Columnas

Dos Clara Luz. Gambito de Colosio. Más gobernadoras más para higienizar la política.

Dos Claras

Dante Delgado, genial a veces, cometió el error de matar a MC en Nuevo León, donde habrá gobernadora.

Clara, la candidata

La primera Clara Luz, de apellido Flores, muy probablemente será la primera gobernadora de Nuevo León.

Solo un hombre podía competirle con posibilidades de éxito, Luis Donaldo Colosio Riojas, pero no pudo convencer al dirigente moral de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado, de intentar la única jugada ganadora, una alianza con el PAN.

No entiendo la estrategia de Dante, normalmente un maestro en el ajedrez político: ¿le conviene sacrificar en 2021 a un joven brillante como Luis Donaldo para, en 2024, intentar ir por la presidencia de México?

Gambito de Colosio, grave error de Dante Delgado

1.- Con Samuel García como candidato, MC quedará en cuarto lugar detrás de Morena, el PAN y el PRI; con Luis Donaldo Colosio en alianza con el panismo, Movimiento Ciudadano podía ganar o, como mínimo, quedar en la segunda posición muy cerca de la ahora morenista Clara Luz.

2.- Me dicen que el argumento de Dante para rechazar una alianza ganadora era que el PAN quería el 90% de las posiciones en disputa. ¿Y qué con eso? Movimiento Ciudadano se iba a quedar con el puesto más importante, el de gobernador de Nuevo León.

3.- Ahora, MC no tendrá al gobernador ¡ni a nadie más en posiciones de importancia! Si la imagen del señor García no mejora infinitamente —ha empeorado día a día desde hace años—, MC podría hasta perder su registro local.

4.- En tales condiciones —con MC realmente disminuido— no sé si le convenga a Luis Donaldo Colosio Riojas buscar la candidatura a presidente municipal de Monterrey solo por Movimiento Ciudadano. Clara Luz Flores en Morena generará tal oleada de entusiasmo que, con un buen candidato, podría quedarse fácilmente con la alcaldía regiomontana, que el PRI disputará con todo; contienda, además, en la que no debe descartarse al PAN.

5.- Dante Delgado no calculó que en la alianza con el PAN, al estar Luis Donaldo tan identificado con MC, el beneficiado iba a ser el partido fundado por el veracruzano, y no el tradicional instituto político de la derecha mexicana.

4.- Movimiento Ciudadano como triunfador en Nuevo León, o inclusive en el segundo lugar, iba a fortalecer las aspiraciones presidenciales del principal activo político de MC, Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco.

5.- Una derrota tan contundente como la que muy probablemente sufrirá MC sin Colosio —y sin alianza con el PAN—, pienso que llevará a Alfaro a buscar opciones distintas en 2024.

Lo único positivo del gambito de Colosio que decidió Dante Delgado radica en que facilita la llegada a la gubernatura de Nuevo León de una mujer, la popular y eficiente alcaldesa de Escobedo, Clara Luz Flores.

Las gobernadoras, pasado y presente

Ha habido pocas gobernadoras electas en México:

(i) Colima. Griselda Álvarez, del PRI. Llegó al poder con el PRI en la presidencia de México y el mismo PRI en el gobierno local. No enfrentó, para todo fin práctico, la oposición de otras fuerzas políticas.

(ii) Tlaxcala. Beatriz Paredes, del PRI. Llegó al poder con el PRI en la presidencia de México y el mismo PRI en el gobierno local. Como Griselda, no enfrentó, para todo fin práctico, la oposición de otras fuerzas políticas.

(iii) Zacatecas. Amalia García, del PRD. Llegó al poder con el PAN en la presidencia de México, pero con su partido, el PRD, en el gobierno local. Aunque con el apoyo de una sólida estructura perredista, batalló para vencer a la fuerza aliada panista y priista, basada en el activismo electoral abiertamente contra la izquierda del primer presidente mexicano surgido de Acción Nacional, Vicente Fox.

(iv) Yucatán. Ivonne Ortega, del PRI. Llegó al poder con el PAN en la presidencia de México y el mismo PAN en el gobierno local. Tiene mérito lo que hizo, ya que el priismo en el que militaba prácticamente se había quedado sin votos en la entidad.

(v) Sonora. Claudia Pavlovich, del PRI. Llegó al poder con su partido, el PRI, en la presidencia de México, pero con el PAN en el gobierno local. Inició en desventaja, pero logró derrotar el consolidado panismo sonorense.

(vi) Puebla. Martha Erika Alonso, del PAN. Llegó al poder con el PRI en la presidencia de México, pero con su partido, el PAN, en el gobierno local. El apoyo del gobernador panista, Antonio Gali, le resultó fundamental para vencer a Morena que arrasaba en todo el país. Solo gobernó 12 días. Murió en un accidente de helicóptero junto con su esposo, Rafael Moreno Valle.

(vii) Ciudad de México. Claudia Sheinbaum, de Morena. Llegó al poder con el PRI en la presidencia de México y el PRD en el gobierno local. No le resultó sencillo derrotar a los dos mencionados partidos que en los hechos trabajaron unidos en la capital mexicana, contando además con el apoyo del PAN y MC. Sheinbaum es la única mujer en nuestra historia con posibilidades reales de llegar a la presidencia de la nación, lo que es digno de reconocimiento.

Ha habido otras dos gobernadoras, pero no electas, sino sustitutas o interinas: Dulce María Sauri (Yucatán), del PRI, y Rosario Robles (Distrito Federal), del PRD.

Las gobernadoras, futuro

Además de Clara Luz Flores, de Morena, que es la favorita para triunfar en las elecciones de Nuevo León el próximo año, hay otras mujeres con posibilidades reales de ser gobernadoras, a saber:

(i) Campeche. Layda Sansores, de Morena. Aunque su imagen como funcionaria en la Ciudad de México no es la mejor, en su tierra no parece haber nadie que capaz de arrebatarle la candidatura.

(ii) Zacatecas. Claudia Anaya, del PRI. No es la favorita, pero podría sorprender a David Monreal, de Morena, si este cae en el exceso de confianza y piensa que solo por su apellido vencerá. En las encuestas que se han difundido, Anaya está a 11 puntos de Monreal. 11 puntos, con una buena campaña, fácilmente remontables.

(iii) Guerrero. Beatriz Mojica, de Morena. Parece difícil que la dirigencia morenista permita la candidatura de esta mujer, si no por otra cosa, por el peso político —no necesariamente por su popularidad— de Pablo Amílcar Sandoval, hermano de la influyente secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval.

(iv) Chihuahua. Maru Campos, del PAN, quien compite en igualdad de condiciones con el senador Cruz Pérez, de Morena. Graciela Ortiz, del PRI, también podría crecer.

(v) Tlaxcala. En esta entidad hay cinco mujeres con perfil competitivo: Lorena Cuéllar y Ana Lilia Rivera, de Morena; Adriana Dávila y Minerva Hernández, del PAN, y Anabel Ávalos, del PRI.

Clara, la experta en telecomunicaciones

Mientras los partidos deciden las candidaturas de las mujeres, habrá cambios en el Instituto Federal de Telecomunicaciones, integrado por siete comisionados.

Para ser comisionada se requiere obtener una de las 5 calificaciones aprobatorias más altas; es la única manera de estar en la lista que se envía al presidente Andrés Manuel López Obrador para que éste elija a una de cada lista y la dirija al Senado para su ratificación.

Ayer viernes 20 de noviembre de 2020 fueron enviadas 2 listas para ocupar las vacantes en el Instituto Federal de Telecomunicaciones,  encabezando ambas por Clara Luz Álvarez, una jurista realmente muy destacada.

La tocaya de quien casi seguramente gobernará Nuevo León es doctora en derecho, autora de los libros de referencia de telecomunicaciones e internet, investigadora del Sistema Nacional de Investigadores con el máximo nivel (nivel III) y fue la primera comisionada mujer de la extinta Comisión Federal de Telecomunicaciones; ha sido además relatora de la Unión Internacional de Telecomunicaciones para la accesibilidad a las telecomunicaciones por personas con discapacidad.

Por cierto, está en juego la presidencia del IFT, que designa el Senado de la República entre los comisionados nombrados. Supongo que no debería representar ningún problema que tal instituto tenga una presidenta, ya que no hay en ese instituto ninguna persona con mejor trayectoria que Clara Luz.