Columnas

El Coronavirus y los Olímpicos

Tokio 2020Kazuhiro NOGI / AFP

En la historia de los Juegos Olímpicos modernos se han cancelado en otras ocasiones.

Por fin el COI dobló las manos y aceptó que un evento que involucra a más de 10,000 atletas, además de jueces, entrenadores, preparadores físicos y demás equipos es algo que en estos tiempos sería un riesgo agravado para el país, público y participantes.

El ministro japonés Shinzo Abe declaró: “Japón, como país anfitrión, bajo las actuales circunstancias, ha propuesto que (el COI) estudie si se pueden aplazar cerca de un año (los juegos) para que los atletas puedan tener las mejores condiciones. Bach me respondió que está de acuerdo en un ciento por ciento. Así que hemos llegado al acuerdo de celebrar los JJOO en Tokio no más allá del verano del 2021”.

 

Los otros Olímpicos suspendidos

En la historia de los Juegos Olímpicos modernos se han cancelado en otras ocasiones.

En 1916, los JJOO iban a tener como sede la ciudad de Berlín. Alemania estaba involucrada en la Primera Guerra Mundial por lo que el COI decidió suspenderlos aun cuando ya se contaban con la mayoría de las instalaciones necesarias para la realización de los juegos. Este hecho provocó que la sede del COI dejara de ser rotatoria y quedara fija en la ciudad de Lausana en Suiza, que aun sigue siendo la capital olímpica.

Tokio ya había sufrido una suspensión de los Juegos Olímpicos. En 1940 se tuvo la segunda suspensión de los JJOO. En 1938 por los sucesos de la Segunda Guerra Mundial, Japón dimitió de su candidatura. Se intentó trasladar los juegos a Helsinki, pero la Unión Soviética invadió Finlandia y provocó que los juegos se cancelaran de manera definitiva. La misma suerte corrió la ciudad de Londres cuando se cancelaron los Juegos Olímpicos de 1944 aunque estos se celebraron cuatro años después en 1948.

Los Juegos Olímpicos de Río en el 2016 también sufrieron un amague de suspensión debido a cuestiones sanitarias. El virus zika provocó que diversos grupos, entre ellos científicos y deportistas, buscaran la suspensión de los Juegos por el temor a un posible contagio. Al final de los juegos la OMS no reportó un solo caso de infección del virus zika en los visitantes y atletas que asistieron a los juegos.

 

La suspensión

El Primer Ministro Japonés, Shinzo Abe, ya había intentado posponer los Juegos de muchas maneras. Los números de contagios en otros países le fueron dando la razón. El número de personas en cuarentena preventiva llega a 1,700 de personas en todo el mundo.

El Comité Olímpico Internacional se negaba a la suspensión del evento, pero delegaciones de todo el mundo empezaron a cancelar su participación. Australia, Canadá y los Estados Unidos fueron los primeros en anunciar que no se presentarían a los juegos si se realizaban este verano. A este anuncio se unieron los comités de Gran Bretaña, Noruega e Irlanda del Norte.

Japón ya había invertido alrededor de 38 mil millones de dólares para la realización de los juegos, una cancelación total le costaría a Japón cerca de los 73 mil millones de dólares. El costo del aplazamiento no ha sido calculado, pero seguramente pondrá en la mira de sus adversarios a Abe. El primer ministro japonés y todos los involucrados deben de haber hecho un balance de todo lo que implicaba celebrar unos Juegos Olímpicos parchados por lo que sucede en el mundo y el escenario ganador resultó ser una suspensión.

 

La logística del 2021

El año de Juegos Olímpicos no hay mundiales de ningún deporte. Uno de los campeonatos mundiales afectados por el cambio de fecha de los olímpicos sin duda será el Campeonato Mundial de Atletismo a realizarse en Eugene, Oregón en los Estados Unidos. También se tendrían que reorganizar todos los clasificatorios faltantes. Hoy solo el 57% de todos los participantes de los JJOO de Tokio están clasificados, se tendrá que revisar cómo se harían las eliminatorias para el 43% restante y como estas eliminatorias afectarían la participación de los atletas en otras competiciones que se llevan normalmente después de los Olímpicos.

La puesta en forma de los atletas es otra de las cuestiones a evaluar. La gran mayoría de los deportistas se encuentra entrenando en casa, y esto no es lo mismo que salir a entrenar al campo o con el equipo que tienen en los gimnasios y lugares de entrenamiento. Los deportes en equipo no han tenido la oportunidad de practicar en conjunto y su condición física no debe de ser la que se requiere para la alta competencia.

 

Los otros eventos mundiales que se posponen

El mejor evento de futbol en el mundo, todavía mejor que el mundial, la Eurocopa se pospuso hasta el siguiente año. Este año las sedes iban a ser 12 ciudades capitales en diferentes países. La patada inicial iba a ser en Roma. Por la situación actual los organizadores decidieron posponer el evento. Lo mismo para la Copa América que iba a realizarse en Argentina y Colombia.

La combinación de ambas suspensiones pone muy complicada la agenda para las eliminatorias del polémico mundial de Catar en el 2022. Será interesante saber cómo se organizan para que un evento no le pise los talones al otro.

 

El Tour de France no se suspende

Con un mundo del deporte apagado, el Tour de France parece ser el único y mítico sobreviviente para realizarse este verano. La ministra de deportes francesa comentó que el Tour no debería de ser pospuesto por causa del coronavirus. La organización de la mejor vuelta ciclista del mundo no tiene en mente variar el recorrido, aunque se tomarán medidas sanitarias necesarias para la realización de este.

El diario francés Le Parisien señaló que las medidas de seguridad implementadas serían suspender la caravana publicitaria previa al paso de los ciclistas y se acotará al público solo a las zonas de salida y meta.

En un mundo sin eventos deportivos, ver una carrera de canicas resulta interesante, cuanto más interesante será ver el Tour.

 

Nuestro deporte

En México todo está suspendido y hasta ahora no hay ningún pronunciamiento sobre lo que sigue. La Liga Mexicana de Béisbol sin juegos, no hay futbol profesional en ninguno de sus niveles y denominaciones. Todavía no se ve un panorama claro a una semana de la suspensión de actividades.

Si los deportes en México siguen la tendencia mundial, deberían de empezar a desarrollar escenarios donde no se tenga ninguna competencia deportiva hasta después del verano. ¿Usted cree que lo hagan? Esperemos a ver qué es lo que pasa en las próximas semanas.