Columnas

¿Es en serio? Defender la libre expresión matando la libre expresión de AMLO

AMLO y ReformnaTomada de video

Es muy poco libertario el solo hecho de plantear la posibilidad de que los hombres y las mujeres que gobiernan no tengan libertad de expresión.

Ayer circuló un documento firmado por 650 personas, entre las que hay intelectuales y periodistas de primer nivel, pero también demasiada morralla que, evidentemente, no venía al caso.

Se trata de algo así como un manifiesto contra Andrés Manuel. El siguiente tuit sintetiza muy bien el sentido del mencionado escrito:

El presidente de México atenta contra el periodismo libre y crítico.
El presidente de México pone en riesgo la liberta de expresión.
Sí: #EstoTieneQueParar
Lean este desplegado que firmamos más de 650 personas.
Si se suman, difúndanlo. pic.twitter.com/UMGp5MaXSG

— León Krauze (@LeonKrauze) September 18, 2020

No es un desplegado que viole la ley, por supuesto que no. Los y las firmantes ejercen su derecho a la libre expresión.

Pero sus argumentos sí atentan contra la lógica más elemental: pretenden defender la libertad de expresión en México negándosela a un mexicano, el presidente AMLO.

Sería terrible que se tuviera que llegar a la instancias más altas del poder judicial para determinar si un gobernante tiene libertad de expresión.

Algo así argumentó en su columna de ayer, en Excélsior, el director editorial de este periódico, Pascal Beltrán del Río: “La Corte dirá si el poder tiene libre expresión”.

Es muy poco libertario el solo hecho de plantear la posibilidad de que los hombres y las mujeres que gobiernan no tengan libertad de expresión.

“Estoy en desacuerdo con lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo”.
Frase que no es de Voltaire, sino de su biógrafa Evelyn Beatrice Hall

Habrá quienes se molesten con razón por las frecuentes críticas del presidente López Obrador a los periodistas, pero el tabasqueño tiene pleno derecho a hacerlas, sobre todo cuando plantea hechos, como los contratos de la revista Nexos, de Aguilar Camín, con varios gobiernos, que probablemente no fueron ilegales, pero de que existieron, existieron.

Entiendo que algunas personas se enojen con AMLO, pero no deberían llegar al extremo de mentir afirmando que el presidente de México atenta contra la libertad de expresión.

La prueba de que Andrés Manuel no ha hecho absolutamente nada para limitar la libre expresión de nadie la proporcionan algunos de los firmantes, que a diario cuestionan, con verdades y mentiras —inclusive con insultos— al gobernante mexicano, y no les pasa nada malo por hacerlo.

Por cierto, la gente más importante del periodismo en nuestro país —de todos los medios, todas las ideologías— no firmó el desplegado. Algunos de los no firmantes del manifiesto estarán de acuerdo con su contenido, otros no, pero sin duda se abstuvieron de firmarlo porque entienden que no es su papel jugar a los complots que no llevan a nada, ni a nada positivo ni a nada negativo: activismo irrelevante, pues.

No veo entre los 650...

√ A Raymundo Riva Palacio, columnista de El Financiero.
√ A Ciro Gómez Leyva, conductor de los noticieros principales de Radio Formula e Imagen TV.
√ A Carmen Aristegui, columnista de Reforma y conductora de programas noticiosos en CNN y Radio Centro.
√ A Julio 'Astillero' Hernández, columnista de La Jornada.
√ A Pascal Beltrán del Río, director y columnista de Excélsior y conductor de un noticiero en Imagen Radio

No veo entre los 650

√ A Carmen Lira, directora de La Jornada.
√ A Denise Maerker, conductora del informativo principal de Televisa (la otra Denise sí aparece, pero ya sabemos que la señora Dresser se alquila y firma lo que sea, hasta baila en las redes sociales con tal de que se le invite a cualquier show).
√ A Pablo Hiriart, columnista de El Financiero.
√ A Jorge Fernández Menéndez, columnista de Excélsior.
√ A René Delgado, columnista de Reforma.

No veo entre los 650

√ A Alejandro Junco, presidente de Reforma, El Norte y Mural.
√ A Carlos Marín, columnista de Milenio.
√ A Carlos Loret de Mola, columnista de El Universal y conductor de un noticiero en W Radio.
√ A Brozo, de Latinus.
√ A Helguera, monero de La Jornada.

No veo entre los 650

√ A ninguno de los dos Francisco González, padre e hijo, editores de Milenio (por ahí firma alguien que se llama como ellos; lo raro no es que aparezca uno de sus tocayos, sino que no haya muchos más: con tales nombre y apellido debería haber al menos 65 Panchos González en en un grupo de 650 personas).
√ A Olegario Vázquez Aldir, presidente de Imagen y Excélsior.
√ A Emilio Azcárraga, presidente de Televisa.
√ A Juan Pardinas, director editorial de Reforma.
√ A Franco Carreño, director de El Heraldo.

No veo entre los 650

√ A Bernardo Gómez, presidente ejecutivo de Televisa.
√ A Ángel Mieres, presidente de El Heraldo.
√ A Calderón, monero de Reforma.
√ A El Fisgón, monero de La Jornada.
√ A Adela Micha, conductora de un noticiero en El Heraldo Radio y entrevistadora en El Financiero.

No veo entre los 650

√ A Manuel Arroyo, presidente de El Financiero.
√ A Jaime Azcárraga, presidente de Radio Fórmula.
√ A nadie de SDP Noticias.
√ A Hernández, monero de La Jornada.
√ A Epigmenio Ibarra, columnista de Milenio.

No veo entre los 650

√ A Lourdes Mendoza, columnista de El Financiero.
√ A Óscar Mario Beteta, conductor de un noticiero en Radio Fórmula.
√ A Sergio Sarmiento, columnista de Reforma y conductor de un noticiero en Heraldo Radio.
√ A Ricardo Salinas Pliego, presidente de TV Azteca.
√ A Jorge Zepeda, columnista de Milenio.