En septiembre, ¿qué festejamos?

 Hoy vivimos un autoritarismo político disfrazado de progreso que sólo está haciendo que los mexicanos el día de hoy abran los ojos.

Casi cuatro siglos le bastaron a Occidente como comentaba Samuel Huntington en su libro El choque de las civilizaciones para que heredáramos sus costumbres y tradiciones en todo el mundo tanto en lo político, económico, cultural y social . 

Mientras nos descubrían, 100 años después por ahí de 1600 del otro lado del río nacía Harvard, con ese atraso hoy especialmente América Latina ha luchado los últimos siglos y el que comienza.

México ocupa un lugar importante en América Latina pero no hemos podido asimilarlo y no hemos podido seguir el paso con el que los latinoamericanos de la mano con otras partes del mundo crecen como el caso de Brasil , por el simple hecho de ser vecino de la nación de Occidente más grande, poderosa y con intereses  en todo el mundo que a la vez sigue ganando territorio mexicano y aunque Elena Poniatowska y Carlos Fuentes hablen de la "Reconquista" y Aztlán o el reconocido profesor de Nuevo México Charles Truxillo hable de la "República del Norte" en el año 2080 , estamos muy lejos de independizarnos de ellos , de saber quiénes somos y hacia dónde vamos . 

Mientras en América Latina el milenio pasado varios países tenían cambios sociales grandes y positivos, en México por más de 2 siglos hemos creído que ya pasamos esos grandes cambios celebrando una Revolución e Independencia y por consiguiente la victoria del pueblo, cuando en realidad pasamos de un autoritarismo caudillista como el de Porfirio Díaz a un autoritarismo institucional como lo fue después de Calles. 

No podemos independizarnos de nuestros vecinos si primero no limpiamos nuestra casa y rompemos por completo todo vicio en las instituciones que son esenciales para el progreso de una nación. 

México se abrió la oportunidad hace ya más de doce años de hacer un cambio histórico mediante la vía del voto útil pero la falta de cultura democrática e intereses de sindicatos del pasado que debieron haberse extinguido frenaron el cambio que nunca llegó y los mexicanos decayeron moralmente , tanto que retrocedieron décadas atrás mediante su voto las pasadas elecciones .  

Hoy vivimos un autoritarismo político disfrazado de progreso que sólo está haciendo que los mexicanos el día de hoy abran los ojos como hace casi más de 100 años antes de la revolución y hagan nacer la cultura de la información por la misma necesidad y búsqueda del cambio . 

Quienes no conocen su historia están condenados a repetirla, México es una nación que luchó todas estas décadas por buscar la verdad aunque los libros de educación pública se la escondiera y es testigo de una nueva generación que nace y dice: " Si la prensa no habla nosotros damos los detalles " .

0
comentarios
Ver comentarios