Columnas

Irreverente. Regímenes como la 4T necesitan enemigos

El presidente López ObradorMiguel Dimayuga.

¿Qué busca el actual régimen?

Para justificar desaciertos y fracasos, tener un némesis nunca viene mal. Todos necesitamos uno… o varios, como es el caso de Morena, la 4T y el presidente de México emanado de ese binomio.

Les platico: El de Batman, Joker. El de Superman, Lex Luthor. De Trump, tres mujeres: la inquisidora fiscal Kenneth Starr; la poderosa senadora demócrata Kamala Devi Harris, compañera de fórmula del candidato presidencial Joe Biden; y la cantante Taylor Swift. Vaya, hasta Homero Simpson lo tiene: Frank Grimes.

En México, ningún presidente de la historia moderna le había echado tanto la culpa a sus antecesores, de los desaciertos de su gobierno, como López Obrador.

En sus años de campaña, el némesis del tabasqueño parecía ser Carlos Salinas de Gortari, a quien le dio la paternidad de todos los males del País.

Pero conforme se fue asentando en el Palacio Nacional, hizo lo que ni los superhéroes de los cómics y películas han hecho: Cada cierto número de mañaneras cambia de némesis, dependiendo de cuál sea el tema del acontecer nacional.

A lo mejor el más “favorecido” con ese título es Felipe Calderón y entre los periodistas, los que ustedes ya saben.

Para cada tema, López Obrador DETONA su némesis personalísimo.

En el segmento de la IP: Claudio X. González y a veces Gustavo De Hoyos Walther, el combativo presidente nacional de Coparmex.

En medios: Reforma y El Financiero.

En ex presidentes, por supuesto, Calderón, y sorprende que habiendo hecho méritos suficientes para reclamar ese “privilegio” desde su refugio lunamielero en el complejo residencial de super lujo La Zagaleta, del municipio malagueño de Benahavís, Peña Nieto no haya sido distinguido con ese nombramiento. Por algo será.

En partidos políticos, el PAN principalmente y -otra vez- sorprende la sutileza y buen cuidado que tiene cuando se refiere al PRI, a lo mejor porque la renuncia de Alito a su jugo$a gubernatura de Campeche para irse a “presidir” nacionalmente a los priistas, fue tamaleada en uno de los despachos del segundo piso del Palacio.

Por cierto, alguien debería de usar la “estrategia de comunicaciones” que paga la abultada nómina dependiente del vocero Jesús Ramírez Cuevas, para hacerle ver al presidente que mencionar a ciertos periodistas y medios que lo traen de encargo, lo único que hace es darles más rating.

Con todo esto, la 4T, Morena y el presidente están pervirtiendo sus ideales al organizar y orquestar una cacería de brujas contra sus opositores.

Y así como Reforma se tiró al piso de las víctimas al recibir el epíteto de “pasquín inmundo” por boca del mismo Andrés Manuel, a Morena, a la 4T y al presidente le están faltando mártires para justificar sus casi diarias embestidas contra sus némesis en turno. Pero en eso están, no tengan ustedes la menor duda.

A sus seguidores, AMLO los sedujo con un rosario de promesas. Sé que tiene voces muy cercanas que le piden dejar a un lado la ideología, para enfocarse en los pragmatismo científicos de la economía, la salud, la seguridad y la educación.

Pero cada vez los escucha menos y al contrario, cada vez presta más oídos a quienes lo quieren llevar -y por ende a México- hacia un remoto lugar del socialismo en el hemisferio occidental.

Como si no supiera del fracaso socialista de la URSS, de sus satélites, y del empobrecimiento de los cubanos que durante 61 años han sido testimonio viviente del funeral de esa ideología.

Las voces sensatas -que las hay- dentro del gobierno de López Obrador, están dentro del poder, pero al margen de las decisiones del poder.

Hoy, México se debate entre la nostalgia revolucionaria de la 4T y la necesidad de un cambio para bien, el que Morena y su candidato ganador en el 2018 le prometieron a los mexicanos.

¿Qué busca el actual régimen? Un capitalismo socialista de Estado, donde el control a toda costa del poder se juega en una cancha donde por un lado están los ortodoxos y en el otro, los reformistas.

 

CAJÓN DE SASTRE

“Santa Madre Morena, ¿quién va a ser el némesis del presidente la próxima semana?”, exclama la irreverente de mi Gaby.

[email protected]

PLÁCIDO GARZA. Nominado a los Premios 2019 “Maria Moors Cabot” de la Universidad de Columbia de NY; “Sociedad Interamericana de Prensa” y “Nacional de Periodismo”. Forma parte de los Consejos de Administración de varias corporaciones. Exporta información a empresas y gobiernos de varios países. Escribe para prensa y TV. Maestro de distinguidos comunicadores en el ITESM, la U-ERRE y universidades extranjeras. Como montañista ha conquistado las cumbres más altas de América.