Crónica de una democracia simulada

El domingo 18 de octubre la militancia de Morena eligió en el DF a sus Consejeros Distritales. En el Distrito II federal correspondiente a la Delegación Gustavo A. Madero estuvo a punto de estallar una revuelta. Se nos citó desde las 8 de la mañana para el registro y el inicio de la asamblea empezó a las 11.30. La organización fue terrible.

Io.- Llegaron personas que no estaban en el padrón, y son miembros del partido, incluso fundadores del mismo. Otros, sin ser miembros, fueron acreditados y se les aceptó como participantes. La Diputada del D-II local llevó acarreados de un distrito que excedía el territorio del Distrito II federal y por sus calzones quería que allí participaran. Personas de colonias ajenas al territorio de este distrito, se les llevó para que estuvieran en una asamblea que no era la suya. Se armó tal protesta de los asistentes que el enviado de la Comisión Nacional de Elecciones tuvo que ponerse al habla con algún funcionario de dicha Comisión para preguntar si los asistentes que no cubrían los requisitos que establece la convocatoria, podían votar allí.

2º.- Ante la inconformidad masiva de los que no estábamos de acuerdo con esas trampas, se acordó que todos los que no eran del Distrito II federal no podían participar en esa reunión y tenían que retirarse. Los que no estaban en el padrón, fueran miembros o no del partido, si no aclararon debidamente en tiempo y forma estas irregularidades, no podrían estar en la asamblea, informó el enviado de la Comisión Nacional de Elecciones. Cumplida la exigencia de la gente dio comienzo la asamblea.

3º.- Desde el domingo por la noche en las redes sociales, y el lunes en algunos periódicos de circulación nacional, empezaron a salir las irregularidades, los acarreos, las imposiciones y las trampas. Se rasuró del padrón a todos los opositores a los caciques locales, se trasladó la gente en camiones en calidad de votantes cautivos, se excluyó a todos los críticos a las prácticas antidemocráticas, se controlaron las mesas de registro. En el D-II federal se detectó a una señora de la Colonia Jorge Negrete -de otro Distrito- con un bonche de acreditaciones de las que no supo dar explicaciones. Debido a hechos parecidos, no se realizaron cuatro asambleas en la GAM.

4º.- Se observó una tendencia peligrosamente incondicional a ciertos liderazgos distritales, delegacionales y nacional. En la mayoría de los casos, este fanatismo se volvía irracional. No se valoraba el trabajo de los ?jefes? la organización construida o el carisma personal. Era la expresión clientelar, borreguna y acrítica lo que se expresaba. La inscripción de los candidatos a Consejeros distritales fue todo un espectáculo, francamente patético. Las filas que se hicieron para inscribir su nombre, solo eran comparables con las colas que se hacen cuando el PRI o el PRD reparten tortas y frutsis. Al final, quedaron como consejeros distritales puros desconocidos pero con clientela lista para lo que sigue.

5º.- En los casi tres años de vida de Morena están presentándose algunos hechos que tuercen su proyecto político. Hay un embudo por el cual difícilmente pasan los líderes de pueblo a menos que estos respondan a los intereses de los grupos de poder. Los hechos muestran que hay una falta de experiencia que se expresa en la novatez y los errores que se están cometiendo por los compañeros en los órganos de representación popular. El colmillo, la experiencia y la capacidad de maniobra de los políticos corruptos y entreguistas de los partidos sistémicos, está llevándose en sus ancas a muchas de nuestras propuestas. ¿En qué van a quedar los proyectos de Morena si sus iniciativas no son oídas ni vistas por el gobierno y las otras fuerzas políticas? ¿Están haciendo lo mismo que hacen los dirigentes de Morena que no oyen ni ven las críticas que hacemos muchos militantes sobre los errores e imposiciones que se hacen en nuestras filas?

6º.- Ahora la dirección de Morena nos sale con la tesis de que el PRI y el gobierno quieren controlar al partido como lo han hecho con las organizaciones satélites. ¿Son el PRI y el gobierno realmente los que nos quieren gobernar? ¡Concedo el beneficio de la duda! Pero de lo que si estoy seguro es que la unidad de acción con las resistencias populares de la que habla Morena, ha quedado en puras palabras. En cambio, en aras de buscar el apoyo electoral, lo que están haciendo los   dirigentes es un acarreo de personas y/o grupos corruptos, oportunistas y gandayas que le están restando crédito a nuestra organización. ¿Qué necesidad tenemos de que se estén proponiendo a PSNs que no responden a los intereses de la gente y en cambio, hagan que crezcan como la espuma las protestas de la base de Morena en varios Estados del país? ¿No serán estas prácticas las que realmente están controlando a Morena, desviando su proyecto y los dirigentes queriéndose curar en salud echándole a la base la responsabilidad de cuidar al partido?

7º.- Lo más grave, sin embargo, está en que los dirigentes de Morena se alejan cada vez más de sus bases. Desde que lo fundamos el 19-20 de noviembre del 2012 a la fecha, no le han dado tiempo a la militancia para organizarse ni para participar en las decisiones políticas. La ?inteleligencia? nos quiere gobernar. A los militantes los han traído de la seca a la meca cumpliendo tareas que sin su opinión se acuerdan e implementan desde arriba. Han impuesto unas normas estatutarias que en la práctica excluye a sus miembros de las discusiones, convirtiéndolos en mano de obra sin opinión, y convirtiendo a las élites ligadas a los jefes, a los grupos de poder y a los burócratas de siempre, en los decididores a ultranza. A partir de hoy, tres mil ?ilustrados? diez por cada uno de los trescientos distritos federales electorales, serán quienes en nuestro nombre decidirán lo que hay que hacer en los espacios distritales, Congresistas estatales, Consejeros estatales y Congresistas nacionales. ¿Y las bases? ¡Esas seguirán haciendo la talacha, serán la fuerza de tarea por sécula seculoro! Quisiera decir que Morena es un partido diferente, ligado realmente a la gente y además, democrático. Pero parece que ando mal, su democracia es simulada.

0
comentarios
Ver comentarios