Jaliscienses sufren drama económico

plan jalisco de reactivacion economica
Los restaurantes de Jalisco emplean a 1.2 millones (357 mil son empleos directos)Especial

En poco más de dos meses, el Estado perdió 86% de las plazas generadas en todo 2019

Si bien el estado de Jalisco registra hasta el momento menos de 100 muertes a causa del Covid-19, y el número de contagios supera los mil 500, las pérdidas económicas ya son exponenciales tras 10 semanas de aislamiento obligado por las autoridades como medida para evitar mayor número de contagios por Coronavirus. El gobierno ha ofrecido apoyos a las pequeñas y medianas empresas pero se han quedado cortos frente al universo de afectados, por lo que ahora mismo está solicitando un crédito por 6 mil 200 millones de pesos, que de ser aprobado por el Congreso de Jalisco, sería, según el gabinete económico de gran ayuda para reactivar el sector económico lo antes posible.

En poco más de dos meses, el Estado perdió 86% de las plazas generadas en todo 2019 debido a la emergencia sanitaria por el COVID-19, siendo la peor caída desde el histórico de medición que inició en 1998.

En marzo fueron seis mil 026 puestos de trabajo menos y en abril 38 mil 145, de acuerdo con los datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Lo anterior equivale a que, durante la pandemia por el coronavirus, al menos 30 jaliscienses con un empleo formal han sido despedidos cada hora.

Además, quienes forman parte del sector informal de la Entidad (48% de la población ocupada) vieron caer sus ingresos 81% durante marzo.

En tanto, organismos empresariales de la Entidad estiman que este año se perderán en Jalisco al menos 150 mil empleos. (El Informador 13/05/20).

De acuerdo a este mismo medio, en el sector restaurantero, la contingencia sanitaria ha provocado el cierre de 5% de los 34 mil 700 restaurantes en el Estado: unos mil 700, estima Aldo de Anda, titular de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en Jalisco, quien advierte que ya que pase la pandemia podrían cerrar hasta cinco mil unidades económicas en el Estado.

Los restaurantes de Jalisco emplean a 1.2 millones (357 mil son empleos directos). Y si la crisis se prolonga, casi la mitad podría perder su trabajo.

En las últimas semanas, los restauranteros en Jalisco se las han ingeniado para mantenerse a flote. Por eso se han lanzado algunas iniciativas como “Aquí nadie truena” y “Salvemos empleos”, para que la ciudadanía apoye con sus ventas a todo tipo de negocios.

Y se han habilitado algunos sitios como www.colegasrestauranteros.com o www.holacoronavirus.com.mx en donde se puede consultar la información de los establecimientos.

El gobierno de Jalisco, que inició el confinamiento dos semanas antes que el resto del país como primera medida para evitar mayor incidencia del virus en la entidad, y suspendió clases en todos los niveles escolares, dio un tercer paso y este fue en materia económica; diseñó una estrategia para poner mil millones de pesos al alcance de comerciantes (formales o no) y de agricultores con la finalidad de evitar el despidos de 123 mil empleados, los cuales están en riesgo a consecuencia de las afectaciones económicas que ha provocado el Coronavirus en el sector empresarial.

Los sectores económicos detectados como los más vulnerables y en los que se centró la ayuda fueron restaurantes, bares, hoteles, centros de enseñanza, servicios recreativos, transporte, autopartes, industria electrónica, textil, de la moda, de muebles, servicios personales, y comercios misceláneos.

Pero como ya se mencionaba, el alcance no fue suficiente y no se dio abasto a la demanda de propietarios de pequeñas y microempresas, agricultores y auto empleados que solicitaron el apoyo económico.

De acuerdo con la Mesa de Reactivación Económica que representa a diversos sectores, como empresarios, sindicatos, líderes de opinión, académicos e incluso organismos de la sociedad civil, el boquete financiero en la finanzas del estado a causa del Covid-19 asciende a 5,080 millones de pesos: tres mil millones de gastos generados en salud para atender la pandemia; mil 260 millones por la caída de ingresos estatales y 820 millones por la disminución de recursos federales.

En ese contexto, es que el gobernador Enrique Alfaro ha enviado un proyecto al Congreso del Estado de Jalisco para que se le autorice solicitar un crédito por seis mil 200 millones de pesos, propuesto por la Mesa de Reactivación Económica al gobierno de Jalisco para hacer frente al déficit financiero ya mencionado y está planteado a pagarse en 20 años.

El presidente de la Comisión de Hacienda del Congreso local, Ricardo Rodríguez, mencionó que el recurso servirá para impulsar obra pública en materia, hospitalaria, educativa e infraestructura por medio de la generación de empleos y ayudará a reactivar la economía.

Las dirigencias y fracciones del Partido Revolucionario Institucional (PRI), y el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), se han manifestado en contra de contraer mayor deuda a la entidad, sin embargo, alcaldes de los respectivos partidos han solicitado a sus dirigencias que por medio de sus diputados aprueben los créditos toda vez que sus municipios recibirán apoyos para salir de la crisis.

Ya veremos cómo se da la inminente votación, pues no se descarta que diputados de Morena sufraguen de manera fraccionada como ya lo han hecho en otras ocasiones, para sumarse a los votos a favor de los diputados de Movimiento Ciudadano, PRD, PAN, PT y Partido Verde, con los que seguramente se aprobará el endeudamiento.

Sin duda se trata de decisiones que generan polémica; partidos de oposición como PRI y Morena le ha recordado al gobernador su promesa de no endeudar al estado. Pero lo cierto es que ningún gobierno en el mundo tenía en sus planes o en su proyecto lidiar con una pandemia global que arrasaría con las economías en todos los sectores y niveles, de ahí que no se pueda ser tan intransigentes para entender que la situación exige tomar medidas radicales, aunque tampoco se pueda garantizar que la decisión es la correcta.

Lo que sí se puede exigir es total transparencia, cuidado y buen uso del recurso, para evitar que sigan quebrando y cerrando negocios, para impedir que más gente caiga en desempleo y que incremente el número de familias en situación de precariedad.

0
comentarios
Ver comentarios