Columnas

Columna financiera sobre El Financiero y anexo sobre Nexos y sus contratos

Arroyo, de El Financiero, deuda con el gobierno

Falta saber —supongo requerirá mayor investigación— por qué la banca de desarrollo entregó un crédito tan grande a la empresa editora de un diario.

El bodeguero bailando va
Y en la bodega se baila así
Entre frijoles papa y ají
El nuevo ritmo: del cha cha cha
Toma chocolate, paga lo que debes...
​Toma chocolate, paga lo que debes...
​Toma chocolate, paga lo que debes...
​Toma chocolate, paga lo que debes...
​Toma chocolate, paga lo que debes...
​Toma chocolate, paga lo que debes...
'El bodeguero', de Richard Egües

Cito uno de los diálogos de ayer, en la mañanera, del presidente López Obrador con representantes de los medios de comunicación:

PRESIDENTE LÓPEZ OBRADOR: “Hace poco yo me quedé sorprendido, soy el presidente del país, leo la declaración del señor Lozoya y hay una parte en donde dice que por instrucciones de arriba le dan un crédito a un periódico de 100 millones de dólares”.
PREGUNTA: "¿A quién?"
PRESIDENTE LÓPEZ OBRADOR: “Lo voy a decir, porque está en la declaración, es público, al Financiero. La banca de desarrollo que es banca pública le otorga un crédito al Financiero de 100 millones de dólares. No lo creía y hablé con el director de Nacional Financiera. Le digo: Por favor, ve en los archivos si esto es cierto…, ¿qué creen?, que sí, que es un crédito de 100 millones de dólares, son dos mil 200, dos mil 400 millones de pesos”.
Versión estenográfica, mañanera, septiembre 8 de 2020

Lo que seguía era saber qué pasó con ese préstamo al diario propiedad del famoso, popular empresario Manuel Arroyo, cuya fotografía ha sido portada en las principales revistas de negocios. Hoy, en la conferencia de prensa diaria, Jesús Ramírez, vocero de Andrés Manuel dio algunos detalles:

Grupo Lauman es la empresa que controla a Comtelsat y a El Financiero. Su propietario es Manuel Arroyo. El 18 de noviembre de 2014 recibió por parte de Nacional Financiera un crédito por la cantidad de 80 millones a pagar en 7 años.

√ El 18 de agosto de 2015, BANCOMEXT le otorgó un crédito para liquidar el crédito de NAFIN y ampliar la línea de capital de trabajo en 50 millones de dólares, a pagar en 10 años.

√ En mayo de 2017, BANCOMEXT autorizó la reestructuración de los adeudos de la compañía ampliando el plazo a 15 años y cambiando una parte del crédito en dólares a pesos (1,312 millones).

El saldo de la deuda es de 2,120 millones de pesos.

√ El plazo restante es de 12 años.

√ A la fecha la empresa se encuentra al corriente en sus pagos.

√ La banca de desarrollo cuenta con las siguientes garantías: (i) cesión de derechos de los contratos de arrendamiento y prestación de servicios, estructurado a través de un fideicomiso; (ii) hipoteca civil sobre varios inmuebles y equipo por valor aproximado de 1,167 millones de pesos, propiedad de COMTELSAT: (a) edificio en Periférico Sur 4355 (Proyecto FOX El Financiero), (b) edificio Fuente Bella (ESPN), (c) inmueble Bolsena, conjunto de tres edificios y (d) terreno en Bosques de Santa Fe. Adicionalmente se tiene la obligación solidaria del Grupo LAUMAN Holding, S. de R.L. de C.V.

Falta saber —algo que supongo requerirá mayor investigación— el porqué la banca de desarrollo mexicana entregó un crédito tan grande a la empresa editora de un diario.

Los columnistas

Dede luego lo más importante será esperar los comentarios, artículos y columnas de los y las implacables periodistas de El Financiero, es decir, Enrique Quintana, Darío Celis, Raymundo Riva Palacio, Macario Schettino, Lourdes Mendoza, Pablo Hiriart, Javier Risco, Juan Ignacio Zavala, Edna Jaime, etcétera. Un asunto tan delicado no puede dejar de ser analizado y juzgado por columnistas tan criticones, tan criticonas. ¿O este caso es distinto solo porque involucra a las compañías y al empresario que mandan en ese periódico?

Anexo sobre Nexos

Por lo demás, en la misma mañanera del 8 de septiembre el presidente AMLO y su portavoz, Jesús Ramírez, dieron a conocer que la revista Nexos, de Héctor Aguilar Camín, tuvo desde 2006 ingresos millonarios de publicidad pagada por el gobierno federal, lo que desde luego no es ilegal, pero además de ello —y esto sí es bastante irregular— multiplicó sus ventas al sector público ofreciendo miles de suscripciones de ejemplares de papel, cursos de capacitación a funcionarios y otros suministros y servicios a diferentes dependencias.

Curioso que una colaboradora frecuente de Nexos, María Amparo Casar, mujer que encabeza a Mexicanos contra la Corrupción, no haya incluido el caso de tal revista en un estudio sobre el “dinero bajo la mesa” que elaboró con otra persona, Luis Carlos Ugalde, quien igualmente suele publicar artículos en la revista de Héctor Aguilar Camín. En una segunda edición podrán hacerlo. ¿O los recursos bajo el agua de Nexos no deben ser analizados por la campeona y uno de los subcampeones de la lucha contra la corruptelas?