Calderón afina la estrategia… de huida

El país arde y no hay conciencia que lo apague.

 

El diario estadounidense The Dallas Morning News presume las maletas académicas de Felipe Calderón, quien al parecer residirá en los Estados Unidos luego de entregar la banda presidencial, el primero de diciembre.

 

Existen indicios de que el todavía residente de Los Pinos, ha tenido contactos con universidades de Georgetown, Harvard, Stanfor y Texas para obtener un cargo académico.  Si el país es tan seguro de acuerdo a las declaraciones de Calderón ¿por qué emigrar?

 

El panista Calderón debe de reconocer públicamente que a su estrategia contra el crimen organizado y  sobre todo, contra el narcotráfico le faltó mucha inteligencia.

 

Sin lugar a dudas, el Gobierno norteamericano habrá dictado a Calderón las metas que debería alcanzar durante su sexenio para minar la fuerza de los narcotraficantes, lo que llevó al panista a que en las mismas calles Policías y Ejército se enfrentaran a los mafiosos.   Muchas fueron las voces que advirtieron a Calderón de que su maniobra contra el narco, debía tener como premisa la limpieza de las corporaciones policiacas -- que como se mostró a lo largo de estos años--, no pocos de sus elementos delinquían con uniforme e incluso aún pactan con los criminales más buscados.

 

En cuanto a posicionar a las fuerzas del Ejército y de la Marina en tareas de investigación y enfrentamiento en pro de capturar a los más buscados narcotraficantes, la queja primaria al jefe del Ejecutivo se centró en el peligro en el que cualquier civil se encuentra, dado el nivel de entrenamiento y la premisa de defensa de los soldados y los marinos.  Pero pocos nos planteamos de entrada, la posibilidad de la implicación de mandos castrenses en el crimen organizado.

 

Con la detención en estos últimos meses de elementos jerárquicos del Ejército y el desastre de la operación estadounidense "Rápido y Furioso" para introducir armas al país que apoyarán en el ataque a los grandes criminales, no sólo la estrategia calderonista contra el crimen organizado queda en entredicho, sino está clasificada como un tremendo desastre.

 

El mandatario mexicano sucesor de Felipe Calderón, tendrá por herencia una tarea doblemente difícil en materia de seguridad, ya que las tareas emprendidas por Calderón, develaron corrupción pero no la combatió, al contrario, el crimen organizado ha mostrado su fuerza y capacidad de operación.

 

Pero Calderón cree que él en México, ya terminó, "haiga sido como haiga sido".  Y si una vez el panista se auto  proclamó salvador del país, hoy prefiere marcharse pese a que en lugar de "barrer y recoger", regó más "basura".

 

Acta Divina… El pasado mes de mayo, el presidente Felipe Calderón afirmó que su gobierno evitó que México se mantuviera postrado ante el poder fáctico del crimen organizado y las bandas delincuenciales ya que actuó con toda la fuerza del Estado.

 

Yo también me voy…. pero sólo por unos días de asueto. No tardo.  Gracias.

 

[email protected]

 

0
comentarios
Ver comentarios