Columnas

Tengo otros datos. Coberturas petroleras, un aliciente para las finanzas públicas

AMLO y Octavio Romero.Andrea Murcia/Cuartoscuro

Las coberturas petroleras dieron a AMLO influencia para abandonar el acuerdo OPEP al proteger al país de la agitación del mercado del energético.

El gobierno de la Cuarta Transformación cobrará en unos días su póliza de seguro de precio del petróleo por lo que recibirá, un pago de alrededor de 2 mil 500 millones de dólares de su cobertura de petróleo soberano de 2020, lo que representa una buena noticia para las finanzas públicas del país.

Las coberturas petroleras, como las que contrató la actual administración federal se hicieron con el objetivo de garantizar el precio de venta del crudo de exportación a una cotización de 49 dólares por barril, durante todo 2020 y se hicieron una serie de operaciones para proteger las finanzas públicas de una caída del precio del petróleo tal como sucedió este año.

Los ingresos petroleros son importantes para las finanzas públicas de México, para este año y se calculó que representarían el 3.8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), lo que y significaría aproximadamente el 15 por ciento del total del Presupuesto de Egresos de la Federación del 2020.

Las entradas petroleras consideradas en la Iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación (ILIF) para este año se componen por los ingresos propios de Petróleos Mexicanos (Pemex) y las transferencias al Fondo Mexicano del Petróleo (FMP). Dos factores influyen sobre los ingresos petroleros en este paquete económico: la reducción del Derecho de Utilidad Compartida, que pasa de 65 por ciento a 58 por ciento, con lo cual se buscó aligerar la carga tributaria de la hoy empresa productiva del estado para liberar recursos, pero al mismo tiempo disminuye los ingresos del FMP.

Desde principios del 2020 los precios del petróleo presentaron una tendencia decreciente que lo que llevó a tener la mayor caída trimestral de la historia. Para hacer frente a esta coyuntura, el gobierno de la 4T dispuso de diversos amortiguadores financieros y fiscales, entre ellos, las coberturas petroleras.

Para este año las coberturas petroleras otorgarán recursos de aproximadamente 150 mil millones de pesos, lo que compensa en 36 por ciento al monto total de ingresos petroleros que la Secretaría de Hacienda estima dejará de recaudar y en 77 por ciento a los ingresos petroleros del gobierno federal.

Las coberturas petroleras que se contrataron para blindar los ingresos petroleros del 2020 costaron al gobierno mexicano alrededor de 20 mil millones de pesos, que significó cerca de mil millones de dólares, y cubren una parte del precio de 49 dólares por barril de crudo de exportación.

La Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP), indicó que la adquisición de las coberturas se financió con recursos del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP).

En los primeros cinco meses de este año, la actividad económica mundial se vio afectada debido a las a las medidas que los gobiernos a nivel mundial implementaron para contener la propagación del covid-19, que provocó que gran parte de la actividad productiva tuviera que cerrar. Esta afectación presionó los precios internacionales del petróleo a la baja, por la poca demanda del hidrocarburo y la sobreoferta del producto en los mercados internacionales.

La velocidad de la caída de los precios se aceleró en marzo después de que las negociaciones entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados no llegaron a un acuerdo, y tras que la Organización Mundial de Salud declaró al brote del nuevo coronavirus como pandemia.

Para México, la mezcla mexicana de exportación pasó de promediar 51.7 dólares por barril en enero a promediar 48.5 y 24.1 dólares en febrero y marzo, respectivamente y para el cuarto mes de este año la cotización del energético llegó a caer a cero. Este desplome de precios modifica las expectativas de ingresos petroleros que se estimaban recaudar con un precio del barril de 49 dólares.

Los ingresos petroleros se derrumbaron 41.3 por ciento en términos reales en el primer semestre de 2020 respecto de igual periodo del año pasado, lo que representa la peor caída para un periodo similar desde 1991, año en que iniciaron los registros, según datos de la SHCP.

El programa de coberturas petroleras le dio al presidente Andrés Manuel López Obrador influencia para abandonar el acuerdo OPEP al proteger al país de la agitación del mercado del energético, y el pago que recibirá el Gobierno de la 4T se produce en un momento en que esta administración necesita urgentemente efectivo, para enfrentar la crisis sanitaria y económica causada por la pandemia del Coronavirus.