Entre dimes y diretes

El día de ayer vimos un debate un tanto fofo, un debate en el que se buscó debilitar y se le tomo poca importancia a las propuestas.

Por un lado tuvimos al candidato de la derecha intentando persuadir a la audiencia con sus compromisos "de 3 pesitos" cumplidos, el discurso que hemos escuchado una y otra vez en candidatos de su mismo partido y su intento de evadir la historia que le sigue, tanto la de él como la de su partido, queriendo que pensemos que representa un cambio, aunque para su desgracia, los mexicanos tenemos memoria.

En segundo plano vimos a una Josefina debilitada, intentando atacar con solo un argumento sin aprovechar ampliamente el tiempo para sacarle más trapitos al contrincante. Sus ataques fueron respondidos con la alusión a sus inasistencias a la cámara, lo cual fue contemplado como un gancho al hígado.

En la esquina de las izquierdas estaba al candidato aprovechando ese espacio que tanto se había pedido, para mostrarle a la audiencia esos datos importantísimos que han sido evadidos. Su único error fue el hecho de no mostrar ampliamente sus propuestas, aunque desde mi punto de vista desempeñó un buen papel.

Y por ultimo, vimos a un "ciudadano" queriendo mostrarse como "ejemplar" sacando todos sus títulos, pero además pidiendo casi a gritos que le hicieran caso. Al final, mostró cuál es su papel en esta contienda: quitar el reflector que se centraría en el priísta para que se enfocaran en él y de esta manera, no restarle puntos a su protegido y al mismo tiempo, el PANAL no pierde su registro, por lo que podrá seguir disfrutando de este manjar que se llama campaña electoral.


Pero sin lugar a dudas la persona que se llevo la noche fue esa Playmate que cautivo a propios y extraños con ese provocativo escote, que dejó perplejo a un candidato y a los televidentes que pedíamos su reaparición.

Desde un punto de vista personal, tuvimos un primer debate muy activo que no genero una diferencia como se buscaba en las encuestas, ya que los que estuvimos atentos al mismo fuimos esos mexicanos y mexicanas que tenemos definido nuestro voto, esto quedo evidenciado con el 10% de rating que tuvo, dejando claro que al 90% de la población no le interesan estos temas.

0
comentarios
Ver comentarios