Columnas

Estados Unidos está de regreso, el multilateralismo está de regreso, la diplomacia está de regreso. Y el gobierno de México debe tomar nota y actuar.

El presidente electo de los Estados Unidos, Joe Biden, presentó ayer a su equipo responsable de la política exterior y seguridad nacional. Los perfiles de cada uno son muy interesantes, combinan juventud y experiencia.

Escuché con mucha atención los mensajes del presidente, la vicepresidenta y los seis jugadores del equipo. Traté de encontrar ahí las señales a las que el gobierno de México debe poner atención. Son una “primera llamada” para diseñar, cuanto antes, una nueva etapa en la relación bilateral México-Estados Unidos.

Encontré, al menos, 10 puntos a los que el equipo de política exterior del Presidente López Obrador debería atender:

1. EEUU de regreso en el mundo

Los seis nominados son piezas clave para México, por diversas razones. Son cercanos al presidente y les tiene toda la confianza. No son producto del compromiso político. El presidente cree que con ese equipo va a mantener a su país a salvo y seguro. Refleja claramente que Estados Unidos dejó su aislacionismo trumpiano, está de regreso en el mundo, listo para ser el líder y sentarse en la cabecera de la mesa. El nuevo gobierno confrontará a sus adversarios y estará al lado de sus aliados. Estados Unidos está listo para defender sus valores.

2. Llamas de líderes mundiales a Biden

El presidente Biden dijo que en las llamadas que recibió de los líderes mundiales (mensaje que no debe pasar inadvertido para AMLO), quedó claro que ellos esperan que Estados Unidos retome su papel histórico de líder global, tanto en el Pacífico como en el Atlántico y a lo largo y ancho del mundo. Biden ratificó que cree firmemente en que Estados Unidos es más fuerte cuando está cerca y trabaja con sus aliados.

3. Los equipos de política exterior y seguridad nacional

Biden está orgulloso de sus equipos de política exterior y seguridad nacional porque han logrado triunfos diplomáticos significativos en el pasado y porque tienen décadas de experiencia de trabajo con otros países. No quiere que Estados Unidos se involucre en conflictos militares innecesarios, pero sí va a mantener a los adversarios y a los terroristas a raya. Los retos para Biden están claros: el terrorismo, el extremismo, el control de las pandemias, la crisis del clima, la proliferación nuclear, las amenazas a la ciberseguridad de las tecnologías, el crecimiento del autoritarismo.

4. "El poder de nuestro ejemplo"

Pero lo que reflejan los mensajes de Biden y de los integrantes de su equipo es que aprecian la juventud, las nuevas ideas y rechazan los viejos hábitos. El presidente electo trató de integrar experiencia y liderazgo, nuevas perspectivas, ideas frescas y compromiso con la promesa de Estados Unidos. Dijo una buena frase: “Siempre he creído que Estados Unidos es respetado como líder del mundo no sólo cuando mostramos el ejemplo de nuestro poder sino cuando se aprecia el poder de nuestro ejemplo”. Y su equipo va a liderar con el ejemplo.

5. Blinken

Solamente para que nos quede claro a todos desde México, Tony Blinken (designado como secretario de Estado) es uno de sus hombres de más confianza y más cercano a Biden y estará listo desde el primer día. Habrá que ver pronto quiénes serán los colaboradores de Blinken responsables de los asuntos de nuestro hemisferio.

6. Mayorkas

La descripción que Biden hizo de la tarea del nuevo secretario designado de Seguridad Territorial, un inmigrante latino, Alejandro Mayorkas, es de la mayor importancia para México. El presidente electo fue al grano: el DHS debe mantenernos a salvo de las amenazas dentro y fuera de la nación y tiene que arreglar nuestro fracturado sistema migratorio, después de años de caos, disfuncionalidad y absoluta crueldad, porque Estados Unidos es un país de leyes y valores.

7. Avril

En el caso de la designada como nueva directora de Inteligencia, Avril Haines, es eviente que es una profesional de ese campo, con las más altas calificaciones. Lo más interesante es el valor que pone Biden a la verdad (después de cuatro años de las mentiras de Trump). Ella está comprometida con decir la verdad y llevar la verdad a quienes toman las decisiones, por difícil que sea. Y ante cualquier amenaza en las fronteras de los Estados Unidos, como pudiera ser otra pandemia o la interferencia extranjera en las elecciones, ella no va a dejar de sonar las alarmas hasta que los funcionarios apropiados tomen decisiones y acciones.

8. Linda

Como embajadora ante Naciones Unidas, con rango de gabinete, Biden propone a Linda Thomas-Greenfield, una distinguida diplomática de carrera con especialidad en asuntos africanos. Será escuchada en todas las discusiones de asuntos de política exterior. Para México es de la mayor importancia, en virtud de nuestro nuevo papel, a partir de enero, como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU.

9. Sullivan

El consejero de Seguridad Nacional, Jake Sullivan, ha trabajado con Biden muy de cerca y participó en negociaciones muy relevantes durante el gobierno Obama. Incluso ayudó a Biden a diseñar la estrategia para hacer frente al covid-19. Pero lo más relevante, para que lo entendamos en México, es lo que Biden dijo: “Jake entiende mi visión, seguridad económica es seguridad nacional”. “Y sabrá dirigir la política exterior para la clase media, para las familias”. “Lo que esto significa es ganar la competencia por el futuro”. “Tenemos que mantenernos a salvo y seguros y reconstruirnos mejor que nunca”. “Tenemos que invertir en nuestra gente, afilar nuestra innovación, unir la fortaleza económica de las democracias alrededor del mundo para lograr que se fortalezca la clase media, se reduzca la inequidad y hacer todo para combatir las prácticas comerciales predatorias de nuestros competidores y adversarios”.

10. Kerry

El zar del combate al cambio climático será el amigo de Biden de toda la vida, John Kerry. Será un “enviado presidencial” que va a participar en todas las mesas dentro y fuera de Estados Unidos, con un poder enorme. El cambio climático va a estar en todas las decisiones de la Casa Blanca. Kerry va a combatir la crisis ambiental y a movilizar acciones con toda la voluntad del presidente. “Nadie debe subestimar por un minuto mi determinación para combatir el cambio climático”. El compromiso de Biden con la protección del medio ambiente está precisamente en el nombramiento de Kerry, con un perfil inigualable que cuenta con toda la confianza del Presidente. “Volveremos al Acuerdo de París el primer día del gobierno. Pero París no es suficiente. Dentro de un año en Glasgow, todas las naciones debemos elevar nuestras ambiciones juntos, o fracasaremos juntos. Y el fracaso no es una opción”.

México, tomar nota y actuar

Con “humildad y confianza” el nuevo equipo de política exterior del presidente Biden está convencido de que va a sanar y a unir a Estados Unidos y al mundo, pero para ello necesita la cooperación de los demás países. Estados Unidos tiene la habilidad para convocar a los países para enfrentar los retos de nuestro tiempo.

Pero definitivamente hay una nueva visión que se debe analizar desde México: “Cuando construyamos alianzas, cuando encabecemos instituciones, cuando firmemos acuerdos, todo tiene que ser juzgado en torno a una pregunta clave: ¿Todo esto hará la vida mejor, más fácil, más segura para las familias a lo largo y ancho del país? ¿Todo esto va a yudar a unir a los Estados Unidos?”

Con un proceso de toma de decisiones riguroso para preservar la seguridad del país, defender el interés nacional y sus valores, el equipo del presidente electo de Estados Unidos está listo para encarar los principales retos: crisis económica, disrupción tecnológica, ciberataques, terrorismo, proliferación nuclear, armas químicas y biológicas, cambio climático, pandemias, amenaza a la democracia, corrupción, injusticia racial e inequidad.

Estados Unidos está de regreso, el multilateralismo está de regreso, la diplomacia está de regreso. Y el gobierno de México debe tomar nota y actuar.