17 de septiembre de 2021 | 11:48
Opinión

La decisión recaerá en López Obrador; Blanca Piña o Cristóbal Arias, sus cartas (Parte I)

Hoy no hay candidato de Morena en Guerrero y Michoacán; esa ausencia, le costará muy cara rumbo a las elecciones del próximo 6 de junio.
Cristóbal Arias Solís
Compartir en

¿El plan B puede estar en operación para sustituir a los candidatos?

Una tensión se vivió ayer afueras de las instalaciones del INE. Detalladamente, cada uno de los consejeros argumentó las irregularidades fundamentadas en torno a las acciones que realizaron antes del registro de las candidaturas de Michoacán y Guerrero

La decisión se supo y quedó ratificada la anulación de ambos perfiles, tanto de Félix Salgado Macedonio para Guerrero, como de Raúl Morón en Michoacán.

Y es que el pasado fin de semana, se usó como título generalizado en los medios locales, que el Tribunal había ordenado regresar la candidatura, y la realidad fue que el tipo determinado de argumentación que se promovió en un proyecto ayer, quedó asentado en las irregularidades por lo que se anticipó la misma decisión del INE antes de haberle regresado el caso.

En fin. A pesar de que ha pasado de cancha en cancha, Morena urge que tome una decisión o desgastará el proceso nuevamente en el Tribunal Electoral, lo que implica seguir sin candidato y a la espera del mismo resultado. Por ello, tiene que haber modificaciones o cambios ante la inminente necesidad.

Por evidentes razones, es obvio que él lo hará desde Palacio Nacional, porque seguramente no quiere que el proceso se enrede aún más. Entonces, el plan B, puede estar en operación para sustituir a los candidatos.

En Michoacán, se le negó la oportunidad a Cristóbal Arias con Morena pese a haber rebasado en 42 estudios al ex candidato de la expresión guinda hasta estos momentos. A pesar de que el senador con licencia participa desde otro partido, la bendición puede llegar en una especie de cooperación y un entendimiento mutuo entre algún perfil afín que lance el presidente. Todo indica que la decisión será suya; no quiere comprometer ni entregar ambos estados, seguramente.

¿Justicia para Cristóbal Arias después del golpe bajo?

Recordemos que no hay candidato de Morena y, esa ausencia, le costaría muy cara en las próximas elecciones del 6 de junio. Siendo así, puede haber justicia para Cristóbal Arias después del golpe bajo del 30 de diciembre del 2020. Esa determinación estará en manos de López Obrador quien puso a prueba a Morena y las cosas se salieron de tono, con decisiones tomadas de forma unilateral y con una clara tendencia que anuló la democracia.

Ese escenario se percibe y hay una lectura clara de lo que puede venir. Recordemos que la contienda se complica para Morena, y en 48 horas tiene que resolver el asunto. Por ello, tanto Blanca Piña, senadora, como Cristóbal Arias, son perfiles muy cercanos a Ricardo Monreal. El coordinador de Morena en el Senado, puede proponer una solución directa con ambos actores.

Ambos son una alternativa viable para ganar terreno en Michoacán, si se quiere derrotar al bloque de partidos que conformó PAN, PRI y PRD, y al que parece hundió más el gobernador Silvano con la actitud de ayer en el municipio de Aguililla, cuando baja de una unidad militar;  tienen que poner en marcha una viable solución.

Así que por estrategia y para potencializar la contienda y el trago amargo que vivió AMLO con la determinación del INE, sus cartas en Michoacán son dos actores muy cercanos a él. Elegir a quién o a los dos, está en sus manos. Ambos, pueden dar señales de concordancia que ha pasado así, a una decisión racional de que la izquierda gane más terreno.

Justamente eso se definirá en las próximas horas. Lo de Blanca Piña se consolida para ser la candidata de Morena. Y lo de Cristóbal Arias a través de Fuerza por México, se logra identificar cómo una especie de apoyo de facto en la que, la base morenistas, dé su respaldo total desde otra plataforma. A pesar de que eso ya pasa, se puede redoblar con el visto bueno del presidente y de un aliado clave en estos momentos, Ricardo Monreal.

En la siguiente columna analizaremos el caso de Guerrero.