Columnas

Ser médico en tiempos de Covid

Personal médico Covid-19Mario Jasso / Cuartoscuro

Los doctores mueren por atender pacientes con Covid. México, con una de las tasas más altas de contagio y mortandad en personal de salud por Covid.

“Los hombres que se ocupan de restaurar la salud de los demás uniendo habilidad con humanidad están sobre los grandes de la tierra. Aun comparten la divinidad, ya que preservar y renovar es casi tan noble como crear”.Voltaire

El médico integra bajo un procesamiento deductivo, un diagnóstico. A través de un análisis de la entrevista con el paciente, interpretación de los hallazgos obtenidos al explorar a la persona y con los resultados de laboratorio, concluye señalando el padecimiento del paciente.

Tiene que desarrollar habilidades al aplicar los sentidos del tacto, oído, vista. Atender bebés, ancianos, individuos accidentados, personas con daño neurológico, infartados, intoxicados, en incapacidad de expresar. El médico emplea sus conocimientos, destreza, experiencia, intuición para actuar. Integra el diagnóstico, realiza un procedimiento de urgencia y salva la vida del paciente.

Los años de entrenamiento, estudio, práctica, actualización constante; son los que le brindan al médico las habilidades para sanar. La preparación de un médico general, al menos toma de 6 a 7 años. El médico especialista, o subespecialista, invertirá de 2 a 8 años de su vida. Lo que significa por ejemplo, que un neurocirujano pediatra estudia 14 años. Periodo, comparado con otra profesión, que equivale a tener doctorado.

Al médico especialista se le exige cada 5 años cumplir con un proceso de recertificación de sus conocimientos para poder ejercer. Además de completar cursos en forma periódica, cada dos años de soporte vital avanzado.

En el transcurso de la pandemia por Covid-19, los médicos han sido protagonistas. Obvio, al ser quienes están involucrados en la detección, y tratamiento de la pandemia.

Durante la pandemia, en el mundo se presentaron diversas manifestaciones hacia el personal de salud. En apoyo y reconocimiento: La revista Time dio la portada, a los rostros médicos, “person of the year”. En España, todos los días, a las 20:00 hrs, los habitantes salían a patios y balcones a aplaudir, en reconocimiento al personal de salud. Se realizó un cuadro,con las fotografías del personal sanitario fallecido, conformando un rostro femenino. Niños hicieron dibujos con mensajes de agradecimiento.

En contraste, hubo agresiones y discriminación alrededor de mundo, al personal se salud. Vecinos dejando notas en las puertas de los domicilios de los médicos, impedir entrada a supermercados, no dejarlos subir o bajarlos del transporte público, arrojarles cloro, etc.

Durante la pandemia los médicos nos enfrentamos a la enfermedad, y a la incredulidad.

Luchar para curar a los enfermos, y un segundo frente de batalla contra los escépticos. Individuos hipnotizados, con pensamiento mágico del invento de la enfermedad. Los incrédulos que no usan cubrebocas, ni restricción de movilidad. Con una soberbia y conducta irresponsable, son fuente de contagio. Incluso recientes publicaciones los han comparado con los grupos de NO Vacunadores.

Exigen en Estados Unidos, el derecho a la movilidad. En Berlin se manifestaron contra las restricciones sanitarias.

Ante este escenario los médicos innovaron estrategias para plasmar la realidad de la pandemia. Movimientos en redes sociales, de concientización, como el uso de cubrebocas. #challengemask, #todosconcubrebocas, #cubrebocas, #cubrebocasChallenge.

El objetivo es disminuir contagios, enfermos, ingresos hospitaliarios, muertes. Disminuir riesgos por el ejercicio de la profesión, en personal de salud por la atención de enfermos por Covid.

La revista ANESTHSIOLOGY Trusted Evidence: Discovery to Practice, estremece con las fotografías publicadas. Imágenes de la realidad que viven los anestesiólogos en los escenarios durante la atención de pacientes con Covid.

En otro escenario de reproche a los médicos. Journal of Vascular Surgery, revista científica, en un artículo los autores, criticaron que las doctoras publicaran en sus redes sociales fotografías en bikini. Considerando que no era una conducta profesional, J Vasc Surg. 2020 Aug;72(2):667-671.doi: 10.1016/j.jvs.2019.10.069. Epub 2019 Dec 25.

En respuesta, se generó una protesta por parte del gremio médico femenino. Publicaron sus fotos en bikini, y señalaron; que su desempeño profesional, no interfiere con lo que muestren en sus redes sociales. Incluso una doctora en Hawaii acudió a trabajar y atendió pacientes en Bikini. #MedBikini

A los médicos se nos acusa de negligencia. Negligencia es no usar cubrebocas. Negligencia son las covifiestas.

La pandemia por Covid-19 es una realidad. No es un invento. La gente muere, los doctores mueren por atender pacientes con Covid. México tiene una de las tasas más altas en el mundo de contagio y mortandad en personal de salud por Covid.

Los doctores somos personas que elegimos esta profesión, que ejercemos con entrega, dignidad, profesionalismo, humanismo. Nos comprometimos a hacer nuestro máximo esfuerzo, aplicando nuestros conocimientos para recuperar la salud de nuestros semejantes. Nos exponemos todos los días, no solo al atender infecciones por Covid. No buscamos enriquecernos al atender un paciente.

Los médicos somos personas con sentimientos, familia, miedos y defectos. Al ver al paciente, nos concentramos en el principio de no maleficencia, considerado el más importante, y significa que cualquier acto médico debe pretender en primer lugar no hacer daño alguno, de manera directa o indirecta. Aplicando en el acto médico el principio de beneficencia para salvaguardar la salud.

0-0-0-0

(El autor, Dr. Enrique Faugier Fuentes, es reumatólogo pediatra. @EnriqueFaugier)