23 de octubre de 2021 | 15:51
Opinión

    Cuñado de funcionario destituido en la CONADE sería su relevo

    Israel Benítez siempre fue el hombre de confianza de la titular de la Conade
    Ana Gabriela Guevara
    Compartir en

    Hace casi un mes la Secretaría de la Función Pública (SFP), de Irma Eréndida Sandoval, destituyó al subdirector de Calidad para el Deporte de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), Israel Benítez Morteo, tras incumplir obligaciones contempladas en la Ley General de Responsabilidades Administrativas. Concretamente por autorizar que siete prestadoras de servicios contratados a través de la partida denominada Capítulo 3000 vivieran y se alimentaran en las instalaciones que son exclusivas de los deportistas mexicanos y sus equipos multidisciplinarios.

    En otras palabras, el Área de Responsabilidades del Órgano Interno de Control en la Conade acreditó la indebida prestación de servicios de hospedaje, alimentación y uso de las instalaciones de Villas Tlalpan a personas que no eran atletas de alto rendimiento y tampoco formaban parte del Sistema Nacional de Cultura Física y Deporte (Sinade) ni del Registro Nacional de Cultura Física y Deporte (Renade).

    Israel Benítez siempre fue el hombre de confianza de la titular de la Conade, Ana Gabriela Guevara, y fue considerado el cerebro para la preparación final de los atletas en los pasados Juegos Panamericanos de Lima 2019.

    De acuerdo con versiones periodísticas y redes sociales, la titular de la Conade ya habría decidido sustituir al corrido por la la SFP, Israel Benítez Morteo, con el cuñado de este, Óscar Juan Roussel, quien se ha desempeñado como subdirector de Cultura Física de la Conade.

    Todo parece indicar que esta acción obedece a la necesidad del exfuncionario Benítez Morteo para que su cuñado “cuide sus espaldas”, tras su reciente destitución.

    Diferentes colegas nos hemos cuestionado el papel que jugará la Secretaría de Educación Pública (SEP) y los integrantes de la Junta de Gobierno, quienes tendrían la última palabra de validación ante tal hecho.

    Mientras, el cochinero que ha dejado la velocista se despejará en los próximos días o bien, se arrecierá una vez que Ana Guevara tome la decisión de irse formalmente de campaña -porque de hecho ya está que ni sus luces se ven en la dependencia que tiene a su cargo- a su natal Sonora, que tanto quiere gobernar y que, dicho sea de paso, por ahí anda recomendando a su amigo Juan Pedro Toledo para que esconda el cochinero que va a dejar la otrora medallista olímpica.

    Y en otros frentes ya andan candidateando también a Bernando Segura, morenista y exdirector del Instituto del Deporte del Distrito Federal de 2000 hasta el año 2003. Legislador y eterno suspirante a presidente municipal de su natal San Mateo Atenco, Estado de México.

    Habrá que ver en qué acaba esta historia, y por supuesto estaremos pendiente y daremos el desenlace.