Día del Orgullo Gay; súmate a la lucha por los derechos de la comunidad LGBT+

Orgullo Gay 2019
La lucha es muy fuerteJanny Barrera

Recuerda que vivir con total libertad parece una tarea sencilla de realizar

Aunque nos parezca increíble, hoy en nuestros días, las personas de la diversidad siguen siendo objeto de opresión, represión y discriminación, al ser cuestionadas sobre su sexualidad y forma de vida, que no coincide con las construcciones sociales establecidas para una comunidad que sólo reconoce dos sexos y que con este acto tan sencillo y fácil de entender para algunos, provoca caos y desesperación en el entorno de quienes son parte de la comunidad LGBT, por tal razón y para seguir evitando estos actos represivos la diversidad alrededor del mundo celebra con gran orgullo este día 28 de junio, invitando de manera pacífica a las personas para que sean aliados en esta lucha por los Derechos Humanos.

En México y en casi todos los países del mundo, la lucha por obtener todos los derechos para la comunidad LGBTTTIQA es muy fuerte, ya que tenemos una sociedad conservadora y doble moral, de hecho, son secretos a voces que algunos representantes de la sociedad, iglesia y del propio gobierno tienen una doble vida en donde en lo soterrado dan rienda suelta a los placeres de su verdadero yo, según para evitar poner sus preferencias en conflicto con las "normas sociales correctas", o sea, como se dice, prefieren “vivir en el closet” para no ser cuestionados o cuestionadas, provocando de esta manera, que las masas dupliquen estas acciones que a todas luces son opresoras, represoras y discriminatorias.

¿Por qué hago alusión a la doble vida de quienes son representantes sociales y que en teoría debe quedar en lo privado? Pues porque simple y sencillamente esto quiere decir que nos hacen falta personas dentro de la sociedad, del gobierno y de la iglesia, que de verdad representen los intereses de todos y todas incluyendo a las minorías, para que sus derechos dejen de ser vulnerados; como lo son el derecho al matrimonio igualitario, la adopción, o simplemente a ser respetados y tratados con igualdad por no haber aceptado tener el sexo biológico que, según las construcciones sociales de las mayorías, son la manera correcta de convivir.

Para estar en contexto no debemos olvidar que en el pasado a las personas que se desviaban de lo establecido por la sociedad heterosexual y machista, eran fuertemente castigadas por tener sexo homosexual consensuado, que incluía la cárcel, eran encerrados en instituciones mentales, e incluso podían hasta ser castrados. La sociedad se resistía a entender la homosexualidad como una forma de vida normal y aseguraban que era una enfermedad, por lo que también los que manifestaban “síntomas” eran sometidos a tratamientos donde los hacían vomitar, -por si comieron algo que les cayó mal y los hizo volverse gays-, los hipnotizaban para descubrir el hilo negro, eran tratados con electrochoques, o con la lobotomía -que es una operación del lóbulo del cerebro-, también es tema que merece especial atención porque era terrorífica esta forma de buscar una cura a diversos males, incluida la homosexualidad; todos estos métodos que fueron utilizados de manera recurrente para curar la homosexualidad, hasta que la OMS reconoció que la homosexualidad no era una enfermedad, pero hasta la fecha se sigue creyendo por un alto sector de la medicina que puede ser tratada con algún medicamento para que se cure o con terapias, hipnosis o pidiéndole a Dios que te la quite, en fin, cosas del patriarcado, que tenemos que luchar para erradicar.

Por esto y más, te invito a que seamos aliados de la diversidad y que luchemos con ellos y ellas para que los derechos humanos también sean reconocidos plenamente para la comunidad y que dejen de vivir bajo el yugo de la discriminación. Curiosamente todos tenemos algún conocido o conocida que forma parte de la diversidad y de nuestras vidas, los queremos y respetamos, pero, cuando se trata de reconocerlos públicamente, en muchas de las ocasiones son tratados y tratadas con apatía y fuertemente cuestionados por sus preferencias, sobre todo en las redes sociales donde las personas destilan odio y veneno en sus palabras, que segura estoy, que de manera presencial lo pensarían dos veces antes de expresarse como lo hacen detrás de un teclado.

Incluso con acciones más liberales impulsadas por los gobiernos de distintas partes del mundo y que han sido bien recibidas por alguna parte de la sociedad, la comunidad sigue sufriendo de manera constante y persistente los ataques de quienes se sienten que viven dentro de la normalidad establecida por el patriarcado machista y opresor, pero ese será tema para otra columna, por lo pronto, felicidades en este gran día de celebración del Orgullo LGBTTTIQA a todos los miembros de la comunidad que han aceptado públicamente o no, su homosexualidad y muy en especial a quienes luchan de manera activa por el reconocimiento de sus Derechos Humanos, ya que demuestran valentía, aun sabiendo que su vida y dignidad van de por medio.

Recuerda que vivir con total libertad parece una tarea sencilla de realizar, pero para quienes se salen de las normas establecidas por las leyes terrenales y divinas, es todo un reto por vencer. Hay que reconocer que el amor es amor, y que la diversidad forma parte de nuestras vidas, por lo que te invito a que con pequeñas acciones te sumes a esta gran lucha y que pintes tus redes con los colores arcoíris como muestra de que estás a favor de los Derechos Humanos son para todos y todas, y que deseas vivir en un mundo igualitario, que los tres niveles del Gobierno de México se enteren y legislen en favor de la comunidad, porque somos una sociedad cada vez más incluyente. Seamos felices y sumemos a esta lucha para que todas y todos podamos vivir en igualdad y armonía, con nuestros gustos y preferencias. Abrazo arcoíris.

0
comentarios
Ver comentarios