SÍGUENOS EN

Columnas

Dichosos los invitados a la cena del señor…

Andrés Manuel López Obrador y Donald Trump.@PatyArmendariz

Por el lado del huésped, los bienaventurados invitados a la cena fueron quienes compraron sus talonarios de boletos para la rifa del avión

Por el lado del anfitrión norteamericano no tengo nada que agregar. Sus nombres lo dicen todo: Juan Luciano, de Archer Daniels Midland; Jeff Martin, Sempra Energy; Ajay Banga, Máster Card; James Hoffa (nieto del legendario mafioso del mismo nombre), International Brotherhood of Teamsters; Carol Tomé, UPS; Mike Manley, FCA; James Hacket, Ford; Mary Barra, General Motors; Brad Smith, Microsoft; Andrés Gluski, AES; Pat Ottensmeyer, KCS; Zipp Duval, American Farm Bureau; Al Kelly Jr, Visa; Tim Cook, Apple; Bob Swan, Intel, y Larry Fink, de Blackrock.

Bueno, pensándolo bien, les platico que sí hay algo que agregar de estos personajes: ¿dónde están los norteamericanos que poseen el 45% del dinero que circula en este planeta?

Sí, ¿dónde están Warren Buffet, Jeff Bezos, Eric Yuan, Mark Zuckerberg, Bill Gates y Larry Page, los dueños del mercado mundial?

Ah, Buffet tiene prohibido salir de su rancho en Arkansas porque la edad lo hace susceptible del méndigo virus y con eso de que los dos presidentes de la cena andan de alocados sin cubrebocas, ni lo mande el Dios de Spinoza acercárseles.

Bezos avisó que, justo a la hora de la cena ofrecida por Trump a MALO, estaría preparando con sus directores del Washington Post, un editorial de poca madre contra la política racista de Trump, a quien trae entre ceja y oreja.

Yuan prefirió armar para la misma hora de la cena una sesión de Zoom con sus presidentes en Asia.

Zuckerberg le envió a Trump un inbox agradeciéndole el gesto, pero lástima, a esa hora tenía su sesión diaria de videojuegos con su esposa Priscilla, en su casa de Edgewood Drive, en Palo Alto, California.

Gates le pidió a su director de cuentas por cobrar, Brad Smith, que volara desde Seattle para no desairar el gesto de que lo hayan invitado.

Y Page quería ir, pero cuando supo que su gran cuate Justin Trudeau no asistió porque no quiso prestarse al juego electorero de Trump y MALO, los mandó por un tubo y envió un correo desde su cuenta de Gmail, disculpándose.

Por el lado del huésped, los bienaventurados invitados a la cena fueron quienes compraron sus talonarios de boletos para la rifa del avión presidencial. Perdón, son miembros del consejo de asesores empresariales de la 4T.

Patricia Armendáriz, de Financiera Sustentable; Carlos Bremer, de la regia Value, que lamentó romper anoche su dieta; Daniel Chávez, Vidanta; Bernardo Gómez, Televisa, a quien MALO pondera públicamente por su inteligencia; Pancho González Sánchez, Multimedios; el 1er compadre de México, Miguel Rincón, de Biopapel, que antes era Titán, la fábrica de cartón que les compró ―con facturas de por medio, por supuesto― a los del Grupo Alfa; Carlos Hank González, Banorte y miembro distinguido del priista Grupo Atlacomulco; Marcos Shabot, Arquitectura y Construcción, de quien va a saberse mucho en las obras emblemáticas de la 4T, ya lo verán; Ricardo Salinas Pliego, Grupo Salinas y jefe del presidente de la Asociación de Bancos de México; Olegario Vázquez Aldir, heredero de periódicos, estaciones de radio, hospitales y hoteles; y el infaltable e inefable Carlos Slim, principal testaferro de Carlos Salinas de Gortari, verdadero dueño de Telmex y del montonal de empresas que privatizó su gobierno entre 1988 y 1994.

No cito a los del gobierno que viajaron desde la CDMX, porque más que invitados fueron comparsas del evento.

A diferencia de ellos, la embajadora Martha Bárcena ocupó uno de los lugares de honor.

En sus mensajes previos a la cena, Trump y MALO hablaron mayormente del tratado comercial entre México, EU y Canadá, pero si ese fue el principal objeto de la visita, ¿por qué creen que no asistió el amigo de Larry Page, fundador de Google? Me refiero al primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

CAJÓN DE SASTRE

“A diferencia del atole con tamal que les dieron a los mexicanos en la infausta cena de los boletos pa la rifa del avión a $200 millones el talonario, a la que fueron los mismos que estuvieron en la ofrecida por Trump, los comensales degustaron jitomates veraniegos con emulsión de ajo negro, queso comté y crocante de pan rústico + filete de robalo con papas al azafrán, puré de chirivía, zanahorias jóvenes y alioli de cítricos + de postre, galletas de mantequilla y azúcar mascabada acompañadas de crema de limón y merengue tostado. Provechito”, remata la irreverente de mi Gaby.

PLÁCIDO GARZA. Nominado a los Premios 2019 “María Moors Cabot” de la Universidad de Columbia de NY; “SIP, Sociedad Interamericana de Prensa” y “Nacional de Periodismo”. Es miembro de los Consejos de Administración de varias corporaciones. Exporta información a empresas y gobiernos de varios países. Escribe diariamente su columna “IRREVERENTE” para prensa y TV en más de 50 medios nacionales y extranjeros. Maestro en el ITESM, la U-ERRE y universidades extranjeras, de distinguidos comunicadores. Como montañista, ha conquistado las cumbres más altas de América.