Prioridades tergiversadas o ¿en serio se paraecen Roosevelt y AMLO?

Si suspendemos el pago de impuestos, nos quedamos sin ingresos para programas sociales: AMLO
AMLO, presidente de México.Cortesía.

En el 2021 se deberá votar por legisladores responsables que puedan ser un contrapeso a quien ha hecho de sus caprichos la prioridad de un país.

Como si por publicarlo en el DOF a altas horas de la noche no nos fuéramos a enterar, el gobierno de la 4T determinó lo siguiente:

“LINEAMIENTOS TÉCNICOS RELACIONADOS CON LAS ACTIVIDADES DESCRITAS EN LOS INCISOS C) Y E) DE LA FRACCIÓN II DEL ARTÍCULO PRIMERO, DEL ACUERDO POR EL QUE SE ESTABLECEN ACCIONES EXTRAORDINARIAS PARA ATENDER LA EMERGENCIA SANITARIA GENERADA POR EL VIRUS SARS-COV2”.

"A. Para empresas cuya suspensión pueda tener efecto irreversible para su operación”

“PRIMERO.- Por actividades cuya suspensión pueda tener efectos irreversibles para su continuación, referidas en la parte final el inciso c), fracción II, ARTÍCULO PRIMERO del Acuerdo por el que se establecen acciones extraordinarias para atender la emergencia sanitaria generada por el virus SARS-CoV2, se entenderán las siguientes”:

“Empresas de producción de acero, cemento y vidrio, así como los servicios de tecnología de la información que garanticen la continuidad de los sistemas informáticos de los sectores público, privado y social”.

“SEGUNDO.- Las empresas de producción de acero, cemento y vidrio mantendrán una actividad mínima que evite efectos irreversibles en su operación; para ello deberán informar a la Secretaría de Economía a través del correo electrónico: [email protected], conforme al Anexo 1, en un término no mayor a 24 horas a partir de la publicación de los presentes Lineamientos, el número total de trabajadores que para dicho efecto resulte indispensable. Asimismo, deberán cumplir con las prácticas señaladas en la fracción III, del Artículo Primero del Acuerdo por el que se establecen acciones extraordinarias para atender la emergencia sanitaria generada por el virus SARS-CoV2”.

Aquellas empresas de producción de acero, cemento y vidrio que tengan contratos vigentes con el Gobierno Federal, continuarán las actividades que les permitan cumplir con los compromisos de corto plazo exclusivamente para los proyectos de Dos Bocas, Tren Maya, Aeropuerto Felipe Ángeles, Corredor Transístmico; así como los contratos existentes considerados como indispensables para Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad”.

Valga la larga pero necesaria cita.

Las empresas de producción de acero, cemento y vidrio mantendrán una actividad mínima que evite efectos irreversibles en su operación, pero si dichas empresas tienen contratos vigentes con el gobierno federal, ahí sí deben seguir para cumplir con los proyectos de Dos Bocas, Tren Maya, Aeropuerto Felipe Ángeles, Corredor Transístmico, así como los contratos indispensables para PEMEX y CFE.

Lo anterior, solo muestra el desdén hacia lo verdaderamente importante como es la salud de los mexicanos. Mientras el mismo Trump solicitó a GM (General Motors) fabricar respiradores y a la marca 3M vender sus mascarillas solo en Estados Unidos, porque se entiende que la prioridad es hacer frente a la pandemia, en nuestro país las prioridades se centran en mantener la construcción de obras que no son competitivas ni esenciales para el desarrollo de México.

Las acciones extraordinarias para enfrentar el COVID, como lo establece el mismo DOF, consideran indispensable por ende mantener la construcción de estos elefantes blancos (en realidad van contra la ecología y natura) y con ellos las empresas que surten su construcción.

No importa que la petición del mismo gobierno sea #QuédateEnCasa, tampoco interesa que ese dinero ahí desperdiciado sea más sustancial en estos momentos para comprar ventiladores, adecuar hospitales y equipar a todos los valientes médicos, enfermeras y enfermeros y personal sanitario para enfrentar la pandemia. Pareciera que los caprichos deben cumplirse y la salud de la población pasa a un último lugar.

Porque aquí se pone en riesgo también a todas las personas que trabajan en la construcción de dichos complejos. Una vez más, lo que pide a los empresarios, el gobierno de la 4T no lo realiza. A la IP le pide que sus trabajadores no salgan este mes por cuestiones de seguridad, pero los que están en sus obras, a ellos sí los expone al contagio.

Darle un tamiz legal al publicarlo en el DOF no le quita lo injusto, ni lo equivocado. La esclavitud y la segregación también fueron legales, lo cual no les restó un ápice a lo erradas e injustas que eran.

Tristemente López Obrador se empeña en señalar lo poco que le importa la población de México, sea cual sea su condición socioeconómica. Si en realidad quiere parecerse a FDR (Franklin Delano Roosevelt), debería entender la necesidad de la creación (mantener) trabajos bien remunerados y de obras que sí sirvan para el futuro inmediato, no en obras que ex ante de su construcción, se sabe no cumplen con los criterios de competitividad y menos los de sustentabilidad, hoy tan necesarios estos últimos.

Cuando Roosevelt implementó el “New Deal” (nuevo pacto) creó diferentes comités con empresarios de las diversas ramas de la industria y economía estadounidense para con ellos construir nuevas políticas y saber dónde tenía que invertir el gobierno. Fue un trabajo conjunto que siguió durante la IIGM.

Tal vez lo que en realidad le gustaba a AMLO de Roosevelt es que fue el único presidente de nuestro vecino país del norte que se reeligió 3 veces…

Aunque Estados Unidos no quería entrar en la IIGM, Roosevelt apoyó en todo momento a los líderes de la Resistencia, del mundo libre (Churchill, De Gaulle) y cuando Japón bombardeó Pearl Harbor, fue el primero en atender las vicisitudes creadas por la entrada de su país a la terrible guerra.

Por cierto, Roosevelt también consideraba que los hombres y las mujeres son iguales, fue en su presidencia donde mayor número de mujeres dejaron de ser amas de casa para trabajar en las fábricas y apoyar así el esfuerzo bélico. Ninguna se quedó en casa cuidando a sus padres. La diferencia principal radica en que todos los esfuerzos se centraron en vencer a los nazis, no en cumplir los caprichos del presidente.

En estos momentos —donde a nivel mundial se considera la crisis generada por la pandemia, como lo sufrido durante la IIGM, y se piensa en coordinar un tipo Plan Marshall para mejorar la economía mundial y con ella que los millones de empleos no se pierdan— en México se gasta el poco dinero con el que se cuenta en llevar a cabo los proyectos que López Obrador desea. No importa que su viabilidad sea nula (Tren Maya, Dos Bocas, Santa Lucía) y que solo quedarán como absurdos monumentos a la estulticia de la 4t.

Las prioridades están tergiversadas. La salud, el empleo, la seguridad y la unidad de los mexicanos han desaparecido como objetivos.

Hoy ha vuelto a quedar claro, el discurso dista mucho del actuar. Lo ordenado por AMLO no es acatado por el mismo gobierno. Tenía razón López Obrador al decir que con él todo sería diferente; lástima que la diferencia haya sido solo para empeorar.

Mientras los líderes del mundo luchan por la salud y la vida de su población, aun a costas de poner en jaque la economía, el más votado en la historia de nuestro país, prefiere priorizar sus obras sobre la vida y salud de todos los mexicanos.

En el 2021 se deberá votar por legisladores responsables que puedan ser un contrapeso a quien ha hecho de sus caprichos la prioridad de un país.

0
comentarios
Ver comentarios