September 23, 2019 03:16


Oposición partidista democrática. Oposición empresarial ¿fascista? Y el destino de Morena

Dante Delgado y Colosio Riojas
Dante Delgado levanta la mano al hijo de Luis Donaldo ColosioTwitter

Morena tiene al propio enemigo en casa.  Sin duda, ellos mismos se destruyen solos.

El artículo de Verónica Malo Guzmán este sábado en El Heraldo de México me hizo recordar el debate del pasado jueves en el programa de Adela Micha en la estación de radio de tal periódico —la 98.5 FM—, en el que los participantes expresaron tres verdades irrefutables y tres juicios polémicos en los que vale la pena profundizar.

Las tres verdades irrefutables

√ México necesita una oposición fuerte.

√ El PAN se está reorganizando —inclusive sus gobernadores han hecho llamados a que vuelvan al partido Felipe Calderón y Margarita Zavala—, y eso es bueno para el país.

√ Movimiento Ciudadano, el partido fundado por Dante Delgado, es muy fuerte: ya tiene un gobernador, Enrique Alfaro, de Jalisco, y en 2021 puede ganar Nuevo León con Samuel García. Con el control político de dos de los estados más importantes de México, MC puede dar la pelea en las presidenciales de 2024.

Los juicios polémicos en el debate con Adela Micha

√ El PAN ha sido durante 80 años el partido de la derecha en México; debe ser el conducto para que den cauce a su activismo los empresarios de Coparmex que su dirigente, Gustavo de Hoyos, pretende capacitar como candidatos en el Tecnológico de Monterrey. Si los empresarios se van por la libre y, sobre todo, si insisten en involucrar a la escuela del Tec encabezada por el “fascista” —así le llamaron en la radio, y no dudo que lo sea— Alejandro Poiré, su movimiento no será democrático, sino golpista. No estoy muy seguro de qué pensar sobre esto. Creo en el derecho de los empresarios a participar en política y ello es algo que no puede negárseles, pero lo cierto es que no solo han fracasado los modelos de participación electoral alejados de los partidos —como las candidaturas independientes—, sino que han terminado por dañar a la democracia, como el caso de El Bronco Rodríguez, de Nuevo León, primer gobernador al que recuerdo sancionado por el Tribunal Electoral por haber usado recursos públicos para su promoción electoral. Creo que sin negarles el derecho a hacer lo que quieran, lo sano sería que los empresarios se olvidaran de los proyectos un tanto insolentes de Gustavo de Hoyos y apoyaran al partido que más los representa, el PAN, y en una de esas —si logra su registro— al de Felipe y Margarita, México Libre, instituto político que veo destinado a negociar o a sumarse al panismo.

√ Morena va a destruir a Morena. Lo ha dicho ya mucha gente. El espectáculo que han dado sus diputados y senadores atropellando a la oposición en los espacios legislativos ha manchado fuertemente la imagen del partido del presidente López Obrador. El que mejor ha diagnosticado lo que va a pasar es el caricaturista Helguera, de La Jornada: el barco de Morena se dirige como el Titanic directito a chocar con un iceberg y sus navegantes, en vez de ponerse de acuerdo para corregir el rumbo, discuten acerca de si ir a la derecha o a la izquierda y se arrebatan los controles; de plano no quieren hacer lo correcto, y terminan su griterío a la Muñoz Ledo: mentándose la madre, mientras la nave enfrenta el desastre. No estoy seguro de que a Morena le vaya a ir tan mal. Tiene al activo político más importante de México, Andrés Manuel, un líder con autoridad y creatividad que, por lo menos en el cambio de dirigentes de Morena, sabrá poner orden. Ante cuatro malas opciones, por las circunstancias no tanto por las personas, AMLO tendrá que buscar una quinta. Es decir, ello dado que Bertha Luján, madre de la secretaria del Trabajo, generaría críticas de nepotismo; Mario Delgado, al ser tan cercano a Marcelo Ebrard, dividiría a Morena porque los simpatizantes de Claudia Sheinbaum no lo aceptarían; Yeidckol Polevnsky, la actual presidenta del partido, ya se desgastó por completo, por lo que su reelección haría crecer las pugnas internas, y Alejandro Rojas, aliado de Ricardo Monreal, no tiene fuerza para pelear por la dirigencia y si llegara a tenerla también dividiría a los liderazgos. No hay quinto malo y Andrés Manuel tendrá que encontrarlo; eso o dejar que Morena se hunda.

√ El PRI no existe ya que sus militantes se irán a Morena. ¿Y si ocurriera al revés? Ante las divisiones en Morena, habrá cuadros que se vayan a otros partidos. El destino natural de muchos tendría que ser el priismo, hoy encabezado por un político experimentado que sabe tejer alianzas, Alejandro Alito Moreno. No veo al PRI haciendo nada llamativo desde que Alito ganó las elecciones internas, supongo que por razón de una profunda reorganización interna. Pero de las dos elecciones importantes que ha habido en la época de la 4T, las dos extraordinarias —la de alcalde de Monterrey y la de gobernador de Puebla—, en una de ellas, la regia, la victoria fue priista. En México nunca hay que descartar al partido que hizo al sistema que desde hace tantas décadas nos gobierna. Lo negarán en Morena, pero muchos de sus dirigentes (Ebrard, Durazo, Bartlett, el propio presidente López Obrador, aunque este por menos tiempo) fueron priistas. Un ex militante del PRI, Dante Delgado, fundó al hoy poderoso Movimiento Ciudadano. Y hasta la derecha ha abrevado de la fuente inagotable de grillos que es el priismo. El que lo dude que vea lo que hace en redes y medios tradicionales, a diario, uno de los más activos representantes del pensamiento conservador, Javier Lozano, quien primero militó en el PRI, después se fue al PAN (fue secretario del Trabajo con Felipe Calderón), dejó a ese partido para apoyar a José Antonio Meade (un no priista que representó al PRI) y que hoy predica la necesidad de que el panismo pacte con su ex jefe Calderón y la esposa de este, Margarita. Creo que hay PRI para rato, sobre todo si Alito Moreno logra cohesionar a sus dirigentes y si tiene la inteligencia de no permitir que se aleje el hombre que tanto creció el año pasado gracias a los colores del priismo, Meade, un gran prestigio que puede volver por la revancha si encuentra los apoyos necesarios.

Los y las 20 de oposición

De la columna de Verónica Malo en El Heraldo retomo la lista de los y las 20 figuras de oposición que no debemos perder de vista:

1.- Alfaro Ramírez, Enrique. Gobernador de Jalisco, de Movimiento Ciudadano.

2.- Calderón Hinojosa, Felipe de Jesús. Ex presidente de México, promotor del nuevo partido político México Libre.

3.- Castañeda Hoeflich, José Clemente. Senador, dirigente de Movimiento Ciudadano.

4.- Colosio Riojas, Luis Donaldo. Diputado local en Nuevo León, postulado por Movimiento Ciudadano.

5.- Corral Jurado, Javier. Gobernador de Chihuahua, panista.

6.- Delgado Rannauro, Dante Alfonso. Senador, líder moral de Movimiento Ciudadano.

7.- Domínguez Servién, Francisco. Gobernador de Querétaro, panista.

8.- Fox Quesada, Vicente. Expresidente, expanista, enemigo jurado de AMLO.

9.- García Cabeza de Vaca, Francisco Javier. Gobernador de Tamaulipas, panista.

10.- García Sepúlveda, Samuel Alejandro. Senador, militante de Movimiento Ciudadano.

11.- Meade Kuribreña, José Antonio.

12.- Moreno Cárdenas, Rafael Alejandro, alias Alito. Gobernador con licencia de Campeche y líder del PRI.

13.- Ordaz Coppel, Quirino. Gobernador de Sinaloa, priista.

14.- Paredes Rangel, Beatriz. Diputada del PRI.

15.- Pavlovich Arellano, Claudia Artemiza. Gobernadora de Sonora, priista.

16.- Riquelme Solís, Miguel Ángel. Gobernador de Coahuila, priista.

17.- Rojas Hernández, Laura Angélica. Panista, presidenta de la Cámara de Diputados.

18.- Romero Hicks, Juan Carlos. Coordinador de los diputados del PAN.

19.- Zavala Gómez del Campo, Margarita Ester. Ex candidata presidencial independiente.

20.- Zepeda Hernández, Juan Manuel. Senador, ex perredista hoy en Movimiento Ciudadano.

0
comments
view comments