Columnas

Tengo otros datos: Pandemia y el mezquino odio de la oposición

¿Qué tipo de “oposición” es esa?Internet

El odio de los opositores al gobierno de AML, ha llegado a extremos preocupantes.

México reportó que, en las últimas 24 horas de este miércoles 21 de enero, las defunciones confirmadas a causa del Covid-19 ascienden a 1, 803 personas y 22,339 se contagiaron en un solo día. Estas cifras han sido aprovechadas por la oposición del Gobierno de la Cuarta Transformación (4T) para hacer duras criticas llenas de odio, y politizar la crisis sanitaria y económica que ha provocado la pandemia.

Los adversarios del presidente Andrés López Obrador, culpan al político tabasqueño de las muertes de miles de mexicanos por Coronavirus y critican su estrategia para frenar la expansión de los contagios: la aparente mala atención que se les da a los pacientes que han sido afectados por el virus del SARS-CoV-2, el manejo de las vacunas para inmunizar a la población contra esta enfermedad, así como las políticas para reactivar la economía del país. Ellos alegan que solo en México está pasando está tragedia por el mal manejo del problema.

El odio de los opositores al mandatario mexicano ha llegado a extremos preocupantes. Un ejemplo de esta situación son las declaraciones del economista y analista financiero Jorge Suarez – Vélez, quien sufrió la pena de la muerte de su madre por Covid-19; y utilizó esta lamentable situación para culpar al jefe del ejecutivo federal.

Jorge Suarez publicó en el diario Reforma del pasado 21 de enero una columna titulada: "Vidas o votos", en dónde el comunicador alega que “después de quizá un cuarto de millón de muertes, López Obrador sigue riendo en las Mañaneras (¿le parecerá gracioso que miles mueran asfixiados?), y no ha sido siquiera capaz de portar un cubrebocas en forma cotidiana, para ponerles el ejemplo a millones que lo seguirían".

Es una pena la muerte de la madre de Suarez-Vélez, pero es mucho más penoso que use este lamentable suceso para atacar y culpar a una persona; cuando la fémina fue victima de un virus que ha matado a millones de personas en todo el mundo en los últimos 12 meses.

Hay otros columnistas que indirectamente han culpado al López Obrador de la muerte del compositor yucateco Armando Manzanero, cuando se sabe que famoso personaje asistió a fiestas sin ninguna medida sanitaria.

Los adversarios de la 4T también se quejan del “uso político” de las vacunas para inmunizar a la población contra el Covid-19 y piden que sea la iniciativa privada la que lleva la estrategia de vacunación de la población o dando entender que la vacunación se lleve hasta el mes de junio para que no haya un uso electoral.

El intelectual Héctor Aguilar Camín que es férreo opositor a la administración del actual presidente, hace cuentas muy adelantadas y duda de que la vacunación de la mayor parte de la población mexicana se termine como lo planeó el gobierno federal.

El comunicador Ciro Gómez Leyva que es un critico del Gobierno de la Cuarta Transformación a diario en su noticiero reporta la falta de camas y la mala atención de los hospitales públicos frente a los pacientes contagiados por Coronavirus.

Lo que olvidan los opositores y adversarios del presidente de México es que países como Alemania y que es dirigida por Angela Merkel, también están enfrentando severos problemas por la pandemia de Covid-19 tanto a nivel sanitario como económico.

El pasado 20 de enero la nación germana reportó 1,148 fallecimientos. Además, se informaron 15,974 nuevos contagios, pero en el país europeo la oposición no culpa de esta tragedia a la canciller y hay total respaldo a pesar de las altas cifras de mortalidad.

Alemania que en los primeros meses de 2020 fue vista como una nación ejemplar para contener el nuevo coronavirus, en las últimas semanas se está quedando sin camas. El país europeo comenzó a luchar contra infecciones más graves en el rebrote.

Las autoridades alemanas han dicho que de seguir este número de contagios de coronavirus las camas para la atención de estos enfermos llegaran a su límite y no se podrá atender a estos pacientes, ya que no se contará con camas disponibles.

Lo que también desconocen los opositores es que el condado de Los Ángeles en el sur de California, Estados Unidos es sombrío las autoridades sanitarias ordenaron que las ambulancias no transporten a los enfermos con pocas posibilidades de sobrevivir. Allí, los casos totales de Covid-19 se han duplicado en menos de dos meses, uno de los peores rebrotes de la Unión Americana.

La mala memoria de los opositores al gobierno de López Obrador, queda patente cuando olvidan que gran parte de la población del país sufre de la pandemia de sobrepeso y diabetes y que estas enfermedades son comorbilidades que influyen en que pacientes infectados por Covid-19 tengan más probabilidad de morir.

Los factores de riesgo asociados con la progresión y complicaciones de la enfermedad en pacientes hospitalizados con Covid-19 destacan personas de la tercera edad, con antecedentes de sobrepeso, diabetes, e hipertensión arterial; estos factores son muy comunes entre la población mexicana por lo que el número de pacientes que mueren por Coronavirus en México es tan elevado.

La expansión de la pandemia de Covid-19 en el país ha dejado al descubierto la falta de infraestructura hospitalaria que hay en todo el territorio nacional y esto es aprovechado por los adversarios del Gobierno de la Cuarta Transformación para intensificar su campaña mediática que fustiga la aparente incapacidad de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador para enfrentar la crisis sanitaria.

De lo que tampoco hay memoria de que la falta de infraestructura hospitalaria, no empezó con la administración del tabasqueño, ni tampoco se debe a la aparición de la epidemia que azota actualmente al mundo, pero los opositores al gobierno quieren demostrar lo contrario, aunque esta situación lleva décadas.

El abandono al sector salud es una problemática que enfrenta el actual Gobierno y, de acuerdo con la Secretaría de Salud, se han detectado que en el país existen más de 300 hospitales abandonados, en proceso de construcción o suspendidos en los sexenios de Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto.

Los opositores al actual régimen, son a la vez grandes defensores de las trasnacionales productoras y distribuidores de alimentos llamados “chatarra” que en parte han ocasionado la pandemia de obesidad y diabetes en el país y nunca criticaron a los gobiernos anteriores que no hicieron nada para detener el avance de estas enfermedades.

Lo que tampoco criticaron los ahora “paladines de la democracia” es que los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto hayan abandonado más 300 hospitales en todo el país y que se preocuparan poco de la formación de médicos y enfermeras un total abandono del sector salud.

La crisis sanitaria y económica causada por la pandemia de Coronavirus, es mundial, no solo en México y la sufren países desarrollados, así como naciones emergentes.

Culpar al Gobierno de la muerte de miles de mexicanos a causa del Covid-19 al gobierno federal se me hace mezquino y querer sacar raja política de esta tragedia es lamentable.

Esta pandemia esta sacando lo mejor de muchos mexicanos y deja en evidencia la mala leche de la oposición que quiere aprovechar esta tragedia sanitaria para regresar al poder.