Columnas

“El abismo no nos detiene”. Como nunca, es un honor estar con Obrador

Andrés Manuel López ObradorCortesía

Pienso que debe haber ajustes en el proyecto y en el equipo. Claro está, puedo equivocarme y acepto que es AMLO el que sabe lo que debe hacerse.

Las cosas no están saliendo. La pandemia ha resultado una bestia muy difícil de lidiar. Ya son demasiados los muertos, muchos más de los pronosticados por los técnicos del gobierno. Confío en que el presidente de México podrá con el reto, estoy convencido de ello. Pero necesitará para lograr sus objetivos de un profundo periodo de reflexión lejos de Palacio Nacional y de la alta burocracia que rápidamente pasó de la franqueza, que caracteriza a la rebeldía de la oposición, a las lamentables formas áulicas del “lo que usted diga, señor presidente”. Una gira de muchas horas por carretera, como la ya anunciada por Andrés Manuel, le servirá paran pensar y responder a muchas preguntas que debe hacerse:

(i) ¿Funciona el equipo?

(ii) ¿Quiénes en el gabinete no pudieron con la responsabilidad?

(iii) ¿Quiénes deben irse?

(iv) ¿Quiénes deben llegar?

(v) ¿Debe decretarse un aislamiento obligatorio, al menos durante una semana, para ya aplanar la famosa curva que crece y crece, esto es, establecer un confinamiento sancionado por la policía, dado que la gente en muchos lugares no ha respondido al llamado de quedarse en casa?

(vi) ¿Tiene el gobierno recursos suficientes para apoyar a todos los desempleados que dejará la crisis?

(vii) ¿Durante cuánto tiempo podrá lo anterior hacerse?

(viii) ¿En algún momento habrá necesidad de recurrir a deuda pública para simplemente cumplir con el presupuesto de egresos del propio gobierno?

(ix) ¿Bajo ninguna circunstancia se apoyará a empresas pequeñas, medianas y aun grandes –las aerolíneas, por ejemplo– fundamentales para el país y que podrían enfrentar serias complicaciones para sobrevivir por sí mismas?

(x) ¿No valdría la pena convocar a un acuerdo de unidad con todos los sectores, sobre todo con el empresarial cuyos integrantes están siendo presionados por enemigos de la 4T para ir a la desobediencia?

(xi) ¿Hay corrupción en la 4T, como la tantas veces denunciada de Manuel Bartlett y su hijo?

(xii) ¿Quién será el estratega, la estratega para liderar la puesta en marcha del nuevo tratado comercial con Canadá y Estados Unidos, de tal modo de obtener mayores beneficios de la misma?

(xiii) ¿Qué cambios debe haber en Pemex ante la nueva realidad global?

(xiv) ¿En qué momento se hará un ajuste en el número de muertos, necesariamente muy a la alza, por evidentes fallas en la contabilización de los mismos desde el inicio de la pandemia?

"El abismo no nos detiene"

Tal expresión es del artículo “Vamos hacia la vida” escrito por Ricardo Flores Magón en 1910. Seguramente AMLO lo ha leído. El texto es muy bello, por esperanzador, pero al final es pesimista: “Si morimos, moriremos como soles: despidiendo luz”.

En la actualidad, no tiene sentido el martirio. Apoyo abiertamente al presidente López Obrador y confío en él. Pero no todo marcha correctamente en la 4T, es la hora de admitirlo y corregirlo. Andrés Manuel tendrá que realizar a solas tal análisis y llevar de inmediato a la práctica sus conclusiones.

Como nunca, es un honor estar con Obrador. Pienso que él debe hacer ajustes en el proyecto y en el equipo. Claro está, puedo equivocarme y acepto que es el presidente el que sabe lo que debe hacerse.