmula en camino a una crisis inevitable.

Por eso la indispensabilidad del crecimiento a través de la inversión, a través de la creación de empresas que generen empleos para el pueblo bueno y sabio, si el pueblo bueno y sabio tiene trabajo entonces el país va por buen camino, si no lo tiene entonces lo que crece es la carga social y la carga social bajo ninguna circunstancia genera el crecimiento.

Los impuestos son para atender las necesidades de la población, por ejemplo, que el pueblo bueno y sabio cuente con servicios médicos y medicinas, entonces el pueblo bueno y sabio no será parte de las estadísticas de carencia social en cuanto a servicios de salud. Así funciona, si se genera economía, hay pago de impuestos si hay pago de impuestos se pueden brindar servicios de salud y medicinas, si no hay, no se otorgan servicios de salud, ni medicinas y muy probablemente ni empleo.

Don Julio, hablemos de política

[email protected]