La incógnita del cascabel

LO CLARO. La ciencia, las humanidades, la sociología, el pensamiento universal. Son temas que desarrollan el intelecto y que preparan al futuro profesionista en las aulas para obtener el bagaje que le permita ser un competitivo y productivo ser humano.

Pero la escuela tiene más sentidos de vinculación. El principal es preparar al factor humano. Pero es imponderable su labor social.

La agenda que lleva a cabo el área vinculante de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, presenta un contenido por demás interesante.

Por primera ocasión, se desarrolla ?y de manera gratuita- un Festival Internacional de Folclor.

Donde el país invitado en el marco del festejo, es Brasil; que compartirá sus artes y cultura. Y los nuestros, harán gala de la enorme gama de colores, notas, vestimentas, gastronomía que nos caracteriza como una de las culturas hispanas más ricas y prolijas en herencias autóctonas.

Ojalá sea una agenda permanente, el poder disfrutar cíclicamente del encuentro de distintas geografías culturales.

LO OSCURO. La sonda espacial Voyager, lanzada por la NASA en 1977, en su interior contiene la mejor selección de cultura y datos científicos del planeta Tierra. Tiene la misión de compartir y transmitir dichos datos, a nuevas colonias de seres vivos que habiten otro lugar en el universo, distinto de nuestro planeta.

En los contenidos culturales, contempla la pieza musical folklórica mexicana, de nombre "el cascabel".Atinadamente, un comentario en ese sentido despierta a la curiosidad. ¿Qué pensarán los marcianos, venusinos, cuando descifren "yo tenía mi cascabel, con una cinta morada? Y se lo di a mi prenda amada para que jugara con él, allá por la madrugada".¿Qué rayos tiene que hacer la prenda amada jugando con un cascabel en la madrugada?

No sería la única incógnita holocáustica.El combate -guerra, propiamente dicho- al narcotráfico, lo comenzó Felipe Calderón, cuando su principal eje de gobierno (creación de empleo) no funcionó.

Decidió entonces el cambio de rumbo y vio que era más redituable el gasto en el uso y control de la violencia.Al término de su mandato, los organismos internacionales señalaban que en numerología, contábamos algo así como cien mil personas fallecidas por parte de los tres bandos. Los buenos, los malos y "los daños colaterales".El mayor señalamiento que mereció, fue una denuncia ciudadana en la Corte de La Haya; donde un particular (el abogado Netzaí Sandoval) que reunía firmas, argumentaba que el presidente Calderón había cometido crímenes de lesa humanidad. Hasta ahí.Lo paradójico que nos dejaría en circunstancias parecidas a los marcianos, es ¿qué rayos vino la ONU a hacer a México?La intervención del importante órgano ?pacificador?, apenas sugeriría que estamos haciendo algo mal. Esperamos que su venida sea para echar abajo la reforma fiscal, que ésa sí violenta todos los derechos?No hay una razón diplomática que sustente la intromisión del organismo, incluso cuando se insinuó que auditaran en los mismos términos de ?sospechosismo? a los integrantes de las fuerzas militares, a lo que el secretario Cienfuegos hizo declaraciones en contrario. Sólo por la mera insinuación.Entonces, nos quedaremos con la tremenda duda de la verdadera razón de los viáticos pagados al Comisionado Zeid Ra?ad Al Hussein. Dijo que su agenda versaba sobre los derechos humanos. ¿Ayotzinapa? ¿Retroactivo al sexenio de Calderón? ¿Guerra entre partidos políticos? Nos quedaremos igual que el sentido del cascabel?

COLOFON. En breve cuestionamiento a mi esposa, ?si yo te diera un cascabel, para que juga...? inmediata interrupción de mi interlocutora? ?¡Eso no es de Dios!?

[email protected]

@deandaalejandro

0
comentarios
Ver comentarios