Columnas

El equipo de Parkour México no tiene los recursos para viajar a Hiroshima, Japón. Piden apoyo.

¿Qué es el Parkour?

El arte del desplazamiento o Parkour, es un “deporte” de origen francés, recientemente considerado como la octava disciplina de la gimnasia mundial. En México comenzó su auge en el año 2000 y está arrebatándole los parques y espacios públicos a viciosos y pandilleros.

Practicado con gran éxito por hombres y mujeres, el Parkour, ha crecido a nivel internacional hasta romper las barreras y tabúes que intentó ponerle la sociedad, logrando que sus expositores en 2018 lo convirtieran en una de las disciplinas de la gimnasia; por lo que en todo el mundo comenzaron a formarse los comités técnicos de coordinación y desarrollo, México no se podía quedar atrás.

El país Azteca ha tenido a lo largo de la historia de esta exigente disciplina, a personalidades como: Danne Marmolejo, Kat o Moisés Ramos, actual Presidente del Comité Técnico Nacional de la Federación Mexicana de Gimnasia y Coordinador del Parkour México, ellos como muchos otros, han puesto en alto el nombre de nuestro país viniendo desde abajo, luchando por sobrevivir en lo personal como en lo referente a la disciplina que les apasiona, tanto que han luchado hasta el cansancio por seguir en la profesionalización nacional del Parkour.

En referencia al arte de trazar su recorrido, a quienes practican el Parkour, se les llama traceuse, si es mujer o traceur a los hombres, esto es de origen francés por eso, se deriva del verbo trazar, que es precisamente lo que hacen en los parques o en cualquier sitio urbano estos atletas que parecen sostenerse y caminar en el aire.

En la actualidad hay alrededor de 53 escuelas de Parkour en todo México, existen registrados poco menos de 400 atletas y unas 5 mil personas practican esta exigente disciplina al año, siendo la escuela del Perfect Jump, en Querétaro, una de las más populares, sin menospreciar que en otras 15 entidades federativas existe la enseñanza al Parkour que ya comenzó sus competiciones organizadas.

En febrero del 2020 se celebró el selectivo nacional, Parkour México. El primer lugar fue para Jonathan Hernández Ramos; luego clasificó segundo, Alan Oswaldo Cruz Suárez y tercero, Jorge Zubillaga Lugo. En la clasificación femenil: Ella María Bucio Dovali, fue la mejor del país; luego, Raquel Becker Domínguez; y en la tercera posición Kiara Guerrero Gutiérrez.

Todos ellos se ganaron el pase al mundial en Hiroshima, Japón; pero como toda actividad por culpa del COVID-19, se suspendió y reprogramó para el 2021; sin embargo, estos atletas como muchos otros que les corresponde poner en alto el nombre de México, no tienen los apoyos económicos de la Federación y andan pepenando, haciendo rifas, pidiendo prestado y hasta empeñando sus bienes para juntar los necesarios y viajar a Japón.

Para Gabriel Mendoza, entrenador del equipo mexicano y Moisés Ramos, ha sido bastante difícil recaudar el mínimo monto de 50 mil pesos por atleta, dinero que serviría para los gastos de avión, hospedaje, alimentación, transportación al interior del país extranjero, y el pago de 50 francos suizos por derecho de competición; más la licencia de cada uno de los deportistas. Cabe hacer mención que por tratarse de la contingencia, deben viajar con días de anterioridad.

¡Qué cosas!, es mejor desaparecer fondos económicos y estímulos a deportistas que impulsar alguna sociedad con la iniciativa privada para encontrar soluciones en beneficio de los atletas nacionales. 

Para más información en: [email protected]