Corrupción: tema central del electorado en las próximas elecciones

AMLO Y DELFINA
En los últimos días Andrés Manuel López Obrador y su partido Morena, ha resultado duramente atacados por presuntos actos de corrupción.Internet

 

Exactamente 634 mil 143 mexicanos firmaron la primera iniciativa ciudadana que se ha presentado ante el Congreso federal para obligar a todos los servidores públicos a presentar tres declaraciones: la patrimonial, la fiscal y la de conflicto de intereses.

Con 59 votos en contra la iniciativa original fue rechazada, en su lugar el Senado aprobó una Ley General de Responsabilidades Administrativa con una salvaguarda: no están obligados a hacer pública información que pueda afectar su vida privada.

Aunque se presentaron avances importantes en la ley del Sistema Nacional Anticorrupción, la realidad es que la llamada Ley 3de3 quedó trunca, nuevamente nuestros representantes privilegiaron sus intereses por encima del bien común. A todos ellos es necesario recordarles que todas las decisiones tienen una consecuencia, sobre todo aquellos que en el discurso defendieron la causa ciudadana, pero se ausentan al momento de la votación. A eso se le llama desdeñar a la ciudadanía.

En las siguientes elecciones, de acuerdo con las encuestas se vislumbra que podrían ocurrir varias sorpresas, ya que el PRI podría perder su gran bastión político, el Estado de México. Morena y su candidata Delfina Gómez comenzaron duro en la batalla.

Esto se viene arrastrando de las pasadas elecciones de 2016, ya que en un hecho sin precedentes el PAN ganó siete de las 12 gubernaturas que se disputaron, pero no se trata simplemente de una victoria azul. Analicemos con más detalle los resultados: en ocho estados se dio lugar a una alternancia del partido en el poder, el PRI perdió seis estados —Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Quintana Roo, Tamaulipas y Veracruz- mientras que el PAN cedió sus gubernaturas en Sinaloa y Oaxaca, ambas producto de una coalición con el PRD.

La corrupción fue lo que movió al electorado, traicionó  a la democracia, fue lo que motivó a los votantes a la alternancia.

Pero en los últimos días Andrés Manuel López Obrador y su partido Morena, ha resultado duramente atacados por presuntos actos de corrupción.

Los líderes nacionales del PRI y del PAN, Enrique Ochoa y Ricardo Anaya han señalado que si la corrupción del ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, alcanzó a López Obrador, sus partidos acudirán al INE y a la Fepade, para que se lleven a una investigación que permita aclarar y castigar en caso de que dinero ilícito haya llegado a las arcas al partido del tabasqueño.

La verdad es que las pruebas presentadas por el mandatario de Veracruz Miguel Ángel Yunes Linares no son tan consistentes, y la prueba la veremos en los próximos meses.

Ha llegado el momento de México para demostrar un compromiso con la rendición de cuentas. Si esto no ocurre, seguramente en las elecciones de 2018, los mexicanos se harán escuchar por la vía del voto de castigo.

0
comentarios
Ver comentarios