Columnas

Calderón: las águilas no cazan moscas. Y AMLO debe pedir la renuncia a Alemán Magnani

Alemán Magnani y Cabal Peniche, gandallas contra Grupo PrisaInternet
"Si recontratas a Aristegui, a tu proyecto se lo lleva la chingada":
Javier Lozano (colaborador de Felipe Calderón) a Joaquín Vargas (propietario de MVS Radio)
Historias de dar pena

Increíble desfachatez de Felipe Calderón. Es una inmoralidad mayor sugerir que Andrés Manuel López Obrador podría estar interesado en que Carlos Loret de Mola fuese echado de W Radio. Véase este tuit del ex presidente (espurio) que sí presionó a una empresa radiodifusora, MVS, de la familia Vargas, para que despidieran a Carmen Aristegui. 

Si @CarlosLoret sale del aire, se confirmará el perfil autoritario, antidemocrático, intolerante de este gobierno. El más represor de la libertad en décadas. Se ve que el video del hermano del presidente recibiendo en su nombre millones de pesos los tiene furiosos. #sonPIOres https://t.co/ag3e6vOkvb

— Felipe Calderón (@FelipeCalderon) August 26, 2020

El presidente AMLO ha sido absolutamente respetuoso de la libertad de expresión. No fue el caso de Calderón en el poder. Joaquín Vargas, concesionario de radio, en su momento contó esto:

“El viernes 4 de febrero de 2011, la periodista Carmen Aristegui, titular de la primera emisión de Noticias MVS, lanzó al aire una pregunta relacionada con un supuesto problema de alcoholismo  del presidente Felipe Calderón".

“Minutos después, recibí una llamada de la señora Alejandra Sota, Coordinadora de Comunicación Social de la Presidencia de la República, quien me exigió una disculpa pública por parte de la periodista".

“Es importante mencionar, que con mucho tiempo de anticipación, se había programado una reunión para ese mismo día con el secretario de Comunicaciones y Transportes, Dionisio Pérez-Jácome, a fin de revisar los asuntos relacionados a la Banda de 2.5GHz".

“Cita a la que acudí acompañado de algunos ejecutivos de la empresa y a la que habían invitado, por parte de la secretaría, a diversos funcionarios. Esperando en la sala de juntas de la oficina del secretario, me informaron que el secretario quería verme previamente en su despacho, al cual fui conducido. Sobre el escritorio del señor secretario se encontraba una carpeta blanca con la leyenda '2.5 GHz'. El secretario me advirtió textualmente lo siguiente:"

Tengo instrucciones del señor presidente, de no gestionar asunto alguno de MVS y en especial el de la 2.5 hasta en tanto la señora Aristegui no ofrezca una disculpa pública por el comentario que hizo con relación al supuesto alcoholismo del presidente".

“Por ese motivo, la junta programada para hoy no se llevará a cabo. Te ofrezco que tan pronto la señora Aristegui se disculpe, agendaremos de inmediato la reunión, inclusive si lo hace el próximo lunes 7, a pesar de ser día feriado yo con mucho gusto los recibo en esta secretaría'. Hasta aquí la advertencia del secretario".

“Lo que sobrevino en los días posteriores, es que sostuve diversos encuentros, intercambié mensajes y llamadas con funcionarios del gobierno federal, particularmente, con la señora Alejandra Sota y con el entonces secretario del Trabajo, Javier Lozano".

“En todas ellas advertí, que la periodista Carmen Aristegui, no aceptaría disculparse en los términos que ellos nos exigían y que yo, estaría obligado a despedirla, indicándoles lo que esto representaba y lo que significaría".

“Una vez dada a conocer la salida de Carmen Aristegui de MVS, y en función de la fuerte reacción ciudadana, nuevamente recibí llamadas y mensajes en las que me exigían, una vez más, aclarar que el gobierno no tenía injerencia alguna en su despido y que era una decisión de empresa. Por supuesto, me negué a ello".

“Durante la Conferencia de Prensa que realizó Carmen Aristegui, el 9 de febrero, en la que señaló que MVS había sido presionada por el gobierno federal, las presiones hacía MVS continuaron y arreciaron".

“Ese mismo día, la presidencia de la república emitió un boletín de prensa, en el que rechazaban haber tenido cualquier participación en la salida de la periodista Carmen Aristegui de MVS Noticias y textualmente el boletín afirmaba que: 'las especulaciones sobre supuestas presiones del gobierno federal hacia MVS son falsas. La política y la práctica diaria de comunicación social de este Gobierno no se mezclan, ni se confunden con la política pública en materia de telecomunicaciones'...”.

“El domingo 13 de febrero, a las 19:30 hrs., a petición del entonces secretario Javier Lozano, me reuní con él en el domicilio de un amigo común, que presenció la plática íntegramente y es testigo de calidad".

“El licenciado Javier Lozano inició manifestando que el señor presidente Felipe Calderón y su señora esposa, estaban enterados de que en ese preciso momento él se encontraba platicando conmigo".

“A lo largo de la platica, el licenciado Javier Lozano, mencionó textualmente que: 'hemos encontrado que tu proyecto de la 2.5 GHz, tiene méritos propios, pero si recontratas a la periodista, a tu proyecto se lo lleva la chingada y te olvidas de este gobierno hasta su último día”.

“En virtud de que Carmen Aristegui, en su conferencia de prensa, había manifestado su interés de regresar a MVS, todos los integrantes del consejo que presido estuvimos de acuerdo en que la amenaza del gobierno federal, en voz del secretario Javier Lozano, era un chantaje inaceptable".

“Por lo que decidimos iniciar las negociaciones para restablecer la relación laboral con Carmen Aristegui, misma que concluyó el  miércoles 16 de febrero, para reiniciar transmisiones el lunes 21 de febrero".

“El domingo 13 de febrero de 2011 a las 19:30 hrs., me amenazaron y el pasado jueves 8 de agosto a las 12:00 hrs., cumplieron su amenaza".

“Es público y notorio que la administración de MVS no tiene injerencia en la línea editorial de la periodista Carmen Aristegui".

Los límites de su libertad se encuentran en la ley, en el Código de Ética de MVS, y en los dictados del sentido común cuando los alcances de la norma jurídica no logran proteger la supervivencia del medio de comunicación en el que ella, accionistas y trabajadores de la empresa, nos desarrollamos. Tal cual lo pactamos, tal cual se ha cumplido”.

AMLO y las moscas

He leído que fue Plauto, comediógrafo latino,  quien dijo que las águilas no cazan moscas. Por esa razón, el presidente López Obrador debe ya dejar de responder cada tontería que expresa o hace Felipe Calderón. Es tan insignificante que no vale la pena que un hombre de mucho más prestigio y credibilidad, como AMLO, se ocupe del inmoral que se robó las elecciones de 2006 y metió a México en la absurda guerra contra el narco.

Alemán fuera del Consejo Asesor Empresarial del presidente AMLO

El diario El País, que pertenece al mismo grupo de comunicación que W Radio comentó lo siguiente al dar a conocer la nota del terrible agandalle de Miguel Alemán Magnani y Carlos Cabal Peniche contra la empresa española:

“Las maniobras de Alemán y Cabal Peniche –que se suman a otros episodios de distinto carácter en el paisaje empresarial mexicano en los últimos dos años– vuelven a dejar en evidencia la inseguridad jurídica bajo la que operan los inversionistas en el país norteamericano".

Se trata de un lamentable conflicto entre particulares que parte de un hecho innegable: la violación de un acuerdo de accionistas de parte de Alemán y Cabal, pésimamente asesorados en lo jurídico.

Pero como Alemán Magnani participa en el Consejo Asesor Empresarial del presidente López Obrador, el titular del poder ejecutivo debe exigirle lo mismo que a David León, quien fue filmado entregando dinero para las campañas electorales de 2015: que renuncie a tal consejo y pida volver cuando haya solucionado su problema con el Grupo Prisa.

No vale la pena que un empresario con formas tan vulgares manche la reputación de la 4T y dé motivos para que –así lo haga un personaje tan nimio como Felipe Calderón– se cuestiona a AMLO fuera de México.

Un gran grupo empresarial como Prisa –que ha invertido entre nosotros durante muchos años– y uno de los más importantes diarios de Europa, El País, merece respeto.