Sin derecho a fallar

AMLO
Estoy convencido que al presidente López Obrador le interesan este tipo de movimientos, pues son una excelente manera de contribuir a desarrollar un mejor gobierno de libre expresión,Internet

¿Alguien lo ha visto? Hoy más que nunca se extraña a ese enigmático enmascarado de palabra romántica, filosofía profunda y escrito literario que cautiva y enamora; el rebelde de una pasión desde el sur.

Por más extraño que parezca han sido meses complicados para México, cualquiera que quiere a su país siempre desea lo mejor, un progreso y desarrollo digno, cuando más siendo este país una nación que tiene mucho; por eso hoy más que nunca se anhela con fervor un curso definido, claro y contundente de la política mexicana, que ese capítulo tomado como una nueva esperanza y transformación, dé luz sobre hechos palpables sin que parezcan complejos de uno o más; los ojos internacionales están abiertos y dirigidos a México por la construcción de su nueva historia política de izquierda, y claro, por los movimientos de rebelión que comenzaron a brotar.

Urge otro cuento, bueno pues, aunque sea un ensayo;  ya de perdido una cuartilla de poesía política, algo, lo que sea pero urge, le urge a México una palabra que es la mejor arma.

Es que hace días, para ser exacto hace un mes me alertó el término AMLOfóbico, ahora me desconcierta ese llamado a una supuesta #ProtestaNacional contra el Gobierno de México para este próximo 30 de junio, según, en Estados Unidos, Canadá y Alemania, y por supuesto en México, con participación en al menos 49 ciudades #Muevete30Junio

Estoy convencido que al presidente López Obrador le interesan este tipo de movimientos, pues son una excelente manera de contribuir a desarrollar un mejor gobierno de libre expresión, pero siempre con respeto y decencia, por lo que todo aquello que esté fuera del marco de una expresión adecuada deberá ser evitada por los inconformes, de lo contrario sus muestras de molestia a lo que se considera un mal Gobierno de la 4T, responsable de debilitar la economía con prácticas tan "prianistas", será un hecho en vano.  

Por cierto, me alienta que luego de tanta renuncia transformadora, dudosas adjudicaciones, brotes de rebelión y subrayada carencia de medicamentos en un sistema de salud interno en el área de choque, nuestro Comandante Supremo publicó en Twitter apenas este domingo 22 de junio una foto de su época de juventud con un texto idóneo para apaciguar a detractores y reivindicar sus convicciones.

“Me encontré en Tulum al niño que estoy tomando de los hombros. Es una foto de 1988, en Comalcalco. Yo era candidato a gobernador por el FDN. Ahora, con la nueva realidad, él se emocionó hasta el llanto. A mí me hizo recordar de dónde vengo y por qué no tengo derecho a fallar.”

Fue el primero de dos mensajes enviados a través de la red social después de dos días sin actividad, luego de presumir un absurdo reconocimiento de YouTube, absurdo para que un presidente le dé tanta importancia y es que en eso se andan ahogando algunos de sus colaboradores. En nada.

0
comentarios
Ver comentarios