El Rincón del Chamán. La 4T en el laberinto de las encuestas

culiacan sinaloa
Militares arriban a Culiacán para reforzar seguridad en la zona tras operativo fallido para capturar a Ovidio GuzmánOmar Martínez / Cuartoscuro

Los datos duros de cada encuesta no dejaron dudas del mal humor social generado, por más que trataron de justificarlo los funcionarios responsables del operativo fallido.

Ya lo dijo el politólogo Aquiles Baeza, ni todo es verdad ni todo es mentira, depende de la encuesta con que se mida.

En algo coinciden los encuestadores profesionales en que el peor momento en lo que va del gobierno de Andrés Manuel López Obrador fue el operativo fallido de Culiacán.

Y es el peor momento pues este vergonzoso y lapidario episodio puede contribuir a que la 4T no pase de ser un enunciado más de campaña sexenal, pues si no da resultados, puede sucumbir al embate de la inseguridad, la criminalidad y la violencia.

Pero veamos qué encontraron los sondeos realizados sobre la tarde que aterrorizó a los sinaloenses y a todo México y de paso sorprendió a la comunidad internacional.

Lo que estuvo para Ripley fue la interpretación de los resultados de tres importantes encuestadoras -todas publicadas el martes 22 de octubre-, Consulta Mitofsky, El Financiero y Grupo Reforma, enfocadas las tres a responder la pregunta de si el gobierno actuó bien o mal en la detención y liberación de Ovidio Guzmán (alias el Chapito).

La sociedad está dividida, decían los preopinantes nuestros de todos los días, pero el dato destacado fue que la mayoría de los encuestados le puso un tache a la actuación del gabinete de seguridad y exhibió al número uno de Palacio Nacional como un funcionario desinformado pues según sus dichos ni enterado estaba del operativo.

Además de las horas de zozobra por las balaceras, a #YaSabenQuién le echaron a perder los momentos de felicidad pues apenas unas horas antes había dado el banderazo a uno de sus proyectos estrella, el Aeropuerto de Santa Lucía. Pero ya nadie le hizo caso, lo mismo ocurrió con otros temas de interés nacional.

Los datos duros de cada encuesta no dejaron dudas del mal humor social generado, por más que trataron de justificarlo los funcionarios responsables del operativo fallido.

Para el Grupo Reforma, el 49 por ciento de los encuestados se mostró en desacuerdo con la liberación del Chapito (sic) y apenas un 45 por ciento lo aprobó; los resultados del sondeo de El Financiero fueron que el 51 por ciento de sus entrevistados calificó la decisión del gobierno de equivocación, mientras que el 39 por ciento lo planteó como un acierto.

Pero fue la encuesta de Roy Campos la que hizo que más de una ceja se levantara pues obtuvo otros datos. El 53.1 por ciento de sus encuestados opinó que el gobierno hizo bien en liberar al Chapito y el 45.1 por ciento que hizo mal.

Pero el as bajo la manga de Roy fue el dato a nivel local, que el 79.1 por ciento de los sinaloenses (8 de cada 10) concluyó que el gobierno federal hizo bien en liberar al hijo de el Chapo Guzmán y un marginal 20.2 por ciento opinó lo contrario.

Hay que decir el dato de Mitofsky fue como una luz para los funcionarios de la 4T pues cada vez que trataban de aclarar las cosas las enredaban más, nos referimos a los secretarios de Seguridad Pública, de la Defensa, Marina y el responsable de la Guardia Nacional.

Las redes sociales fueron se transformaron en campo de batalla, un hashtag apoyando la decisión del Presidente de la República y otros cuatro criticándolo. Las hordas de bots que estuvieron perdidas durante horas encontraran la pauta perdida para criticar las conclusiones de Reforma y El Financiero, pese a que ambas publicaciones destacaron que los niveles de aceptación del jefe del Ejecutivo se mantuvieron en los rangos de los últimos tres meses pese al operativo fallido.

Se extrañó la encuesta de El Universal, no hubo, y a manera de justificación el diario explicó en una de sus columnas que a partir de algunas encuestas y sondeos muchos se han apresurado a decretar que la liberación del narcotraficante Ovidio Guzmán, “le hizo lo que el viento a Juárez” al presidente AMLO, aunque hay especialistas que consideran que es demasiado pronto para hacer este diagnóstico. ¿A poco?

 

El entorno político que dio lugar a los resultados de las encuestas es importante. Lo malo es que a las seis versiones que de acuerdo a El Universal se dieron oficialmente de la detención y liberación del Chapito (sic), tenemos que agregar otras más que incluye una de las declaraciones oficiales más preocupantes que se hayan escuchado, que el Presidente no estaba enterado.

También llamaron poderosamente la atención las convocatorias que desde el gabinetazo se hicieron para cerrar filas en torno al Presidente de la República, fustigando al mismo tiempo a los que criticaron la operación fallida, sus adversarios.

Y la otra de que no habrá sanciones ni renuncias. Entre los oficiales de las fuerzas armadas es claro que el daño a la institución militar es enorme.

Ni qué decir de nuestras fuerzas armadas, maltratadas por “el pueblo bueno” que defiende a los huachicoleros, que hace cordones de seguridad para defender a los grupos del crimen organizado, que bloquea carreteras y paraliza vías férreas. Mientras que la Guardia Nacional sólo ha servido para cazar indocumentados.

Será difícil recuperar el respeto perdido.

Alfonso Durazo dejará el cargo pero no por sus errores sino para ir como candidato en las elecciones para gobernador de Sonora. Esto sólo ocurre en la 4T.

Algo que no debe pasarse por alto son insultos a los personajes públicos cada vez son más fuertes y eso se explica únicamente por el nivel de polarización, que se mantiene principalmente desde la esfera del gobierno.

Mano dura a los medios de comunicación que ejercen su derecho a la crítica y gas pimienta (qué tanto es tantito) a los alcaldes que protestaron pidiendo más recursos. Y frente a los criminales, el trato humanista, lo cual da rienda suelta al rumor y al sospechosismo. ¿Qué no?

Se venido diluyendo el respeto institucional a la persona portadora de la representación nacional.

 

Volvamos a las encuestas.

Los datos son lapidarios. Para el Grupo Reforma el 54 por ciento de sus encuestados opinaron que el gobierno debe reconsiderar lo que está haciendo contra el crimen y el 42 por ciento que el gobierno hace lo correcto.

Otro dato de pesadilla, que la estrategia contra el narcotráfico y el crimen organizado está fracasando, lo avaló el 56 por ciento de las opiniones y apenas el 34 por ciento considera que ha sido exitosa.

En el sondeo de opinión de El Financiero hay datos de suma relevancia pues el 56 por ciento de los encuestados consideró que fueron los criminales los que salieron ganando del operativo en Culiacán, mientras que el 25 por ciento que fue la sociedad.

De lo que no hay duda es que 60 por ciento de los entrevistados cree que el gobierno debe darse a la tarea de combatir el crimen y el 35 por ciento evitar la violencia. Y ojo, adicionalmente se observa una caída en la percepción positiva de la Guardia Nacional del 74 al 65 por ciento de marzo a octubre.

Para Consulta Mitofsky el principal problema nacional es el de la inseguridad aunque con variaciones; en Sinaloa lo reconoce el 37.1 por ciento de los encuestados y a nivel nacional el 53.3 por ciento.

Los sinaloenses clasifican así los principales problemas: inseguridad 37.1 por ciento; narcotráfico 18.9; desempleo 8.3; crisis económica 7.3 y violencia 6.3, el resto se refiere a pobreza, contaminación e inflación.

A nivel nacional Mitofsky clasifica así los principales problemas: inseguridad 53.3 por ciento; violencia 11.5 por ciento; desempleo 8.9; crisis económica 7.3 y narcotráfico 4.3, le siguen pobreza, contaminación e inflación.

Saque usted sus propias conclusiones.

0
comentarios
Ver comentarios