Hora de definiciones sobre aborto en SCJN: Ministras feministas o conservadora

Marea Verde Toluca
La SCJN resuelve REMOTAMENTE un amparo sobre el vacío en la legislación de Veracruz.Artemio Guerra Baz / Cuartoscuro

Las redes ardieron en cólera - con justa razón-, ya que el debate ni siquiera comenzó

La marea verde volvió a ocupar las calles de la Ciudad de México, en plena pandemia y con el riesgo de contagios por la COVID19 que se mantienen en incremento durante la fase naranja, pero sin perder el coraje.

Tras la votación simplona transmitida digitalmente en la sesión de la Corte que iba a discutir el proyecto de sentencia respecto de un amparo realizado por el Ministro Carrancá -quien por cierto, desde su nombramiento como Ministro ha sido señalado por maltratos a su menor con discapacidad y a su ex pareja -, el debate sobre la legalización del aborto se reavivó.

Las redes ardieron en cólera - con justa razón-, ya que el debate ni siquiera comenzó. Por cuestiones de forma, el proyecto fue returnado a otra ministra o ministro para plantear uno nuevo que pudiera entrar al fondo del asunto.

Es decir, la SCJN no se pronunció en contra del aborto. Ni siquiera entró a fondo en la discusión del derecho a la interrupción voluntaria del embarazo. No existió algún “triunfo provida”, ni siquiera se pronunció sobre el falso “derecho a la vida”. El proyecto fue desechado y ya habrá OTRO que podría ser discutido después.

SIN EMBARGO, es necesario hacer un llamado a la Ministra Margarita Ríos Farjat, nombrada en tiempos de la Cuarta Transformación y cercana al jefe de la oficina de la presidencia Alfonso Romo, para que se pronuncie tanto en términos jurídicos como en términos políticos respecto del aborto. Y digo jurídicos y político porque al ocupar un espacio de la talla e investidura que ocupa, debe impartir justicia basándose en criterios objetivos y públicos, no en religiones personales.

Y eso resulta urgente pues a pesar de que hoy las feministas cayeron en la misma trampa de los “antiderechos” al creer que la Corte podía “legalizar” el aborto, -cosa que sería una invasión de poderes- es necesario saber si la ministra tendrá una postura congruente con la Cuarta Transformación. Es decir: las mujeres merecemos saber si en ella tenemos una aliada que reconocerá plenamente el urgente acceso a la salud reproductiva plena o si es que, fiel a la tradición del norte y a la corriente conservadora de su propio aliado político -Alfonso Romo- se postulará en contra del derecho a decidir.

La SCJN resuelve REMOTAMENTE un amparo sobre el vacío en la legislación de Veracruz. Razón por la que resulta un poco absurdo que el día de la votación los conservadores salieran a manifestarse sin cubrebocas a un recinto VACÍO - casi tanto como la manifestación de hoy, solo que desde la resistencia, cada oportunidad para refrendar la presión es válida-.

Lo que es un hecho es la oportunidad de RECONOCER EL DERECHO AL ACCESO DE LAS MUJERES A LA SALUD REPRODUCTIVA, una oportunidad que sigue vigente.

A pesar de que el proyecto fue rechazado por la inexistencia de una regulación al respecto en el Estado de Veracruz - y únicamente vinculante para las autoridades de esa entidad- el sentido era el de garantizar el acceso a la salud reproductiva, pues como se repite en cada manifestación, en abortos clandestinos las que mueren son mujeres.

Vale la pena recordar a la Ministra que, aún cuando pertenece a una de las entidades más conservadoras como Monterrey, estar a favor de la legalización del aborto no es estar a favor del aborto, sino estar a favor de que una mujer que decide abortar pueda hacerlo de manera legal, limpia y segura. Se trata de ACCESO UNIVERSAL a la salud pública reproductiva. Se trata de JUSTICIA SOCIAL. De hecho, se trata de una decisión que es íntima y personal, que no es deseable ni fácil. Una DECISIÓN por la que ninguna mujer tendría que ir a la cárcel. Se trata del acceso seguro para TODAS las que lo decidan, no sólo para las mujeres privilegiadas que pueden pagar un aborto seguro.

Según el control de convencionalidad, la Suprema Corte está obligada a discutir e inaplicar disposiciones que resulten violatorias a derechos fundamentales. Aunque en el debate anterior los formalismos ganaron, los más garantistas le apostamos a que tiene facultades para pronunciarse al respecto y lograr, como en el caso del matrimonio igualitario, que a pesar de la resistencia que guardan los conservadores desde los congresos, el acceso libre, legal, seguro y gratuito al aborto se GARANTICE.

Y si hay que repetir esto miles de veces hasta que se entienda, lo repetiremos.

Dos cosas fundamentales:

POR CIERTO. La NOM 046 ya es un paso para el acceso a la interrupción legal, segura y gratuita que deja clara la tendencia natural: reconocer el derecho a la salud reproductiva por decisión de las mujeres. El problema es que los Estados se niegan a reconocerla, aplicarla, respetarla y cumplirla.

-Ya hay un precedente sobre la constitucionalidad y legalidad de la despenalización del aborto. En la sentencia sobre la reforma del Código Penal en la Ciudad de México, la SCJN establece claramente que la vida más que un derecho, es un PRESUPUESTO para la existencia de todos los derechos. Un conjunto de células embrionarias no es un ser humano. Es un conjunto de células embrionarias.

0
comentarios
Ver comentarios