Columnas

Marín ama a García Luna; Hiriart, a EEUU; Milenio derrota a El Universal; Sabina y Salinas Pliego

Ricardo Salinas Pliego.Misael Valtierra / Cuartoscuro

Cuando los medios son noticia los lectores se divierten

Notas de hoy en los diarios mexicanos:

1.- Carlos Marín, columnista de Milenio, amaneció defendiendo al policía que tanto quiere, Genaro García Luna. No es novedad: lo hace cada vez que se complica en Estados Unidos la situación del ex titular de Seguridad Pública del gobierno de Felipe Calderón. Las complicidades del corazón, ¿o  hablamos de algo menos romántico?

2.- Pablo Hiriart ha anunciado que deja varias semanas sus columnas en El Financiero “por vacaciones” y que regresará como corresponsal de ese diario en Estados Unidos, a donde se va seguramente también a comadrear (o compadrear, respetemos el género) con Carlos Loret. Abandona, pues, la dirección de Información Política del periódico propiedad del empresario Manuel Arroyo y no aclara si seguirá con sus colaboraciones diarias, que leo con frecuencia, pero que me parecen basura periodística.

3.- El Universal ha cambiado su diseño. Parece una respuesta al hecho de que Milenio le quitó el primer lugar entre los sitios de internet con más lectores en México. Después de muchos años de líder, el diario de Juan Francisco Ealy Ortiz fue derrotado por el de Pancho González. En tal clasificación, nosotros —con SDP Noticias y El Deforma seguimos bien ubicados cumpliendo con nuestro plan de carrera.

4.- Sabina Berman, quien colaboró muchos años en TV Azteca, para todo fin práctico dijo ayer en El Universal que es un asesino al propietario de esta empresa, Ricardo Salinas Pliego, ya que murió por Covid una colaboradora de otra compañía del mencionado empresario, Banco Azteca. Hoy, el portavoz de Salinas Pliego, Tristán Canales, responde con una carta diciendo que Sabina acusa por resentida, ya que fue despedida de la televisora. El único error de Salinas Pliego fue no haberla corrido antes, afirmó Tristán. No me atrevo a pensar que este sea un pleito en el que ambas partes dicen de alguna manera la verdad, pero la verdad de las cosas es que así lo parece.