Opinión

    Gran Conjunción de Júpiter y Saturno detona afición por astronomía y fotografía

    Viven la gran experiencia celeste, que se repetirá en el 2080 y vista hace 4 siglos, en la Edad Media.
    Júpiter y Saturno
    Compartir en
    diciembre 23, 2020 a las 07:58 CST

    Irreverente

    Omar Franco y Rafael Chávez son considerados en el medio como fotógrafos de élite entre la comunidad de esa especialidad a nivel nacional.

    Omar es colombiano y tiene más de 15 años de vivir en Monterrey. Sus cuatro aficiones -fotografía, mariposas Monarca, ciclismo y astronomía- lo han llevado a DETONAR "piezas de museo", como se dice en el argot del arte de la lente.

    Es muy cuate de mi amigo el Shamuko Villarreal, otro de los grandes exponentes de la fotografía, quien también es un ciclista consumado. (Por cierto, ambos ilustran con sus fotografías, mi libro "Irreverente", editado por la UANL).

    Rafael es un experto en fotografía que suma esa actividad a la astronomía y los dos -en lugares distintos- vivieron la experiencia de la Gran Conjunción de Júpiter y Saturno, apoyados con equipos de fotografía y telescopía de lo más avanzado.

    Les platico que Omar se fue con su esposa Marcela Uribe Restrepo por el rumbo de la carretera Monterrey-Saltillo y debido a la bruma imperante, tuvo la genial ocurrencia de hacer una composición de una hermosa foto que le tomó a la Luna, con otra de la mentada Conjunción. Esa es la portada de éste artículo.

    Rafa reunió a un grupo de aficionados a la astronomía en Santiago, 30 kilómetros al sur de Monterrey, y montó dos telescopios -un Meade LX-10 de 10 pulgadas de diámetro y 2,500 mm de longitud focal F/10, y otro Celestron Nextar 8se de 8 pulgadas de diámetro y 2,000 mm de longitud focal F/10, con oculares de 32mm y 26mm.

    Omar utilizó una cámara Nikon D2XS de posición manual, con un lente réflex-NIKKOR de 500 mm. Este lente es sumamente sensible y muy difícil de manejar, porque es 100% manual.

    Como anécdota que le da profundidad a esta crónica, les platico que la relación entre Nikon y la NASA comenzó con una cámara de esa marca modelo Photomatic FTN, una modificación de la F, que se hizo famosa porque fue utilizada en la nave Apollo 15, en 1971.

    Esta relación de la NASA con Nikon continuó en la era digital, cuando en 2008, la organización aeroespacial norteamericana utilizó la Nikon D2XS, que todavía se sigue empleando en el espacio exterior.

    En 2009 la NASA volvió a comprar 11 cámaras Nikon D3S y 7 objetivos AF-S NIKKOR 14-24mm f/2,8G ED, para ser utilizados en diversas actividades del Transbordador y la Estación Espacial.

    Comento lo anterior para presumir el equipo que utilizó Omar para la foto que ilustra mi artículo de hoy.

    CAJÓN DE SASTRE

    “Que la disfruten”, dice la irreverente de mi Gaby.