August 15, 2019 03:27

Sociedad | El perfecto plan de política exterior de López Obrador

AMLO
Tras recibir la banda presidencial en el Palacio de San Lázaro, el pasado 1 de diciembre, de manos de diputado federal Porfirio Muñoz Ledo, el presidente López Obrador se enfiló hacia su nuevo despacho donde convivió con representantes y diplomáticos de todo el mundo en una comida que ofreció la Presidencia de la República.Internet

Las acciones de política exterior que impulsa el gobierno federal está delineada, quizá, desde los primeros momentos en que Andrés Manuel López Obrador se convirtió en presidente de la República.

Tras recibir la banda presidencial en el Palacio de San Lázaro,  el pasado 1 de diciembre, de manos de diputado federal Porfirio Muñoz Ledo, el presidente López Obrador se enfiló hacia su nuevo despacho donde convivió con representantes y diplomáticos de todo el mundo en una comida que ofreció la Presidencia de la República.

Durante la reunión, López Obrador suscribió un acuerdo internacional ante la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) para atender el desplazo de miles de migrantes que intentan llegar hasta los Estados Unidos.

El nuevo mandatario del país dedicó unos minutos aquel día para atender a los presidentes de El Salvador; Jimmy Morales Cabrera; de Guatemala; Juan Orlando Hernández Alvarado, de Honduras; así como con la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, con quienes firmó su primer documento como Presidente constitucional de México.

Desde ese momento, funcionarios de estas naciones involucradas se enfocaron a identificar líneas de acción para encontrar puntos de desarrollo y evitar el desplazo de sus ciudadanos hacia el norte del continente americano.

Antes de concluir aquel 2018, la Cepal —organismo que forma parte de la Organización de las Naciones Unidas (ONU)—  se encargó de diseñar un plan desarrollo que hoy se lleva a cabo el gobierno azteca, para promover las oportunidades de esta región de América latina.

El mismo político tabasqueño logró llamar la atención de su homólogo Donald Trump, y 17 días después, vía telefónica, charló y logró que se sumara el gobierno de los Estados Unidos con una inversión para apoyar los proyectos productivos y la creación empleos en los países de Centroamérica y México.

Por si fuera poco, el mandatario mexicano llamó la atención de la misma ONU y logró acuerdos atender a los familiares de los 43 alumnos desaparecidos de la escuela normal rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa desaparecidos desde 2014 y establecer una comisión especial, cuya dirección recayó en Alejandro Encinas, subsecretario en materia de Derechos Humanos de la Segob.

El sello de la presente administración quedó plasmado, también, en asuntos de seguridad nacional, el mismo organismo internacional supervisa los hilos del gobierno federal para lograr la paz y la seguridad durante estos seis años, a través de la Guardia Nacional.

Las negociaciones con el presidente Trump llegaron a su clímax cuando a mediados de marzo los gobierno de México y los Estados Unidos dieron a conocer una inversión conjunta de 35 mil 600 millones dólares destinados para el crecimiento económico y regional de la frontera sur de nuestro país, y los países de Honduras, Guatemala y El Salvador.

El acuerdo implica una inversión del gobierno mexicano por 25 mil millones de pesos (en cinco años); 10 mil 600 millones de dólares del estadounidense (4 mil 800 millones de dólares en la región sur de nuestro país y 5 mil 800 millones de dólares más para Guatemala, Honduras y El Salvador), que ya está en marcha.

Punto Cero | En Morena también hacen trabajo internacional

En este mismo sentido, la secretaria general de Morena —con funciones de presidente nacional— Yeidckol Polevnsky, ha tomado la misma línea política, ya que, ha suscrito diversos acuerdos en un ejercicio que se desarrolló en la capital de Puebla, de lo que se identificó como Grupo Progresista Latinoamericano.

Esta asociación nace con líderes políticos de toda América Latina dentro del “Foro ProgresivaMente: Un Nuevo Impulso Progresista” que acordó generar una nueva ola de gobiernos neoliberales en el continente para impulsar a los gobiernos de izquierda.

La frase “la mejor política exterior, es la política interior” queda muy bien para este caso. Quien piense que el gobierno federal improvisa en materia de política exterior, quizá está equivocado. Lo que queda claro es que, aunque el tabasqueño ha carecido de viajes internacionales, la política exterior del país avanza a pasos acelerados.

0
comments
view comments