¿Es equivalente el “odio” de 2012 al de 2006?

Por más que busco, salvo pequeños intentos fallidos de Josefina-PAN-Solá, no veo aún el odio en la campaña presidencial de 2012. Por tanto, la pregunta del título de esta columna carece de sentido. Sin embargo, lo tiene si se registra que no han sido pocos quienes han señalado que este odio existe, particularmente, en contra del candidato presidencial de PRI, a quien desean ver incluso como víctima. Lo cual me parece extraño porque, insisto, no lo veo.

Si de comparar las dos últimas elecciones se trata:

1. En 2006, López Obrador fue malsanamente acusado y calumniado de ser “Un peligro para México”. Esta frase, como diría el filósofo Michel Onfray, es “performativa”: Es decir, crea verdad en el acto de ser emitida, aunque esté argumentada desde y con la mentira (aquí también entra aquél cuento trágico de Goebbels tan manido pero cierto). Para darle fuerza y credibilidad, esta “performatividad” se vale del poder del dinero y la televisión. Ya lo que le sigue a la frase es mero relleno:

-Amigo de, o “igualito”a, Hugo Chávez.

-Es como Hitler.

-Es comunista.

-Es populista.

-Es igual de corrupto que  los priistas porque salió de allí.

-Expropiará las propiedades, quitará las casas, los terrenos.

-Odia a los ricos.

-Se caerá la economía; como en ese anuncio de negras paredes que se derriban destruyéndose.

-Habrá devaluación.

-Es un “naco”.

-Habla con faltas de ortografía.

-Es un mesías tropical.

-Etcétera.

Frases todas huecas, falsas. Absolutamente demostrado. Una exhibición de odio inobjetable. Este odio aderezado con materia fecal provino del Partido Acción Nacional, el Consejo Coordinador Empresarial, Felipe Calderón, Vicente Fox, alguno que otro “intelectual” honesto… El PRI no intervino para contrariar siquiera con una breve declaración esta guerra de estiércol, muy por el contrario, validó la irregularísima elección.

 

2. En 2012, Peña Nieto ha sido “atacado” con las siguientes frases o consignas:

-Peña no cumple sus compromisos.

-Es heredero de los 70 años de violencia y corrupción del PRI.

-Es el represor de Atenco; violador de derechos humanos utilizando la fuerza pública contra la sociedad.

-El estado que gobernó ha sido largamente el número uno en “femenicidios”.

-Es un producto chatarra promovido por los intereses de Televisa; es candidato de Televisa.

-Ha pagado abundante dinero público para promover su imagen desde 2005. Se habla del pago de al menos 2 millones de dólares a Televisa por concepto de comentarios favorables.

-Se casó con “La Gaviota” para confirmar la idea de una feliz vida de telenovela.

-No sabe de qué murió su esposa.

-No reconoce a un hijo y a la mamá del mismo le ha demandado que cierre su cuenta de Facebook.

-Su hija es una odiosa adolescente mal criada que mira como “prole” a quienes se manifiestan contra su padre.

-Es un ignorante, un inculto.

-No sabe siquiera mencionar tres libros que le hayan marcado su vida.

-Confunde a Carlos Fuentes con Enrique Krauze.

-Es un burócrata-político salido de la nada, no ha desarrollado un trabajo con la sociedad.

-Ha negociado con Gordillo un supuesto distanciamiento que en realidad es todo lo contrario; el desempeño de Gabriel Quadri lo confirma.

-Ha negociado la impunidad de Calderón; antes, la de su tío y padrino Arturo Montiel.

-Ya ha rebasado los gastos aprobados para la campaña.

-No sabe cuánto es el salario mínimo de los mexicanos.

-No sabe cuánto cuesta un kilo de tortillas porque “no es la señora de la casa”.

-Habla un ridículo inglés; mejor debiera dejar de simular que lo habla y cerrar el pico.

-Sólo vende su imagen, como..., como, como modelo.

-Tiene un equipo profesional de imagen en la cual basa su campaña: videos y fotos “perfectas”, al centro, rodeado de los fanáticos.

-La Ibero no lo quiere; los de otras universidades tampoco.

-Los estudiantes de México no lo quieren, por eso marchan en contra suya y contra el PRI.

-No existe el “nuevo rostro” del PRI; es el mismo dinosaurio con máscara.

-¡Uf!, ya me cansé de enlistar; ¿continuará…?

Pregunta simple para quienes hablan de odio en contra de Peña: ¿las frases anteriores son falsas o ciertas, calumnias o verdades?

¿Dónde está el odio?

0
comentarios
Ver comentarios